CAMPAÑA DE DGI

La DGI recibió más de 50.000 declaraciones juradas de IRPF e IASS en una semana

Declaraciones juradas por IRPF y por el IASS.

Dirección General Impositiva. Foto: Archivo El País
Dirección General Impositiva. Foto: Archivo El País

El 17 de junio comenzó la campaña de la Dirección General Impositiva (DGI) para presentar las declaraciones juradas del Impuesto a la Rentas de las Personas Físicas (IRPF) y también del Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social (IASS) correspondientes a 2018.

El organismo informó ayer que “a una semana de comenzada la campaña, la DGI ha recibido un total de 47.546 declaraciones juradas del IRPF, de las cuales 45.413 han sido enviadas vía web y el resto fueron presentadas en redes de cobranza”.

Para el envío vía web, la DGI dispuso formularios en línea con la información cargada de la actividad del trabajador durante el año 2018. El contribuyente puede confirmarla o modificarla agregando deducciones, créditos por alquiler, corrigiendo ingresos o retenciones de manera sencilla y rápida.

Sólo se requiere una clave que (si ya no la tiene) se solicita en las redes de cobranza RedPagos o Abitab presentando la cédula de identidad. En la DGI explicaron a El País que la clave que proporcionan al contribuyente en esos locales para realizar el trámite, es reemplazada (si es que la tiene) por la identificación de ID-Uruguay. Esto último es un proyecto gubernamental que está comenzando para avanzar a un registro único de los ciudadanos, y ya fueron registrados por ejemplo quienes debieron hacer el trámite para el certificado de vacunación contra la fiebre amarilla.

A su vez, “3.200 contribuyentes del IASS han presentado sus declaraciones juradas, de las cuales 2.800 han utilizado la declaración jurada borrador disponible en la página web de DGI”, señaló el organismo.

La diferencia con la información cargada en el caso del IRPF es que estos datos no se pueden modificar, aunque sí se puede agregar el crédito por alquiler.

El organismo recordó que “ambas declaraciones juradas, pueden ser presentadas vía web en cualquier momento”.

Todos los trabajadores dependientes que hayan tenido más de un empleo y sus ingresos anuales superaron los $ 604.050 nominales y los jubilados que percibieron más de una pasividad y hayan ingresado más de $ $ 604.050 nominales en todo 2018, están obligados a presentar las declaraciones juradas de IRPF e IASS respectivamente.

A su vez, aquellos trabajadores que tuvieron un único empleador durante todo el año, pero en el mes de diciembre no tuvieron ingresos, deben presentar el documento. Lo mismo los trabajadores independientes, profesionales y no profesionales, que hayan prestado servicios personales fuera de la relación de dependencia durante el año 2018 y no hayan tributado Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)