DATOS OFICIALES

La economía china crece a menor ritmo en 30 años, pero era lo previsto

Los datos coinciden con las previsiones de los analistas y están dentro de la meta del gobierno chino que había fijado el crecimiento entre 6% y 6,5%.

Foto: El País
Contenedores en puerto de China. Foto: Archivo El País.

En plena guerra comercial con Estados Unidos y la caída del consumo interno, la economía china registró en 2019 su peor resultado desde 1990, con un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 6,1%.

De todas maneras, los datos coinciden con las previsiones de los analistas y están dentro de la meta del gobierno chino que había fijado el crecimiento entre 6% y 6,5%.

La expansión del PIB en 2019 marca una desaceleración frente a 2018, cuando la economía del gigante asiático había crecido 6,6%, según los datos divulgados ayer por la Oficina Nacional de Estadísticas.

Las autoridades hablan de un cambio de modelo desde uno basado en manufactura y “crecimiento rápido” a otro orientado al consumo y al “crecimiento de alta calidad”.

Tras perder fuelle en los tres primeros trimestres del año, el crecimiento se estabilizó en el 6% en octubre-diciembre de 2019, el mismo ritmo que en el tercer trimestre.

El Banco Mundial aseguró en un informe que el debilitamiento de las exportaciones en China ha agravado el impacto de la caída de la demanda interna. La incertidumbre de las políticas y el aumento de los aranceles para las exportaciones a Estados Unidos también repercutieron en la actividad manufacturera y en la percepción de los inversores, agregó.

El miércoles se firmó el acuerdo comercial entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el viceprimer ministro chino, Liu He, denominado “Fase uno”. El mismo establece el compromiso de China para comprar bienes y servicios estadounidenses valorados en US$ 200.000 millones en dos años. A cambio, Estados Unidos se comprometió a reducir a la mitad algunos de los aranceles impuestos a China.

Para Julian Evans-Pritchard, analista de la consultora Capital Economics, la inercia positiva con la que termina 2019 gracias a un aumento de la demanda interna y externa no es suficiente como para asegurar que la desaceleración china haya tocado fondo: “Es prematuro llamarlo el fondo del actual ciclo económico”.

Para este año, Evans-Pritchard cree que los vientos de frente que frenan a la economía china deberían amainar gracias a la firma del acuerdo con EE.UU.

El economista Tommy Wu, de Oxford Economics, pronostica que la economía china crecerá un 6 % en 2020, sosteniéndose así por encima de lo que algunos expertos consideran una barrera psicológica.

Louis Kuijs, jefe de la sección de Asia de esa consultora, dijo que la desaceleración es parte de una “nueva normalidad”. (En base a AFP y EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados