“Primer examen teórico”

La durabilidad de los productos y su efecto en la cantidad de robos

Estudian una forma alternativa para reducir delitos contra la propiedad.

Celulares: el robo de estos productos puede bajarse si se denuncia y las compañías son efectivas en bloquearlos, se concluye.
Celulares: el robo de estos productos puede bajarse si se denuncia y las compañías son efectivas en bloquearlos, se concluye.

La literatura sobre la delincuencia "se ha centrado en el lado de la demanda de los bienes robados (los delincuentes) y no ha abordado el lado del productor de esos bienes potencialmente robados como un determinante importante de las características de los bienes que afectan sus precios. La durabilidad es una de esas características", sostienen Sebastián Galiani, Laura Jaitman y Federico Weinschelbaum en el estudio "Crimen y bienes durables" que forma parte del National Bureau of Economic Research de Estados Unidos y que fue presentado esta semana en las XXXIII Jornadas Anuales de Economía del Banco Central (BCU).

Los autores desarrollaron "un modelo teórico para estudiar la conexión entre la durabilidad (de los productos) y el crimen", según el trabajo.

"La mayoría de los crímenes registrados por la policía son delitos contra la propiedad. En los Estados Unidos, el delito contra la propiedad representó el 87% del total del delito en 2014" mientras que en Inglaterra y Gales, el delito contra la propiedad representó el 70% de todos los delitos registrados por la policía en 2013-2014", recordaron los autores.

"La proporción constantemente alta de delitos atribuibles contra la propiedad significa que los delitos adquisitivos son factores importantes de las tendencias delictivas en general. De hecho, el robo relacionado con vehículos y robo se considera un delito "clave" que se cree facilita y fomenta otros tipos de delincuencia", sostuvieron en base al trabajo previo de los investigadores Graham Farrell, Nick Tilley, Andromachi Tseloni y Jennifer Mailley: "Explicando y sosteniendo la caída del crimen: clarificando el papel de las teorías relacionadas con las oportunidades".

"Un gran componente de los delitos contra la propiedad en todo el mundo involucra bienes duraderos, que son bienes que no se consumen o destruyen y que pueden utilizarse por un período de tiempo y, por lo tanto, son más costosos", señaló la investigación.

Por ello, "la durabilidad puede considerarse una de las características de los bienes que los potenciales delincuentes toman en cuenta al tomar su decisión de involucrarse en actividades ilegales. La durabilidad aumenta el atractivo de los productos. Bajo ese marco, los individuos actúan racionalmente y, por lo tanto, buscan maximizar su bienestar, comparando los costos y beneficios de participar en el sector legal o ilegal. Los beneficios de cometer un delito pueden ser beneficios pecuniarios y beneficios psicológicos. Los costos de participar en el sector ilegal suelen ser la probabilidad de aprehensión por las sentencias dictadas a los delincuentes. Por lo tanto, un individuo se convertirá en delincuente solo si el rendimiento neto esperado de esa actividad excede el obtenido a través de una actividad legal que en una forma simplificada es el salario ganado", se afirmó en el trabajo.

Según los autores, "los delincuentes pueden ser disuadidos de cometer crímenes por medio de políticas que reducen los beneficios netos esperados del delito frente a las actividades legales o aumentan el beneficio esperado de trabajar legalmente. Por ejemplo, aumentar la certeza, la celeridad y la severidad del castigo puede reducir el retorno neto al delito (aumentando el costo esperado de la actividad delictiva), mientras que los aumentos en los salarios en el sector legal pueden reducir el número de delincuentes. El paralelo de ese concepto para el propósito aquí estudiado es que una reducción en la durabilidad de los bienes robados también puede reducir el crimen, ya que reduce sus beneficios pecuniarios".

Así que "cuanto menos duradero sea un bien, menor será su precio de reventa y menor será su valor de consumo para el ladrón. En consecuencia, a medida que disminuyen los beneficios de las actividades ilegales, ceteris paribus (es decir con todo el resto manteniéndose constante), a los delincuentes les resultará menos rentable dedicarse a actividades ilegales", agregaron.

Los investigadores afirmaron que "debido al valor de la durabilidad, dependiendo de la tecnología, puede ser imposible o muy difícil que los productos estén sujetos a robo". Y mencionaron algunos ejemplos.

Así dispositivos que reducen la "durabilidad" de un auto robado o mecanismos que ayudan a los propietarios de smartphones a reducir el impacto del robo de teléfonos, han bajado la cantidad de delitos contra esos productos.

"En consecuencia, el nivel de durabilidad afecta los beneficios asociados con las actividades ilegales, medidos en términos monetarios. Una disminución en la durabilidad de los bienes reducirá los beneficios de las actividades ilegales en relación con las actividades legales, y como los costos seguirán siendo los mismos, el retorno neto esperado de la delincuencia disminuirá y los delincuentes encontrarán menos rentable dedicarse a actividades ilegales", concluyeron los autores.

"En un caso extremo, cuando la durabilidad es cero, no hay bienes duraderos, y los delincuentes no se benefician del robo de bienes, por lo que este tipo de delito no ocurrirá", añadieron.

"Hacer que la durabilidad de un bien dependa de que ese bien sea robado es probable que aumente el bienestar. Este documento discute la evidencia empírica que muestra que el esfuerzo de la industria para desarrollar mecanismos para aumentar la seguridad de los productos, y al mismo tiempo reducir su durabilidad si los bienes son robados, parece ser prometedor para la reducción de los delitos contra la propiedad", aseguró el trabajo.

El caso de un dispositivo

"Lojack es un pequeño dispositivo escondido en lugares aleatorios dentro de un vehículo que le permite ser rastreado cuando ocurre un robo", recuerda el trabajo. "Esto hace que el robo de automóviles sea más riesgoso y menos rentable, lo que lleva a una reducción probable en el número de dichos delitos", sostienen. "Se estima que este dispositivo de seguridad tiene una tasa de recuperación extremadamente alta en los Estados Unidos, con el 90% de los vehículos recuperados dentro de las 24 horas posteriores. Todo esto reduce la durabilidad de los autos robados", añaden. Un trabajo sobre el funcionamiento de Lojack en México mostró que la introducción del dispositivo en algunos modelos de Ford, generó "una reducción estimada en el riesgo de robo del 48%", indicaron.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º