El fallo del tribunal

¿Que dijo el TCA sobre la sanción a Disco por competencia?

En 2014 la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia sancionó al supermercado tras una investigación de casi cuatro años. Disco recurrió la resolución ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo y este acaba de resolver.

Fachada del TCA. Foto: Archivo El País
Foto: Archivo El País

En 2014, la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia resolvió —tras una investigación de casi cuatro años— sancionar al supermercado Disco porque "presionó en reiteradas oportunidades a (la empresa distribuidora de productos congelados) Graba, para que ésta le exigiera a varios de sus clientes respetar el precio mínimo de reventa de sus productos, amenazando imponer sanciones y haciéndolo efectivamente al suspender la compra de varios productos distribuidos por Graba". Ese órgano agregó que "en el caso de Supermercados Disco se considera como especial agravante su grado de participación e intencionalidad, dada su calidad de promotor de las prácticas anticompetitivas constatadas".

Tras ello, el supermercado interpuso recursos de revocación y jerárquico (desestimados ambos por el órgano y el Ministerio de Economía y Finanzas) y luego una demanda de nulidad ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA).

Allí, Disco argumentó que no fijaba precios mínimos de venta de los productos congelados, sino que dicha práctica es llevada a cabo por parte de los distribuidores mayoristas o proveedores de tales productos, que no surge suficientemente probado que Disco haya ejercido presiones a los distribuidores mayoristas para que éstos fijen precios mínimos de venta de los productos congelados y que los indicios en que se basó la comisión "son muy débiles".

Pero, el TCA "en decisión adoptada por unanimidad" resolvió "desestimar el planteo anulatorio" de Disco.

Según el tribunal "se constató y probó en forma fehaciente que la actora, Supermercados Disco, presionaba a los distribuidores de productos congelados, a fin de que éstos exigieran a sus clientes minoristas la fijación de determinados precios mínimos de venta al público de sus productos". "A través del mecanismo de los precios sugeridos, que los proveedores entregaban a los comerciantes (casas de venta de productos congelados), se buscaba el propósito de que éstos vendieran los referidos productos al mismo precio al que se venden en las grandes superficies", agregó.

Para el TCA tras analizar "pormenorizadamente la prueba reunida en el expediente, cabe concluir que resulta claramente probada la conducta infraccional".

Como parte de la investigación, la comisión había solicitado a la Justicia una acción para concurrir con un alguacil y un perito para ingresar a las computadoras de los distribuidores mayoristas. Y allí se encontraron una serie de correos electrónicos que constituyen las principales evidencias del caso.

Según el TCA "la mera lectura de los correos electrónicos enviados" por el jefe de Compras de Disco "a los representantes de Graba S.A. echa por tierra la argumentación ensayada por la actora". Al leerse los correos "puede concluirse, tal como lo hizo la Comisión, que la actora, al ver que las casas de congelados tenían los mismos productos a un precio menor que en sus locales, comenzó a exigirles a los proveedores que éstos les impusieran precios mínimos, incurriendo en la práctica prohibida", concluyó el TCA.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)