IMPACTOS

En distintos sectores hacen números para ver los aumentos por la nueva tasa a los envases

Aún falta la reglamentación de la ley de gestión integral de residuos, pero ya se prevén suba de precios en cervezas, bebidas, vinos, leche, aceites y otros productos.

Botellas: el Tannat uruguayo se abre camino en el mundo. Foto: AFP
Son varios los sectores que utilizan botellas de vidrio y si bien esperan un trato especial por ser un material menos daniño, descuentan que habrá más costos. Foto: AFP

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Desde que hace unos días el Parlamento aprobó la ley de gestión integral de residuos, son varias las empresas e industrias que están haciendo números, aunque con una cuota de incertidumbre. Es que entre las disposiciones más polémicas, para financiar el nuevo esquema se estableció el pago de una tasa —de entre 1 y 10 Unidades Indexadas (UI) por kilo— por parte del fabricante o importador de cualquier tipo de envases, lo que aún debe ser reglamentado por el Poder Ejecutivo.

Según dijeron a El País desde una importante empresa de bebidas, que produce localmente gran parte de sus productos e importa otros, hoy por Imesi pagan en promedio $ 1,8 por botella y en el escenario más benévolo de la nueva ley (pago de 1 UI) los envases de vidrio pagarían unos $ 2 extra. Porque cada botella pesa algo menos de 600 gramos, es decir que pagarían 1 UI —cotiza en $ 4,2872— cada dos envases.

También proyectan incrementos en los costos empresas de licores, cervezas, vinos y otras bebidas, así como firmas lácteas, de aceites y otras industrias que utilizan envases u otros productos de embalaje de materiales no retornables.

Esto último porque se grava además con una tasa máxima de 180% por unidad física a las bandejas y cajas descartables usadas para contener productos; con 20% al film plástico; con 180% a los vasos, cubiertos, y demás utensilios de mesa descartables; y con 280% a las bolsas plásticas de un solo uso.

La clave ahora pasa por conocer qué criterio utilizará la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) al emitir la reglamentación. De allí saldrá la tasa que deberá pagar cada envase según su material y una fuente de la industria comentó que la expectativa es que al vidrio se le aplique lo mínimo “porque es de los más pesado y de los que contamina menos”.

Envases de plástico. Foto: Archivo El País
La ley dispuso la posibilidad de acceder a un crédito fiscal, cuyo monto depende del grado de retornabilidad del envase que se asegure. Foto: Archivo El País

También los bodegueros esperan conocer cómo serán las reglas para su sector, aunque ya advierten que los mayores impactos podrían venir en el precio de los vinos en envases de tetra, es decir los más económicos. Así lo dijo en diálogo con El País el presidente del Instituto Nacional del Vino (Inavi), José Lez, y representantes de la industria en la Comisión parlamentaria que analizó la norma.

“El 90% del vino que se consume en el país es el más accesible para la población. Cualquier carga tributaria significa un peso muy grande en el valor final de venta del producto, comparado con otras bebidas de un valor más alto”, explicó Ricardo Varela del Centro de Bodegueros a principios de mes en el Parlamento. Agregó que el pago de una tasa “puede tener un impacto muy grande en la población que consume el producto de precio más accesible”.

El país con más impuestos en la región a los destilados

Los representantes del Centro de Licoreros que acudieron al Parlamento advirtieron que son “uno de los sectores más cargados por el Imesi” —pagan una tasa del 54%— y que con la nueva carga impositiva Uruguay pasará a ser el país con mayor imposición de la región. “Hoy es el tercer país de Latinoamérica con más carga de impuestos en las bebidas destiladas. De prosperar este aumento, pasaría a ser el país con mayor carga tributaria de toda Latinoamérica”, dijo Juan Campomar.

El delegado empresarial señaló que esto tendrá múltiples efectos. “Se generará un mercado irregular, porque la elasticidad de la demanda no aguanta mayores costos en productos que ya tienen un costo elevado. La recaudación del Estado también se verá afectada”, sostuvo. En esta línea, alertó que hay en Brasil “industrias clandestinas de alcohol” y “al haber una brecha tan grande de precios” crecerá “el riesgo de falsificación” y contrabando.

En igual sentido, Ricardo Varela del Centro de Bodegueros señaló que “cualquier aumento que tenga el precio del producto que elaboramos y vendemos acá generaría un impacto muy grande en el contrabando”. Advirtió que la frontera argentina “es muy permeable al ingreso de grandes cantidades de vino de mesa cuando la diferencia de precios es muy grande”.

