Tras polémica

¿Qué dice el BROU acerca del nuevo sistema?

Hubo críticas por su funcionamiento y hasta por su adjudicación hace cuatro años a la empresa De Larrobla.

Cajeros: para hacer depósitos y transferencias aún funcionan con el viejo número de cuenta. Foto: archivo El País
Cajeros: para hacer depósitos y transferencias aún funcionan con el viejo número de cuenta. Foto: archivo El País

El cambio de sistema informático en el Banco República (BROU) está en medio de una polémica desde que comenzó el pasado 16 de julio. Tras críticas del ala radical del sindicato bancario AEBU (porque argumentaron que hubo una infinidad de errores no previstos), denuncias de una compra "a dedo" y hasta de vínculos de Javier Vázquez —hijo del presidente de la República— con la empresa De Larrobla (proveedora del software), el presidente del BROU, Jorge Polgar salió al cruce.

"Le toca al BROU un rol ingrato de salir a desmentir cosas que son fácilmente verificables", dijo Polgar a El País. "Si tenés que salir a desmentir que fue a dedo, al hijo del presidente de la República, que son US$ 400 millones y que es un software que no sirve para nada y está obsoleto, arrancaste muy de atrás", afirmó.

Respecto al proceso de contratación, Polgar dijo que "la herramienta es un software de calidad comprobada: Bantotal se usa en la industria (bancaria) en Uruguay y fuera del Uruguay. No fue ni a dedo, ni (costó) US$ 400 millones. Esto no es mi palabra contra la de otro, está todo en el Tribunal de Cuentas de la República (TCR).

El 29 de enero de 2014, el TCR se expidió sobre el gasto del BROU para la "provisión, soporte e implantación de un Sistema Core Bancario" y lo hizo sin formular observaciones.

Si bien lo hizo mediante compra directa (porque según el TCR las "características de su objeto están directamente relacionadas con la seguridad económica inherente a la actividad financiera"), hubo un llamado a precios y se presentaron tres ofertas para el software y dos para la implantación. El banco eligió a De Larrobla e IBM respectivamente.

Entre licencias de uso, mantenimiento anual y evolutivo, implantación e imprevistos, el BROU destinó US$ 110 millones.

Esto fue "votado por unanimidad del directorio (del BROU) de la época que incluía directores de la oposición", recordó Polgar.

"Descartado este capítulo, estamos en la etapa de estabilización del sistema, arreglando problemas esperados y algunos no esperados, pero que no son de carácter masivo", aseguró.

Es que la integrante del sector banca oficial de AEBU, Lorena Lavecchia había dicho a El País el pasado 18 de julio que "no podemos atender bien a los clientes. No se previó nada y estamos funcionando a ensayo y error".

El cambio de sistema "era impostergable", señaló el presidente del BROU (ver aparte).

"En su tipo, es el proyecto más grande y complejo en la historia del Uruguay, en sistemas", agregó.

Respecto a las críticas sobre las fallas y errores, Polgar dijo que "se migraron casi 100 millones de datos al nuevo sistema sin ningún problema de migración y el banco siguió funcionando".

"Es como cuando se dice cambiar la rueda con el auto andando. Acá es cambiar el motor con el auto andando y el motor que sacás tiene que seguir funcionando un poco más todavía", ejemplificó.

"La primera preocupación es que no se tengan problemas en los servicios masivos: cajas, cajeros, la web, los POS. El primer problema del lunes 16 de julio, es que con la expectativa previa tuvimos un pico de gente conectada a e-BROU para consultar su saldo. Eso hizo que estuviera más lento, pero no se cayó. El sistema operó con una sobrecarga de 16 veces la habitual", aseguró.

Señaló que en los primeros días hubo "mayores demoras en los cierres de caja, eso fue una mala sorpresa y por precaución durante tres días se abrió más tarde. Después de eso el banco no tuvo problemas masivos de atención. Es una muy buena noticia y lo pone en la etapa de estabilización".

"Del punto de vista técnico, la operación fue un éxito, lo cual no quiere decir que no haya habido problemas en algunos clientes", añadió.

Una particularidad es que cambiaron los números de cuenta en el banco, pero los cajeros y corresponsales (RedPagos y Abitab) utilizan el número anterior. Eso es por "contingencias" que pudieran surgir, no quedar sin operativa, explicó Polgar. Pero, aclaró que en un par de meses, se utilizará en todos los casos el nuevo número.

Llegó un momento en que había que cambiar

"El sistema (anterior) que tenía el banco se instaló en 1996. En el correr de esos años tuvo un mantenimiento evolutivo" pero llega un momento que ese soporte tiene obsolescencia y hay que cambiarlo", dijo el presidente del Banco República, Jorge Polgar. "En la banca tecnológica que tenemos hoy, (el sistema) tiene un rol más importante y crítico que los bancos que se imaginaban hace 20 años cuando se puso esta herramienta", argumentó Polgar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)