PERSPECTIVAS ECONÓMICAS MUNDIALES

¿Qué dice el Fondo Monetario Internacional sobre la economía uruguaya?

El organismo mejoró sus perspectivas para América Latina y el Caribe al pronosticar un desplome de la economía de la región del 8,1% este año por el coronavirus.

Las reuniones anuales del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial son en formato virtual por el COVID-19. Foto: AFP
Las reuniones anuales del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial son en formato virtual por el COVID-19. Foto: AFP

Las proyecciones para la economía mundial son “de alguna manera menos sombrías” que meses atrás, ya que los países ricos y China repuntaron más rápidamente de lo esperado tras los confinamientos por el coronavirus, señaló ayer el Fondo Monetario Internacional (FMI) aunque advirtió que el panorama está empeorando para muchos mercados emergentes.

El organismo divulgó ayer su informe Perspectivas Económicas Mundiales, en el que incluye nuevas estimaciones sobre la economía uruguaya.

Las previsiones del FMI para la economía mundial en 2020 apuntan a una contracción del 4,4%, una mejoría respecto a la expectativa de una baja de 5,2% pronosticada en junio, cuando los cierres de las empresas estaban en su peor momento.

Aún así, se trata de la peor crisis económica al menos desde la Gran Depresión, dijo el Fondo en el marco de sus reuniones anuales que, a causa del COVID-19, se realizan de forma virtual.

El Producto Interno Bruto (PIB) mundial se recuperará en 2021, al crecer 5,2%, pero la recuperación será ligeramente más débil de lo previsto en junio, en parte por las extremas dificultades para muchas economías emergentes y la lenta reapertura de los segmentos de producción porque el virus se sigue propagando.

Las estimaciones reflejaron una revisión de la influencia de tipos de cambio en la capacidad de compra de las naciones, con un pequeño incremento de la posición de las economías avanzadas en la producción mundial.

La economista jefa del FMI, Gita Gopinath, dijo que unos US$ 12 billones en apoyo fiscal y alivio monetario sin precedentes de gobiernos y bancos centrales ayudaron a limitar los daños, pero que el empleo sigue estando muy por debajo de los niveles prepandémicos, y los trabajadores jóvenes y de menores rentas han sido los más perjudicados.

“Los pobres se están haciendo más pobres y se espera que cerca de 90 millones de personas caigan en situación de extrema pobreza este año”, dijo Gopinath, en una publicación en el blog del organismo.

“El ascenso desde la calamidad posiblemente será largo, dispar y sumamente incierto. Es esencial que el respaldo fiscal y monetario no se retire prematuramente”, sostuvo.

El FMI pronosticó que Estados Unidos sufrirá una contracción del 4,3% del PIB durante el 2020, considerablemente menor que la caída de 8% pronosticada en junio. Pero el repunte del 2021 será inferior, de un 3,1% en el crecimiento, ya que no se esperan estímulos fiscales adicionales importantes al menos hasta marzo.

La economía de la zona euro retrocederá un 8,3% este año, una mejoría desde la pavorosa contracción del 10,2% estimada en el informe de junio, pero de todas maneras con una enorme divergencia entre los países del grupo.

Banderas de la Unión Europea en Bruselas.Foto: Reuters
Foto: Reuters

China, entre las primeras en reabrir su economía y que ha presentado un fuerte repunte tras la pandemia, será el único país cuyo PIB crecerá en 2020: 1,9%, según el FMI, casi el doble de lo esperado en junio. El próximo año, la potencia de Asia alcanzará una expansión del 8,2%, la mayor tasa en casi una década.

Pero los mercados emergentes excluyendo a China tendrán una debacle del 5,7% en sus economías, peor al 5% anticipado hace unos meses por el Fondo.

El FMI dijo que el virus ha continuado expandiéndose entre grandes países como India e Indonesia y que sus economías eran mucho más dependientes de sectores gravemente golpeados como el turismo y la minería. Las remesas y otros recursos de financiamiento también disminuyeron notoriamente, señaló.

La región y Uruguay.

El organismo mejoró sus perspectivas para América Latina y el Caribe al pronosticar un desplome de la economía de la región del 8,1% este año por el impacto del coronavirus, frente a la caída de 9,4% que preveía en junio.

De todas maneras, América Latina y el Caribe será la región más golpeada del mundo por los efectos económicos de la crisis sanitaria, dado que muchos países estarán “severamente afectados al enfrentar profundas recesiones”, enfatizó el FMI.

Para 2021, el organismo empeoró ligeramente sus previsiones al situar el crecimiento en la región en 3,6%, frente al 3,7% que pronosticó en junio.

En el caso de Uruguay, el FMI prevé una caída mayor del PIB este año. En abril (en junio la actualización del organismo no alcanzó a Uruguay) estimaba una caída de 3% y ahora prevé que alcance a 4,5%. Esa estimación es superior a la del gobierno que proyecta una caída del 3,5%.

Sede del Banco República (BROU). Foto: Marcelo Bonjour
Banco República. Foto: Marcelo Bonjour

De todas maneras, la uruguaya sería una de las economías que menos impacto tendría en la región por detrás de Guatemala (-2%), Paraguay (-4%) y Haití (-4%).

Para 2021, el organismo proyecta que la economía uruguaya crecerá 4,3%, la misma estimación que tiene el gobierno. Para 2022 el FMI prevé que el crecimiento del PIB sea de 2,4%, similar al 2,5% que proyecta el gobierno.

Respecto a la inflación, el Fondo prevé que cierre este año en 9,5% y que a fin de 2021 se desacelere a 7,5%, por encima de la meta oficial de entre 3% y 7%. El gobierno proyecta que la suba de precios sea de 9,5% a fin de este año, pero prevé una reducción mayor a 6,9% a fin del año próximo.

Sistema financiero

La respuesta sin precedentes de los bancos centrales a la crisis de salud ha contenido los riesgos para el sistema financiero, pero una recesión prolongada o pasos en falso podrían desencadenar crecientes vulnerabilidades en todo el mundo, advirtió ayer el FMI en su Reporte Global de Estabilidad Financiera. El FMI dijo que algunos sistemas bancarios podrían experimentar escasez de capital si la recesión económica se mantiene, mientras que la creciente carga de deuda en los sectores público y privado podría plantear desafíos futuros a los mercados financieros. “Muchos países han entrado en la crisis con elevadas vulnerabilidades preexistentes en algunos sectores, y las vulnerabilidades están aumentando”, agregó el organismo.

Con información de EFE y Reuters

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados