DECISIÓN

El director del FA en el Banco Central apoyó el cambio de instrumento anti-inflacionario

El cambio de instrumento que sirve para combatir la inflación se decidió “por la unanimidad de los miembros del directorio”.

BCU  "no se ata de manos" en materia de instrumentos para contener suba de precios. Foto: F. Ponzetto
BCU. Foto: Archivo El País.

El Banco Central (BCU) divulgó ayer las minutas de la reunión de su Comité de Política Monetaria (Copom) del pasado jueves. En esta instancia, el Central resolvió “iniciar el proceso de modificación del instrumento de política monetaria” desde los agregados monetarios (cantidad del dinero) actuales “hacia uno donde las señales se trasmitan a través de la tasa de interés” (precio del dinero).

En las minutas divulgadas ayer, se conoció que el cambio de instrumento que sirve para combatir la inflación se decidió “por la unanimidad de los miembros del directorio” del BCU, esto es por Diego Labat (presidente), Washington Ribeiro (vicepresidente) e Ignacio Berti (director). Este último representa al Frente Amplio.

El comunicado de la reunión del Copom no puso fecha al cambio y tampoco las minutas de la reunión lo aclararon.

No obstante, una posibilidad que cobra fuerza (y fue adelantada por El País) es que el cambio de instrumento se decida en septiembre una vez que el gobierno haya presentado el Presupuesto (con las proyecciones de inflación para el período) y que al mismo tiempo se produzca también un cambio de la meta de inflación para reflejar lo que ha señalado el presidente del BCU: que la misma debe tender a niveles internacionales. De esa manera además busca incidir en las expectativas de los agentes.

Las minutas de la reunión del Copom señalaron que “en base a los indicadores adelantados de actividad (los datos de Cuentas Nacionales recién estarán en septiembre), se sigue esperando que el impacto más severo de la pandemia (del coronavirus) se concentre en el segundo trimestre”.

Por otro lado, expresaron que “a partir de julio se comenzó a materializar una mayor preferencia por la moneda nacional de parte de varios inversores institucionales”. Por ello, el BCU habilitó la posibilidad desde el 6 de julio pasado, de que las Letras de Regulación Monetaria (LRM, que emite el Central) en pesos puedan comprarse con dólares, de forma de evitar que ese cambio de portafolios se haga vía mercado cambiario, lo que presionaría a la baja al billete verde.

“La mayor demanda de LRM asociada al cambio de portafolio incidió a la baja” en los rendimientos de ese título de deuda, añadieron.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados