TIPO DE CAMBIO 

Dólar tuvo la mayor suba diaria en casi dos años, ¿quiénes ganan y pierden?

La divisa estadounidense subió ayer por 11ª jornada consecutiva y finalizó en $ 40,858 en el promedio a nivel interbancario.

Suba del Billete Verde: la velocidad con la que el dólar pasó los $ 42 a la venta en las casas de cambio, sorprendió a los consumidores en la jornada de ayer. Foto: Francisco Flores
La velocidad con la que el dólar pasó los $ 42 a la venta en las casas de cambio, sorprendió a los consumidores. Foto: Francisco Flores

El dólar pegó un salto ayer en Uruguay, en línea con lo sucedido en Brasil y sin la intervención del Banco Central (BCU) que en días previos vendió divisas a futuro.

La moneda estadounidense subió por 11ª jornada consecutiva, algo que no se daba desde fines de diciembre de 2018. A su vez, la suba de 1,83% de ayer es la más alta desde el 15 de mayo del 2018 cuando se incrementó 1,92%. El dólar interbancario coitzó en promedio a $ 40,858, un nuevo máximo nominal histórico desde que el 1° de marzo de 1993 empezó a regir el peso uruguayo (aunque en términos reales está en niveles inferiores a los máximos).

En el mes (es decir en cuatro días) el dólar lleva una suba de 4,36% y en lo que va del año aumenta 9,43%.

Ayer la divisa estadounidense cotizó entre $ 40,50 y $ 41,25 para cerrar en $ 41,05.

El Banco Central no intervino en el mercado de cambios ayer. En los días previos vendió dólares en el mercado de futuros por US$ 28,2 millones.

A través de las pantallas de la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa) se realizaron 109 transacciones por US$ 50 millones.

Al público en las pizarras del Banco República (BROU) el dólar subió 90 centésimos ayer y cerró a $ 40,20 a la compra y a $ 41,90 a la venta. En cuatro días, lleva un alza de $ 1,95.

En la región la moneda estadounidense también se incrementó ayer.

El expresidente del BCU y actual senador frenteamplista, Mario Bergara dijo ayer tras participar de un foro que “hay mucho ruido” a nivel internacional por ejemplo por el posible impacto económico del coronavirus, y “obviamente cuando se dan estas cosas hay muchos movimientos financieros de especulación y uno está viendo alteraciones en las monedas a nivel internacional. Uruguay, país pequeño, no escapa a esa realidad”.

“Hay que esperar a que esos ruidos amainen para ver dónde se ubica la cotización del dólar y esperar a ver cuál es la reacción del gobierno en ese sentido”, agregó.

Sobre la no intervención del BCU, Bergara dijo que “hay que esperar a que los ruidos amainen para que las señales que uno da cuando interviene tengan un sentido o un significado. Puedo entender que en estos días haya cautela en cualquier intervención”.

Recordó que cuando presidía el BCU, los criterios de intervención eran “acompañar el valor de la moneda a nivel internacional y tratar de suavizar movimientos bruscos, ya sea al alza o a la baja, porque el Central tiene la espalda financiera para poder hacerlo. Todavía no sabemos cuáles van a ser los criterios con los que va a actuar el nuevo BCU”.

El presidente interino (cuando el Poder Ejecutivo envíe la venia será el definitivo) del BCU Diego Labat asumió el miércoles y todavía no se ha referido públicamente al tema.

El director del Centro de Estudios para el Desarrollo, Agustín Iturralde dijo a El País que “se trata claramente de un fenómeno externo, no hay ninguna decisión del nuevo equipo económico que pueda explicar lo que vemos”.

El economista Aldo Lema dijo ayer que “lo grave no es el deterioro del entorno externo, sino las debilidades y problemas para enfrentarlo: el altísimo déficit fiscal, la elevada inflación, la baja credibilidad de la política monetaria y la indexación salarial”.

¿Quiénes ganan y pierden?

Con la suba del billete verde hay ganadores y perdedores. El director de Estudios Económicos de Equipos Consultores, Alejandro Cavallo dijo a El País que “en líneas generales el aumento del tipo de cambio favorece al sector exportador y tiene efectos negativos sobre las importaciones y el consumo”.

Agregó que “en el primer caso el efecto es bastante directo: el exportador recibe más pesos por cada dólar exportado al tiempo que los costos salariales y otros, expresados en dólares, caen, mejorando su rentabilidad. En el caso de los importadores el efecto es el opuesto: los precios expresados en pesos de los bienes importados son más altos lo que lleva a un descenso en su demanda”.

Sobre los consumidores, Cavallo dijo que “en el corto plazo (por ejemplo, próximo trimestre) la suba del tipo de cambio afectará negativamente a la predisposición a la compra de durables lo que probablemente afectará el consumo de durables, pero el efecto negativo sobre el consumo puede ser leve como consecuencia del estado de humor levemente optimista de las familias”.

“Sin embargo, para la segunda mitad del año, si la suba del tipo de cambio persiste o se acentúa y además se observa un desinfle notorio de las expectativas, entonces tendremos efectos negativos notorios sobre el consumo privado y la actividad en general”, agregó.

Para Iturralde “si en el medio de una devaluación generalizada en la región, Uruguay no deprecia su moneda empeoraría aún más la competitividad y la inversión. Es malo para quienes tienen ingresos en pesos y los importadores”.

“Un ritmo devaluatorio más rápido priorizaría la reactivación de la inversión y la cantidad de empleo por sobre variables como el salario real”, concluyó.

En la región subió, en el mundo bajó
Paulo Guedes junto a Jair Bolsonaro. Foto: Reuters.

Brasil

El dólar subió ayer 2,1% y cerró en 4,6207 reales, un máximo histórico. En el mes de marzo la moneda estadounidense sube 2,71% mientras que en el año aumenta 14,64%. El ministro de Hacienda, Paulo Guedes dijo ayer que “ahora el modelo es 4 x 4”, en referencia a tasas de interés en 4% y el dólar en 4 reales.

Argentina

El dólar oficial subió 0,1% y cerró en 62,419 pesos argentinos. En el mes lleva un incremento de 0,34% y en el año de 4,22%.

Explicación

“El sorpresivo recorte de las tasas de la Reserva Federal (de 0,5 punto porcentual) alimenta perspectivas de que los bancos centrales latinoamericanos se alineen al ciclo expansivo de política monetaria”, dijo Monex en un reporte, lo que debilita sus monedas frente al dólar.

Mundo

El dólar cayó a un nuevo mínimo de ocho semanas ayer en medio de un descenso a niveles récord de los rendimientos de los bonos referenciales del Tesoro de Estados Unidos a 10 años. El índice dólar, cayó cerca de un 0,8% a 96,639.

En base a Reuters

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados