AÑO DE ESTRENO IMPOSITIVO

DGI cobró a apps de transporte y sus choferes US$ 3,6: en 2017

Primer año que se regularizó el servicio; hay 3.600 conductores registrados.

Uber cuenta con más de 3.500 choferes, en Easy hay más de 3.000 entre los propios y los taxistas que usan la app. Foto: F. Ponzetto
Uber cuenta con más de 3.500 choferes, en Easy hay más de 3.000 entre los propios y los taxistas que usan la app. Foto: F. Ponzetto

El año pasado fue el primero que se regularizó el servicio que brindan las aplicaciones de transporte —como Uber, Cabify o Easy— y que debieron tributar por ello, al igual que los choferes que trabajan para estas empresas. Es así que en 2017 la Dirección General Impositiva (DGI) recaudó $ 104,7 millones por impuestos a dicha actividad, unos US$ 3,65 millones al dólar promedio del año.

La información a la que accedió El País no incluye los pagos por los servicios de diciembre, que deben abonarse en el presente mes. "El monto más importante de esa recaudación viene de las aplicaciones y un monto menor de lo cobrado a los choferes", explicó el director de Rentas, Joaquín Serra.

Dos decretos emitidos por el Poder Ejecutivo en febrero del año pasado establecieron el régimen de tributación de las aplicaciones de transporte, que ya operaban en el país desde noviembre de 2015 (al menos Uber, que fue la primera en salir al mercado) y comenzaron a pagar impuestos desde marzo.

Serra destacó en diálogo con El País que "Uruguay es uno de los primeros países que logra regularizar todo el tema tributario de esta modalidad de transporte". Las aplicaciones, en el entendido que son "entidades no residentes" que tienen una "actividad desarrollada parcialmente en territorio nacional", deben pagar el Impuesto a la Renta de No Residentes (IRNR) —que tiene una tasa del 12% sobre la renta obtenida, que se definió como el 50% de la retribución bruta—. Además, deben abonar IVA por la "totalidad de la retribución obtenida".

Mientras que los choferes están registrados como pequeña empresa (literal E) y "pagan IVA mínimo, incluso la mayoría paga la cuarta parte (a modo de beneficio) porque es el primer ejercicio de trabajo", señaló Serra. A esto debe sumarse el pago de los aportes al Banco de Previsión Social (BPS).

El director de Rentas informó que ante DGI hay registrados unos 3.600 conductores que trabajan para aplicaciones de transporte.

Dentro de la innovadora propuesta tributaria definida para este rubro, la empresa retiene los impuestos que le corresponde pagar a los choferes "y empieza a correr un plazo donde la persona debe demostrar que abonó (a la DGI) y ahí la aplicación le libera la retención", detalló Serra. Agregó que en caso que no acredite ese pago la empresa "vuelca el dinero a la DGI" y subrayó que se trata de "un procedimiento que garantiza que el impuesto a los choferes se cobre".

Aplicaciones.

Uber fue la primera aplicación de transporte en instalarse en Uruguay, la que realiza más viajes —de acuerdo al canon por kilometro recorrido que pagan las empresas a la Intendencia de Montevideo— y la que tiene más choferes operando, unos 3.500 según dio cuenta El País en agosto.

El año pasado también tuvieron actividad en Uruguay las aplicaciones Cabify y Easy, aunque en octubre la primera dejó de operar y se fusionó con la segunda, dentro de una alianza entre las empresas a nivel internacional (ver aparte). Según informaron desde Easy, la firma cuenta "con más de 3.000 conductores activos" entre Easy Go (conductores propios de la empresa) y Easy Taxi (que conecta clientes con taxistas).

El country manager de Easy Uruguay, Felipe Vargas Arias, expresó a El País que el régimen de tributación definido para las aplicaciones de transporte "está diseñado de una manera acorde a las actividades que desarrollan los conductores". Destacó "la comunicación abierta" que han tenido con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y la DGI para "lograr que todos nuestros choferes realizaran el trámite de formalización de manera ágil y dinámica".

Además, el ejecutivo de Easy Uruguay informó que la empresa implementó "en forma interna una serie de controles para que los conductores que manejan la aplicación mantengan en regla sus aportes a la DGI" y al momento de nuevas afiliaciones de choferes les exigen que tengan ya abierta una empresa unipersonal para salir a operar.

Ante la consulta de El País, desde Uber se limitaron a aclarar que son "una empresa legalmente constituida que paga todos los impuestos correspondientes" y sobre los choferes indicaron que "son responsables de realizar las declaraciones correspondientes a sus ingresos y sus aportes individuales de seguridad social al BPS".

Choferes.

El vocero de la Asociación de Conductores Uruguayos de Aplicaciones (ACUA), Esteban Queimada, dijo a El País que "la mayoría de los costos de la regulación (de la actividad) la asume el trabajador". Se quejó por la imposibilidad de tener dependientes, lo que atribuyó "al afán recaudatorio del gobierno, porque no es lo mismo (los costos de) una empresa con cuatro dependientes que de cinco empresas".

Sostuvo que con el panorama actual los choferes no tienen "como amortizar" la inversión realizada "por la poca ganancia que deja" el servicio. Por esto reclaman que Uber suba las tarifas, lo que no realizó "a pesar del aumento de la nafta", ni tampoco la Intendencia de Montevideo "que tiene la potestad para meter mano" en ese aspecto. Otro pedido de ACUA es recibir alguna subvención del Estado, como la tiene el taxi con el precio del combustible y la compra de vehículos, concluyó Queimada.

Easy y Cabify logran US$ 160:

El holding Maxi Mobility Inc. del que forman parte Easy y Cabify logró US$ 160 millones en una ronda de financiación esta semana, dinero que utilizará para expandirse en los mercados de Iberoamérica en los que ya opera. En un comunicado de prensa, el holding destacó que desde que Easy se sumó al grupo en abril de 2017 su demanda aumentó más del 60%, mientras que Cabify culminó el año pasado con "un crecimiento global de más de 500% en sus ingresos brutos y solicitudes de viajes, y casi triplicó su base instalada". Aparte de para expandir el negocio, la financiación también se utilizará para nuevos desarrollos tecnológicos "incluyendo soluciones innovadoras de movilidad, así como servicios para el cliente y los socios conductores".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)