ACTIVIDAD

La economía de Brasil cae en el primer trimestre

La primera reducción desde 2016 frente al trimestre previo.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Foto: Reuters
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Foto: Reuters

La economía de Brasil se contrajo en el primer trimestre por primera vez desde 2016, según datos divulgados ayer, lo que destaca los problemas que enfrenta la mayor economía de América Latina.

El Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil se contrajo un 0,2% respecto del trimestre previo, informó el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). La economía creció un 0,5% respecto al mismo período del año anterior, en línea con las previsiones de economistas.

La contracción seguramente ejercerá una gran presión sobre el presidente Jair Bolsonaro, quien asumió el cargo en enero con la promesa de impulsar el crecimiento y dejar atrás el pesimismo que se cierne sobre la economía desde la recesión de 2015-2016.

Una fuerte caída en la inversión en activos fijos, junto a la disminución de la producción industrial y agrícola, fue la causa del débil desempeño de la economía brasileña en los primeros tres meses de este año, según el IBGE.

En tanto, al comparar el PIB de enero-marzo con igual período de 2018, hubo un crecimiento de 0,5%.

En el trimestre, comparado frente al período enero-marzo de 2018, retrocedieron componentes como el agropecuario (-0,1%) y la industria (-1,1%), mientras que subieron los de servicios (+1,2%), formación bruta de capital fijo -que mide las inversiones- (+0,9%), consumo familiar (+1,3%) y consumo del gobierno (+0,1%). La caída de la industria, según analistas, obedeció al impacto de la crisis de Argentina.

Una encuesta semanal del banco central a alrededor de 100 instituciones financieras mostró que la estimación promedio para el crecimiento del PIB en 2019 ha caído a 1,2% desde 2,5% a inicios de año.

El gobierno y el mercado esperan ansiosos la aprobación de la reforma al sistema de jubilaciones y pensiones, considerada como “vital” por el equipo económico de Bolsonaro, encabezado por el ministro de Economía, Paulo Guedes, para consolidar la confianza de los inversores extranjeros y controlar el gasto público.

No obstante, el fraccionamiento del oficialismo en el Parlamento y las polémicas coleccionadas en los primeros cinco meses de Gobierno de Bolsonaro han dificultado las alianzas y el apoyo necesario en la Cámara de Diputados y en el Senado para sacar adelante la iniciativa de reforma elaborada por Guedes y su equipo.

Brasil sufrió en 2015 y 2016 la mayor recesión en su historia, con una caída acumulada del PIB de siete puntos porcentuales, y la economía comenzó a recuperarse en 2017 pero con un ligero crecimiento del 1,1 %, que se repitió en 2018.

De acuerdo con el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE), el PIB de la mayor economía sudamericana se situó al 31 de marzo en 1,7 billones de reales (unos US$ 425.000 millones).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)