En los 117 años de la gremial, su titular planteó problemas

Día de festejo con gris panorama en industria

Era un día de festejo por el 117° aniversario de la Cámara de Industrias (CIU) y la inauguración del sitio de disposición final de residuos sólidos. Sin embargo, el presidente de la CIU, Washington Corallo, centralizó ayer su discurso en la descripción de un sombrío panorama en el sector.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Presidente y extitulares de la Cámara de Industrias.

Caída de actividad y del empleo, pérdida de competitividad, baja de exportaciones y de ventas locales y costos altos fueron los principales problemas enumerados.

En contrapartida, los industriales reclamaron un tipo de cambio más alto, alivio fiscal para las empresas, mayor inserción internacional del país y mesura y sensatez por parte de los sindicatos en las negociaciones en los Consejos de Salarios.

En un estrado al costado de una mesa donde se ubicaron el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, la ministra de Vivienda, Eneida De León y el subsecretario de Industria, Guillermo Moncecchi, el titular de la CIU lanzó un par de números para graficar la situación: en el año el 66% de las ramas industriales tuvieron una caída de su producción y el 80% verificaron una baja de su personal ocupado. Además, previó que la producción (sin tomar en cuenta a Montes del Plata) caerá entre 3% y 4% este año. Ese descenso se fundamentó en un menor nivel de exportaciones y de ventas internas.

A su vez, estimó que el empleo mostrará una baja de 6% respecto al año anterior. Corallo comparó el personal ocupado en 2011 con este año e indicó que el descenso se ubicará entre 13% y 14%, lo que significa más de 20.000 puestos de trabajo. Igualmente y ante ese panorama difícil, sostuvo que los empresarios buscaron optimizar sus costos, diversificar mercados y también continuaron con inversiones. "Nadie puede decir que nosotros especulamos", afirmó Corallo.

En otra parte de su discurso, indicó que no es posible competir con costos elevados. "No queremos ser el país más barato, pero tampoco el más caro. Es por eso que pensamos que en estos momentos deben ser contemplados nuestros planteos, generando medidas temporales para minimizar impactos en la producción y el empleo", dijo el presidente de la gremial.

Señaló que el escenario es el adecuado para que el gobierno aplique medidas anticíclicas, activando mecanismos de alivio fiscal para las empresas.

Expresó que "hay espacio para permitir un mayor deslizamiento del tipo de cambio. Somos conscientes que no es la única forma para mejorar la competitividad, pero sí es la que brinda una certeza rápida para ajustar sus parámetros".

Dentro del alivio pedido se señaló una rebaja —temporal— de los aportes patronales.

En otro orden, Corallo señaló que es necesario replantear el modelo de inserción internacional del país donde deberá tomarse en cuenta el estancamiento del Mercosur.

Sobre las relaciones laborales y salariales sostuvo que "en momento como el actual es imprescindible mantener un escenario ideal para los Consejos de Salarios. Mesura, sensatez, cordura en las plataformas reivindicativas (de los sindicatos) son el primer paso hacia una negociación exitosos que debe concentrarse en lo salarial; donde el sector necesita que los negociadores del Ministerio de Trabajo mantengan ese rol de facilitadores con imprescindible grado de imparcialidad a la hora de intervenir en las negociaciones".

Inversión superioraUS$ 18: para residuos.

La CIU festejó su 117° aniversario inaugurando en la víspera el sitio de disposición final de residuos sólidos industriales. El corte de cinta fue realizado por el actual presidente de la gremial y expresidentes de la CIU.

La empresa Saceem —responsable de la construcción del proyecto— explicó que, en líneas generales, el sitio consta de una cava de sólidos, de lodos, planta de tratamiento de efluentes, unidad de lavado de grasas, galpón de almacenamiento transitorio de residuos, explanada de volquetas, laguna para acopio y control de aguas pluviales y pozos de monitoreo de agua subterránea, entre otros elementos.

La inversión fue superior a US$ 18 millones. Fueron necesarias 280.000 horas hombre en un plazo de ejecución de 18 meses. Las áreas de galpones y locales llegan a los 1.800 metros cuadrados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)