INFORME DEL BANCO ESPAÑOL

Atención Uruguay: los dilemas que enfrenta la economía argentina

“La economía en general tendrá escaso dinamismo este año: esperamos un crecimiento de 1,5% trimestre sobre trimestre promedio en 2021", dice BBVA Research sobre el país vecino.

BBVA
BBVA. Foto: Archivo El País.

Argentina enfrenta una segunda ola de contagios propiciada por la mayor movilidad dadas las condiciones climáticas y el período vacacional, por ahora sin tensiones del sistema sanitario” e “inició el proceso de vacunación aunque con lentitud”. Ese es el contexto que plantea BBVA Research para el país vecino.

La división de investigación del banco español ajustó la caída del Producto Interno Bruto (PIB) a 11% en 2020 y una recuperación de 6% en 2021.

“La economía en general tendrá escaso dinamismo este año: esperamos un crecimiento de 1,5% trimestre sobre trimestre promedio en 2021. El consumo tendrá un desempeño deslucido, debido al endeudamiento de las familias, la pérdida de salarios reales y el alto desempleo” y “la inversión se verá desalentada por la alta inflación y la elevada incertidumbre”, evaluó el informe al que accedió El País.

“Las exportaciones muestran una débil performance a la vez que las importaciones crecen rápidamente, ambas influenciadas -en sentido contrario- por la brecha cambiaria”, agregó.

El resultado fiscal primario (antes del pago de deuda) “alcanzó un déficit de 6,5% del PIB en 2020, un valor inferior al esperado”, pero superior al 0,4% registrado en 2019, explicó el BBVA.

“Nuestra previsión de alcanzar un déficit (primario) de 4% del PIB, supone que se controla el rebrote del COVID-19 durante el año y que se llega a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional”, señaló.

“El resultado fiscal en 2022 (déficit primario de 2% del PIB) asume un sendero de consolidación fiscal hasta el equilibrio en 2024, sendero que podría emerger del acuerdo con el FMI”, añadió.

El banco recordó que “ante la imposibilidad de acudir a los mercados de deuda”, durante 2020, “el Banco Central de la República Argentina (BCRA) debió emitir para asistir al fisco un equivalente a 116% de la base monetaria de diciembre de 2019”.

Por ello, “los agregados monetarios más amplios crecieron 78% sobre el año anterior. Este incremento es uno de los principales motores detrás de las presiones inflacionarias que anticipamos para 2021”, afirmó.

Si bien “desde septiembre el fisco hizo esfuerzos por reducir las necesidades de asistencia monetaria, lo cual permitió frenar la curva de aumento de los pasivos remunerados”, de cara al 2021 “el BCRA posee limitado margen para mantener su política de esterilización y/o para incrementar las tasas de interés sin alimentar un alza en el déficit cuasifiscal”, expresó el informe.

La buena noticia para la administración de Alberto Fernández es que “con la brecha contenida y los mejores precios de commodities aumentan las chances de que el gobierno llegue a las elecciones (legislativas) sin disrupciones cambiarias”, indicó el BBVA, aunque “la brecha cambiaria sigue en valores altos y disruptivos para la actividad económica y el nivel de las reservas se mantiene exiguo”, advirtió.

Por todos esos factores monetarios, el BBVA cree que la inflación pasará de 36,1% en 2020 a 50% este año.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados