Diferencias entre los de acá y de allá

¿Qué diferencias hay en la estructura de ingresos de los clubes top de Europa y los grandes uruguayos?

Distintos estudios analizaron de dónde provienen los ingresos de los equipos de fútbol; los rubros comerciales cada vez cobran más preponderancia.

Foto: Gerardo Pérez
Foto: Gerardo Pérez

El juego se ha convertido en espectáculo, con pocos protagonistas y muchos espectadores, fútbol para mirar, y el espectáculo se ha convertido en uno de los negocios más lucrativos del mundo". La frase de Eduardo Galeano puede resumir el pensamiento crítico de muchos fanáticos del deporte más popular del mundo, pero presenta una realidad innegable: cada vez más, en el fútbol domina lo económico.

Eso provoca un aumento de la distancia entre los clubes sudamericanos —más aún los uruguayos— y los europeos, que manejan un caudal de dinero inimaginable por estos lares. En base a tres estudios distintos, El País comparó la estructura de ingresos de los equipos locales con las instituciones más importantes del viejo continente.

Mientras en Uruguay más de un tercio del dinero que entra a los clubes es por la televisión y solo un 7% por acuerdos de patrocinio y venta de merchandising, en los equipos de elite europeos se mantiene el guarismo en el primer ítem pero los contratos comerciales explican la mitad de los ingresos.

El trabajo "El significado del fútbol en la sociedad uruguaya", presentado hace unos meses y realizado por la Facultad de Psicología y la de Ciencias Sociales de la Universidad de la República (UdelaR), dice que el fútbol local "es sostenido económicamente por los ingresos generados por la venta de derechos de televisación y los ingresos por transferencias de jugadores".

En efecto, la investigación reveló que los clubes profesionales de Uruguay obtuvieron en 2016 unos US$ 50 millones de ingresos, tomando los balances de Nacional y Peñarol y lo que el resto de los clubes cobran por concepto de derechos de televisación.

Los autores analizan que al ser "un mercado pequeño, los ingresos por entradas y cuotas sociales son prácticamente inexistente a excepción de los cuadros grandes", quienes sí embolsan dinero por dicho rubro, aunque pese al volumen de hinchas que tienen generan "ingresos por entradas vendidas que no son cuantiosos".

Es así, que el 36% de los ingresos generados por el fútbol uruguayo surgen del contrato de televisación con Tenfield —un informe de Mediapro del 2017 reflejó que a la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) ingresan al año US$ 11,8 millones por la explotación de esos derechos— y el dinero que paga la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) por ese aspecto —está incluido en los premios que cobran los equipos participantes; combinando ambos informes puede estimarse en US$ 2 millones—.

El 25% del monto que entra a las instituciones es por ventas de futbolistas, mismo guarismo por concepto de cuotas sociales, al tiempo que el 7% es por patrocino y merchandising.

"La diferencia de recursos económicos entre las ligas europeas y las sudamericanas parecería ser que es cada vez más profunda. En la década del 60 muchos cuadros sudamericanos manejaban un presupuesto similar a los europeos, cosa que en la actualidad es difícil de creer. Real Madrid y Barcelona, manejan recursos por más de US$ 700 millones al año; Nacional y Peñarol cuentan con presupuestos inferiores a US$ 20 millones", repasó el trabajo hecho por ambas facultades.

También ahonda en la comparación del fútbol local con la región: "Boca y River cuentan con presupuestos de US$ 40 millones. En Brasil, los principales equipos manejan el doble, que es cuatro veces más que los cuadros grandes" locales.

Europa.

El informe "Un panorama comercial cambiante en el fútbol europeo" de la calificadora canadiense DBRS sostiene que "los ingresos comerciales son parte importante cuando se evalúa la solvencia de un club de fútbol", ya que son "el principal indicador de la fortaleza de la marca" del equipo y mejoran la diversificación de recursos económicos.

"Es la segunda fuente de ingreso de los 20 clubes más ricos de Europa, pero su importancia para los superclubes" —los cuatro de más presupuesto: Manchester United, Real Madrid, Barcelona y Bayern Munich— es mayor, según el análisis de la calificadora.

"Asegurar acuerdos de patrocinio a largo plazo con contrapartes sólidas es cada vez más importante para los clubes de fútbol. A diferencia de las ofertas de televisación, que se negocian colectivamente, los clubes negocian sus acuerdos comerciales por sí mismos pudiendo explotar su popularidad local y/o global", resaltó DBRS.

Incluso en Europa hay diferencias entre los clubes top y el resto: "los 12 con más ingresos comerciales vieron duplicadas su facturación (en este rubro) en los últimos seis años, representando el patrocinio el 55% de sus ingresos desde 2010. Los otros 88 clubes entre los top 100, tuvieron aumentos mucho más bajos, menores al 25%".

DBRS vincula a varias de las transferencias más importantes del fútbol con temas comerciales. El brasileño Neymar pasó en 2017 del Barcelona al PSG por 222 millones de euros, y el club francés incrementó 30% sus seguidores en redes sociales (en especial en Asia), subió 78% las ventas de merchandising y logró lucrativos acuerdos de patrocinio con Unibet (apuestas online) y Renault.

Un caso similar es el reciente traspaso de Cristiano Ronaldo desde Real Madrid a Juventus por 112 millones de euros. "Si Ronaldo fuera un club, sus ingresos serían más que el de muchos de los clubes que van a jugar la Serie A", subrayó el informe y añadió que pese a ser el club más ganador, lo que recauda de fuentes comerciales la Juventus es menor que rivales como el Inter y la Roma, algo que aspira a revertir con la llegada del portugués.

Otro trabajo que presentó conclusiones en el mismo sentido es "Tendencias de asociación y oportunidades en el fútbol profesional" de la consultora especializada en estudios de mercado Euromonitor.

"El costo de funcionamiento de los clubes ha aumentado considerablemente en los últimos años, lo que requiere una revisión de la generación de ingresos y la necesidad de atraer nuevos socios comerciales, más valiosos y variados para lograr el éxito a largo plazo", indicó la consultora internacional.

Entre las "oportunidades de crecimiento de valor" se mencionan acuerdos con marcas de estética masculina, bebidas energizantes, alimentos saludables o emprendimientos de economía disruptiva (como Uber), así como apostar a la conquista del mercado asiático.

¿Cuánto y en qué gastan los equipos grandes?
Clásico del fútbol uruguayo. Foto: archivo El País

El estudio de la UdelaR detalló que el principal gasto de Nacional y Peñarol es "el pago de los salarios a los jugadores y cuerpo técnico", siendo la remuneración promedio "de un jugador de un club grande aproximadamente US$ 10.000 mensuales e inclusive el de un jugador estrella puede alcanzar más de US$ 50.000".

En el caso de los tricolores, emplean unas 200 personas en tareas relativas al fútbol y del total de egresos de US$ 18,1 millones que registró en 2016, un 80% correspondió a costos deportivos (70% para Primera División y 10% para juveniles) y el 20% restante a actividades de soporte como las administrativas, legales, de mantenimiento, finanzas y otros deportes.

Mientras que los egresos del equipo carbonero ascendieron a US$ 17,3 millones en 2016, siendo el 72% producto de gastos relacionados al plantel de Primera División (sueldos y otros costos de funcionamiento), el 13% por tareas de administración y ventas, el 10% destinado al mantenimiento de la infraestructura y el 5% a las divisiones juveniles.

Por otra parte, la investigación de las facultades reveló que contando las inferiores, el fútbol sala y el femenino se llega a 11.500 personas que cumplen labores en actividades relacionadas al fútbol (jugadores, árbitros, entrenadores, personal de los clubes, periodistas y contratistas), esto es un 0,7% del total de ocupados en 2016.

Tendencias comerciales

El nombre del estadio como activo

"Los clubes están empezando a vender los derechos del nombre de sus estadios a las empresas, algo que ya se considera una corriente consolidada en América del Norte (no solo en el fútbol sino también en ligas de otros deportes como la NBA o NFL)", analizó la calificadora DBRS. En su informe, señaló que es "una forma potencial de los clubes de diversificar aún más los ingresos" y "asegurar otra fuente de dinero estable". Argentinos Juniors fue el primer equipo del vecino país en firmar un contrato de este tipo en agosto.

El curioso caso de un club inglés

El club más rico del mundo hace 10 años que no gana la Champions League y cinco que no consigue un título de liga local. Es el Manchester United, que aumenta cada año el valor de su marca pese a los resultados deportivos. Esto se debe al "apoyo de cientos de millones de fans" que hacen crecer sus ingresos comerciales "compensando el bajo rendimiento en el campo", señaló DBRS. Casi la mitad de sus ingresos provienen de rubros comerciales, como el acuerdo con Adidas por 10 años a cambio de cerca de US$ 1.000 millones.

Evolución en marcas de auspicio

"En los años 90, las marcas multinacionales pagaban por tener sus logos en las camisetas de superclubes mientras que los equipos menos conocidos eran patrocinados por concesionarias de autos locales o firmas de neumáticos. Sin embargo, el fútbol creció en popularidad mundial y las corporaciones internacionales tomaron nota. Ahora participar en una de las principales ligas es suficiente para atraer la atención de un patrocinador multinacional como líneas aéreas, tiendas de lujo y compañías de videojuegos", analizó DBRS.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)