LA EVASIÓN EN LA MIRA

DGI hará casi 100 clausuras con operativo tarjeta y verano

Algunas son en el rubro gastronómico y otras de controles de temporada.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los últimos días las DGI realizó clausuras en 15 locales gastronómicos. Foto: DGI

La Dirección General Impositiva (DGI) clausuró 15 locales gastronómicos en las últimas semanas y prepara su tradicional operativo verano en el que además realizará 80 clausuras surgidas de fiscalizaciones en temporadas anteriores.

En dos operativos, "tarjeta" (por el indicio que llevó a detectar la evasión) y "verano" (por la fiscalización en temporada) la DGI realizará casi 100 clausuras.

Los 15 locales gastronómicos clausurados surgen de un operativo georeferenciado que la DGI hizo en Pocitos sobre 192 comercios que presentaban indicadores de riesgo de evasión. "Uno de los elementos claves (para medir el riesgo) fue que no aceptan medios de pago electrónicos", dijo a El País una fuente del organismo. La no aceptación de tarjeta para pagar es un indicio, pero no por sí mismo es un factor de evasión de impuestos.

De hecho en los 15 casos, el organismo constató no facturación de las ventas e irregularidades en la documentación presentada. Una de las irregularidades encontradas en comercios del rubro gastronómico de Pocitos fue que documentaban los servicios brindados a clientes en comandas (vales internos) y no mediante facturas oficiales.

Según la normativa vigente, el fisco tiene la potestad de clausurar establecimientos comerciales cuando constate omisiones en la facturación, subfacturación o una transgresión al régimen de documentación, siempre que dichas irregularidades puedan hacer presumir la existencia de una defraudación tributaria. Esto último explica la diferencia entre los procedimientos que terminan con un cierre del local comercial y otros donde únicamente se reliquidan los impuestos adeudados.

La DGI siempre espera que la clausura sea autorizada por el Poder Judicial (si bien tiene la potestad de hacerla antes). Por otro lado, el jueves la DGI realizó 30 clausuras correspondientes a actuaciones de la temporada turística pasada.

"De los operativos del año pasado, se pidieron a la Justicia aproximadamente 80 clausuras, estamos haciendo 30 en rubros muy variados, en los departamentos de Colonia, Canelones, Maldonado y Rocha, otras serán en enero y febrero", afirmó la fuente del organismo.

Las irregularidades constatadas pasaban por no facturación, subfacturación o no pago de garantías en el caso de los "comercios golondrinas".

"Golondrinas".

En los próximos días más de 100 inspectores del organismo desembarcarán en la costa para llevar adelante los controles de temporada y pedir a los comercios "golondrina" (así se llaman en la jerga de Impositiva porque facturan y "vuelan") una garantía previa para hacerse del cobro de impuestos.

"El criterio que se cambió el año pasado fue que establecimientos que si bien funcionan en verano, pero tienen infraestructura instalada y sabemos que siempre están ahí, por ejemplo un restaurante que cierra en invierno, y tuvieron comportamiento razonable en últimos dos años, no le exigimos garantía previa", explicó el informante. Eso "a diferencia de comercios golondrina que no sabes si vuelven", agregó.

"No quiere decir que no puedan ser inspeccionados como cualquiera, le evitamos la molestia de tener que establecer la garantía", señaló.

Este cambio de criterio —se hizo así por primera vez el año pasado— "fue a sugerencia del sector privado de los gastronómicos e inmobiliarias, de los mismos agentes turísticos que operan, nos decían porqué me exigís una garantía previa si sabes que estoy acá, no abro en invierno porque no me sirve. Además, tenemos la historia del contribuyente que está perfecto, no hay riesgo fiscal y decidimos adaptar ese criterio que funcionó excelente", recordó la fuente de DGI.

El operativo verano realizado por el fisco la temporada pasada incluyó un grupo de 130 inspectores que se desplegaron en zonas turísticas de Colonia, Canelones, Maldonado y Rocha. En total se realizaron unas 5.000 inspecciones a 4.000 empresas durante la primera quincena de enero, aumentando el número de fiscalizaciones respecto al verano anterior, informó en su momento la DGI.

A principio de este año se había procedido a la clausura de 20 comercios ubicados en balnearios costeros que arrastraban irregularidades de inspecciones hechas en el verano de 2015.

Herramientas.

Cada mañana, economistas, informáticos, contadores y abogados de la DGI analizan información que proviene de empresas con facturación electrónica que llega en tiempo real a la administración tributaria.

Esos documentos se cruzan a su vez con bases de datos de terceros (como colegios y clubes deportivos) y organismos públicos (el consumo de electricidad es un indicador de actividad) y también con el monitoreo de Google, redes sociales y páginas de Internet (para detectar ofertas de productos y servicios informales).

La evasión del IVA cerró en 2014 en el 10,5% de la recaudación potencial. Con una evasión de ese nivel, la DGI tiene que ser cada vez más analítica y contar con mayor cantidad de datos para detectar a los que incumplen con el pago de impuestos. "En el 85% de los controles que estamos haciendo, estamos reliquidando impuestos. Eso significa que estamos logrando focalizar adecuadamente en el caso de los incumplidores", había dicho el director de Rentas, Joaquín Serra a El País en octubre del año pasado.

Recaudación crece 1,4%.

La recaudación neta (tras la devolución de impuestos) de la Dirección General Impositiva (DGI) creció 1,4% en términos reales (descontada la inflación) en el período enero-octubre frente a igual lapso del año pasado. Los ingresos netos de la DGI sumaron $ 230.447 millones (unos US$ 8.000 millones). Los ingresos brutos de DGI crecieron 1,3% en 10 meses, mientras que las devoluciones de impuestos bajaron 0,4% en ese período, en ambos casos en términos reales. En los primeros 10 meses del año, la recaudación por el IVA —el impuesto que genera casi 50% de los ingresos— cae 2,9% en términos reales. Eso se explica principalmente por la baja en los ingresos por IVA a las importaciones (-11,9%) ya que ese tributo recaudado a nivel interno crece 2,9% en el mismo lapso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)