DEVALUACIÓN “NO SERÍA TAN IMPORTANTE”

¿Qué hacer con el dinero en momentos de "nubarrones"?

Presidente y director de la Bolsa de Valores hicieron análisis y sugerencias.

Bolsa: su presidente recomendó ir hacia papeles de corto plazo, más que a largo, porque el escenario está plagado de incertidumbre. Foto: archivo El País.
Bolsa: su presidente recomendó ir hacia papeles de corto plazo. Foto: archivo El País.

No hay que preocuparse por una crisis en Uruguay, pero sí por un menor crecimiento, casi estancamiento. No se viene la noche pero sí años con nubarrones". Ese fue el pronóstico del economista Ignacio Munyo —director del Centro de Economía, Sociedad y Empresas del IEMM, Escuela de Negocios de la Universidad de Montevideo; y director independiente de la Bolsa de Valores de Montevideo (BVM)— que hasta bromeó con una foto con el meteorólogo Nubel Cisneros cuando habló sobre la proyección del dólar.

Esto se dio en el marco de una charla en el Colegio de Contadores, Economistas y Administradores del Uruguay el miércoles a la noche titulada "Situación de la Bolsa y sus expectativas. Alternativas de inversiones financieras en la actual coyuntura", donde Munyo analizó la realidad económica del mundo, la región y el país, al tiempo que el presidente de la BVM, Ángel Urraburu, aconsejó qué inversiones valorar en dicho contexto.

El principal diagnostico fue que estamos "en un mundo completamente volátil" a nivel financiero, con "focos de inestabilidad por todos lados". El economista detalló que aunque hubo picos "de tensión en Europa" (por los cambios de gobierno en Italia y España) siguen siendo buenas las perspectivas de crecimiento en los países del viejo continente y por tanto "no es un foco de preocupación", como sí Estados Unidos, que señaló "es el epicentro de la inestabilidad en el mundo emergente".

En ese sentido, indicó que "todas las señales" de la economía estadounidense "van en el mismo sentido": hacia el final de "la era de las tasas bajas", aunque esto se dará de forma gradual en línea con la estrategia definida por la Reserva Federal (Fed). "Todo indica que las tasas y el dólar deberán subir" en los próximos meses, dijo Munyo y aclaró que el billete verde "aún tiene espacio" para fortalecerse más a nivel global ya que con el reciente incremento "recién recompuso" su nivel de cotización histórico.

FED haría dos o tres subas más de las tasas de interés en 2018. Foto: archivo El País
Reserva Federal (Fed). Foto: archivo El País

A esto se suma China, que se expande a tasas más bajas que años atrás pero genera más empleo y por ende más consumidores, lo que impacta positivamente en el precio de los commodities.

Mientras que América Latina "tiene su propia incertidumbre asociada a lo político", con elecciones en 2018 en Colombia, México y Brasil. Respecto a este último, comentó que el paro de camioneros que se levantó la semana pasada "le costó casi un punto del PIB" y las perspectivas de crecimiento bajaron, quedando con "un panorama complejo" para el cierre del gobierno de Michel Temer.

En Argentina, sostuvo que Mauricio Macri pasó "de vedette de los mercados" a cometer errores claves de gestión (no bajar el déficit ni la inflación, quitar autonomía al Banco Central y subir las tarifas) y necesitar el auxilio del Fondo Monetario Internacional (FMI). "Un mes atrás el crecimiento esperado era 3% y hoy hay consenso que será 0,9%", repasó sobre el vecino país.

Este contexto internacional impacta en Uruguay y lleva a que los inversores o quienes tienen algún dinero ahorrado se pregunten qué hacer. Urraburu intentó darles respuestas. "Quizás no sea el mejor momento para tomar decisiones de largo plazo, ni hacer cambios de moneda en los portafolios", advirtió. Para aquellos que quieran invertir en moneda nacional, el presidente de la BVM recomendó las Letras de Regulación Monetaria del Banco Central ya que con la inflación arriba de 7% debería aumentar la tasa y la emisión "sino la política monetaria dejaría de tener sentido". Explicó que en este clima de volatilidad convienen más estas inversiones de corto plazo (a 90 o 180 días) que las Notas del Tesoro en Unidades Indexadas (UI) que son a mayor plazo (mínimo dos años) "con un rendimiento similar".

BCU paga tasas de 5.45% en pesos ajustados a la inflación. Foto: AFP
Foto: Archivo

A los inversores en dólares, Urraburu les manifestó que hoy día "es más importante el plazo que la tasa" y deben buscar instrumentos "de corto plazo, para hacer como un bypass con el objetivo de llegar a bonos de largo plazo cuando el proceso (internacional) de suba de tasas se complete". Siguiendo esos lineamientos, recomendó los títulos de deuda de la Corporación Vial que brindan una tasa de 4,55% con lo que "que en cinco años se puede amortizar más del 50%" de lo invertido.

Otra opción "para los rentistas de largo plazo" son los papeles de parques eólicos de UTE (Pampa, Valentines y Arias), que no pagan impuestos y tienen gran liquidez, aunque "hoy son difíciles de conseguir" por la alta demanda.

Inflación: "Empezó la Copa Libertadores"
Ignacio Munyo, director del IEMM. Foto: El País

"Uruguay ha crecido en base al consumo y con una inversión muy baja. Así (la actividad) se puede expandir por un año más, pero a largo plazo no", analizó Munyo acerca de la realidad económica del país. También sostuvo que la otra "pata floja" en términos macroeconómicos es el déficit fiscal —que está en 3,7% del PIB en los 12 meses a abril, lejos del objetivo del gobierno (2,5% del PIB al final del período)—, que "no pudo bajarse a pesar de los aumentos y ajustes de impuestos, y de las tarifas".

Asimismo, el economista del IEEM señaló que la ronda de negociación salarial (la más grande de la historia, con 227 grupos privados y el sector público) "será diferente con la inflación creciendo y las pautas nominales" que fijó el gobierno. Es que el Índice de Precios al Consumo (IPC) se ubicó en 7,21% en los 12 meses acumulados a mayo y salió del rango meta —entre 3% y 7%. "Empezó la Copa Libertadores para la inflación, porque con un dólar barato era el campeonato uruguayo" ya que los precios bajaban en buena medida por la incidencia del tipo de cambio, pero ahora cambió esa tendencia, afirmó.

El mismo escenario desafiante tiene Ancap hacia adelante según Munyo: "con el petróleo y el dólar arriba (de la paramétrica de precios) vamos a ver qué pasa ahora" con los resultados de la empresa pública, ya que en los últimos años "nos mostraban balances con ganancias pero con un buen escenario" de precios de ambas variables.

Por todos estos factores, detalló que mientras hace meses proyectaban un crecimiento de 3% para 2018, ahora "incorporando el clima internacional y la situación de Brasil y Argentina" la previsión "nos da más cercana al 1%". En línea con esto, alertó que "asignar gasto en la Rendición de Cuentas pensando crecer un 3% y luego llegar al 1%, es complicado". Dentro de lo positivo, Munyo destacó que Uruguay "sigue estando entre los buenos" por su bajo riesgo para los inversores internacionales, y no sufrirá problemas de liquidez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)