crítica a la oposición de su país

Dilma Rousseff repudia el "cuanto peor mejor"

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, criticó a la oposición política de sus país, ya que a su entender, afectan la estabilidad del país apostando al "cuando peor mejor".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Dilma Rousseff

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, repudió a los sectores de la oposición que apuestan al "cuanto peor mejor", afectando la estabilidad del país y la recuperación de la economía.

"Brasil necesita de estabilidad para hacer esta travesía (económica), vamos a repudiar el vale todo para afectar a cualquier gobierno, sea el federal o los gobiernos estaduales", aseveró la mandataria.

En tono enfático, Rousseff deploró a los adversarios del gobierno a los que definió como miembros de la "hinchada del cuanto peor mejor".
Probablemente aludía a los congresistas que han votado una "pauta bomba" compuesta de proyectos que aumentan el gasto público y obstruyen otras iniciativas enviadas por el Ejecutivo para incrementar la recaudación fiscal.

La presidenta defiende que 2015 sea un año de "travesía" económica en el que se aplique el plan de ajuste diseñado por el ministro de Hacienda, Joaquim Levy, condición necesaria para retomar el crecimiento.

"Brasil precisa más que nunca que las personas piensen primero en Brasil, que piensen en lo que le sirve a la Nación, y solo después piensen en sus partidos y en sus proyectos personales", planteó hoy Rousseff durante un acto en el estado nordestino de Maranhao, uno de los más pobres del país.

Allí entregó viviendas populares construidas como parte del programa "Mi Casa, Mi Vida", el cual prometió que seguirá adelante a pesar del recorte del gasto público.

Rousseff, del Partido de los Trabajadores, cenaba este lunes con algunos senadores de su agrupación y del Partido Movimiento Democrático Brasileño, para diseñar una agenda legislativa de corto plazo.

La mandataria Rousseff aseguró hoy que "el país es más fuerte que las dificultades, los brasileños deben estar seguros de ello".

"Brasil no está parado, hemos hecho un esfuerzo enorme (para construir) obras de infraestructura", señaló hoy Rousseff, quien volvió a manifestar su optimismo a pesar de la situación económica.

Las señales de que la crisis económica no da tregua fueron reiteradas hoy por el Boletín Focus, que pronosticó una baja del Producto Bruto Interno del 1,9 por ciento en 2015, mientras la inflación subirá al 9,3 por ciento.

El Banco Itaú, el mayor del sector privado brasileño, divulgó hoy un trabajo elaborado por sus economistas en el que se proyecta que el Producto Bruto Interno sufrirá una retracción del 2,3 por ciento este año y del 1 por ciento en 2016.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)