Lez comentó que el Inavi —donde están representados gobierno, industria y productores— ha mantenido encuentros con la Dinama. “Sería bueno poder participar” en la reglamentación “para poder explicar cómo impactaría en nuestra producción” las disposiciones, añadió el presidente del Inavi.

En el vino como en otros sectores, los impactos serán dispares porque hay “quienes usan envases retornables (de vidrio) que pagarán solo la primera vez, y otros envases nuevos” lo que implica un costo fijo por unidad, explicó Lez. También recordó que se dispuso la posibilidad de acceder a un crédito fiscal —dinero a descontar cuando se liquidan impuestos— a pedido de los empresarios, que puede llegar al total del monto cobrado si se asegura un 100% de retornabilidad.

Otro sector que se verá afectado es el lácteo. “No es lo que pretendíamos (la aprobación de la ley). Seguramente se busque alguna mejora al reglamentarla pero es un desastre, va a afectar al consumidor”, manifestó a El País el presidente de Conaprole, Álvaro Ambrois.

En la delegación que acudió al Parlamento estuvo Cynthia Lima, gerenta de Medio Ambiente de Conaprole, y dijo que la leche más barata cuyo precio está tarifado por el Estado sufrirá un incremento de costos. “La mayoría de los kilos de envases que Conaprole vierte al mercado son de esa leche (que viene en sachet)”, por lo que “habría que modificar la paramétrica” de costos del producto, señaló.

Lima cuestionó que no se contemple “el reúso” de algunos envases de vidrio, como el tradicional vaso de requesón.

Leche Conaprole. Foto: El País
Desde Conaprole cuestionaron la ley y señalaron que incrementará los costos de la leche. Foto: El País

Por su parte, en Fábricas Nacionales de Cervezas (FNC) están a la espera de la reglamentación para tener “certezas sobre varios aspectos del texto aprobado”. Ante la consulta de El País, dijeron que aspiran a “una consideración especial” para los envases de vidrio, al tener “una alta tasa de reciclaje”.

A principios de mes cuando fue al Parlamento, el director de FNC, Ruben Ordoqui, explicó cómo pueden impactar los nuevos costos en firmas multinacionales: sostuvo que hay “inequidad” por la diferencia de peso del vidrio y otros materiales, que eso “genera dudas que se pueden traducir en definiciones estratégicas” a nivel de las empresas, como cambiar el tipo de envases que utilizan.

“¿Cuáles son los envases más livianos? Las latas. En el proyecto ingresan, pero las latas son importadas, mientras que el envase de vidrio es fabricado en Uruguay. Entonces, empieza el contrasentido. (Porque) Para ir a envases más livianos, como la lata, hay que importar. ¿Vamos a importar latas vacías? No, van a venir latas llenas”, es decir que podría afectarse a la producción local, indicó Ordoqui en el Parlamento.

Otra industria grande que sigue con atención el tema es Coca Cola. Según supo El País, está realizando gestiones ante el Poder Ejecutivo de cara a la reglamentación y respalda las críticas emitidas contra la ley por la Cámara de Industrias y otros sectores empresariales.

Asimismo, Nicolás Castellano de Cousa —que produce aceite y otros productos— manifestó en el Parlamento que realizan “estudios internos” para conocer el impacto de la nueva ley “en nuestra cadena de costos” y no descartan cambiar el material de envases que utilizan.

Cerveza. Foto: Pixabay
Cerveza

El director de FNC, Ruben Ordoqui, dijo que hay “inequidad” por la diferencia de peso del vidrio y otros materiales, lo que “genera dudas que pueden traducirse en definiciones estratégicas”, como cambiar el tipo de envases utilizado. Si se importan latas, se afectará la producción local de vidrio.

La novedosa técnica podría recortar entre un 12 y un 15 por ciento las emisiones totales en la producción de vino. Foto: Reuters
Vino

El pago de una tasa “puede tener un impacto muy grande en la población que consume el producto de precio más accesible”, que son los vinos en envases de tetra, coincidieron Ricardo Varela del Centro de Bodegueros y José Lez, presidente del Instituto Nacional del Vino.

Nuevo escenario. La asociaicón de SanCor con Adecoagro reconfiguró el mapa del sector.
Leche

La gerenta de Medio Ambiente de Conaprole dijo que la leche más barata cuyo precio está tarifado sufrirá una suba de costos. “La mayoría de los kilos de envases que Conaprole vierte al mercado son de esa leche (que viene en sachet)”, por lo que “habría que modificar la paramétrica”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)