Presidente del BCU: es “difícil combatirla”, pero “está bajo control”

El dólar pegó en inflación de abril; ven que seguirá presión

La suba del dólar explicó buena parte del aumento de precios de 0,57% en abril y la continuidad del proceso de fortalecimiento de la moneda estadounidense hace prever a los analistas que las presiones inflacionarias se mantengan.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Suba del dólar en abril explicó la mitad del aumento de precios. Foto: A. Martínez

El incremento del Índice de Precios del Consumo (IPC) en abril fue el mayor para ese mes desde 2012 y llevó a la inflación en 12 meses a 8,23% desde el 7,55% del año cerrado a marzo.

En abril del año pasado comenzaron a tener efecto las medidas que implementó el gobierno (exoneración de IVA a cargos fijos de tarifas de UTE y Antel, rebaja del juego 5 de Oro, etc.) para que la inflación no llegara al 10%. Eso influyó en que en ese mes de 2014 se registrara una baja de precios de 0,06% que al sustituirse por la suba de 0,57% de abril de este año, empujó la inflación en 12 meses hasta el 8,23%. Este guarismo está por encima del máximo de la meta del gobierno que va de 3% a 7% para el año.

Al disertar ayer en un evento de la revista Somos Uruguay, el presidente del Banco Central (BCU), Mario Bergara señaló que "desearíamos una inflación un poco más baja" pero ante "presiones del exterior y de la demanda doméstica" se "hace difícil combatirla".

De todas maneras, remarcó que la inflación "está bajo control" y que "nadie tiene expectativas de un espiral" de suba de precios. Bergara recordó que la política monetaria debe mantener un "talante contractivo".

Dólar.

En abril, la mitad de la suba de precios se explicó por el lado de aquellos rubros que se comercian con el exterior (transables) y que están fuertemente vinculados al aumento del dólar de más de 4% en promedio (vehículos, electrodomésticos, entre otros). Si la inflación no fue mayor en el mes, es porque los precios de otros alimentos como frutas y verduras bajaron.

De hecho, si el dólar se hubiera mantenido en el mes, la inflación en 12 meses a abril habría sido de 7,9% en vez de 8,22%, dijo a El País el director del Centro Economía, Sociedad y Empresa del IEEM, Ignacio Munyo.

La gerente senior de Asesoramiento Financiero de Deloitte, Florencia Carraquiry señaló a El País que "en estos últimos meses, a la firmeza de la inflación no transable (aquellos bienes y servicios que solo se comercian localmente) que sube por encima del 10% anual en abril, se agrega ahora el aumento de inflación transable derivado del incremento del dólar". Esta tendencia de fortaleza de la divisa "la vamos a seguir viendo en próximos meses", añadió.

Para la gerente de Consultoría Económica de PwC, Mercedes Comas, "la inflación va a continuar subiendo alguna décima más" ya que "se mantienen las presiones internas".

A su vez, señaló que "si se quiere reducir la brecha de competitividad que se generó con Brasil en los últimos meses y que está teniendo impactos visibles en el comercio", eso requiere "necesariamente" de un dólar "más alto, pero tiene costos en materia de inflación".

"La indexación que existe en la economía hace que el proceso de reducción de la inflación sea muy lento, pese al contexto general de desacelere en el crecimiento económico. El consumo no ha caído, los salarios reales —a menor ritmo— continúan en aumento y los precios internacionales de los alimentos, en términos generales se mantienen estables, luego de las caídas del segundo semestre de 2014", dijo Comas a El País.

En los próximos meses se podrá ver "el pico" más alto de inflación "porque hay ajustes salariales que impactan en julio y agosto y también por cuestiones climáticas suben los precios de frutas y verduras", dijo a El País la coordinadora del Grupo de Análisis Macroeconómico del Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas, Gabriela Mordecki.

Para Carriquiry "si no vemos medidas más claras y consistentes de combate a la inflación (con una decidida austeridad fiscal, moderación y desindexación salarial) parece difícil que la inflación ceda de forma sostenida e ingrese en la meta".

En la misma línea, en un comunicado para clientes —al que accedió El País—, el banco estadounidense JP Morgan indicó que "aunque la inflación sigue siendo un desafío clave de política, no esperamos que la nueva administración (del presidente Tabaré) Vázquez aborde las causas principales (de la misma) eficazmente". En particular el banco ve entre esas causas al "sistema imperante de indexación salarial y la débil confianza en el marco de la política monetaria, en el corto plazo".

"En consecuencia, esperamos que la inflación se modere ligeramente a 8% este año (fue 8,3% en 2014)", añadió.

Mordecki cree que una vez que pase el invierno, "los precios tenderán a descender" para cerrar el año en 8%.

Las proyecciones de Deloitte y de PwC son de una suba del IPC de 8,5% en el año.

En tanto, la consultora CPA Ferrere la estimaba en 8,8% para 2015, pero "dado que se ubicó levemente por debajo de nuestro pronóstico en abril, es posible que las estimaciones actualizadas (para el año) den una mínima reducción", explicó.

Mientras, Munyo evaluó que si las tarifas públicas y precios administrados (boleto, leche común, cuota mutual) quedan congelados y el dólar cierra el año en $ 27,50, la inflación sería de 8,5% en 2015. Pero, si UTE realiza su plan de descuento UTE Premia que efectúa en diciembre sería de 7,5%. Con un dólar a $ 29, la inflación cerraría en 9,2% u 8,2% (con o sin UTE Premia respectivamente), dijo.

Billete verde corta subas.

El tipo de cambio cortó ayer una racha de tres alzas consecutivas (en las que había aumentado 2,2%), al retroceder un 0,28%. El mercado mostró una clara disposición vendedora, acompañando la tendencia bajista externa registrada por el dólar.

El promedio de las compraventas interbancarias de ayer fue de $ 26,404, con lo que la moneda estadounidense acumula un alza de 0,09% en mayo y de 8,51% en lo que va del año. En tanto, el Banco República (BROU) redujo 10 centésimos la pizarra al público a $ 26 a la compra y $ 26,80 a la venta.

La operativa a través de la Bolsa Electrónica (Bevsa) fue de US$ 36,7 millones. El dólar en Brasil bajó ayer 0,4% y cerró en 3,07 reales, luego de haber aumentado 2,14% el lunes. El euro subió frente al dólar a US$ 1,1186.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)