Cuentas Nacionales

La economía continúa con un crecimiento "moderado"

La expansión del PIB fue de 2,2% en el primer trimestre de este año.

Los costos del sector están ligados con fuerza al precio del gasoil y de los jornales. Foto: G. Pérez
Foto: G. Pérez

La economía uruguaya siguió con un crecimiento "moderado" —según analistas consultados por El País— en el primer trimestre del año, con el sector Transporte, almacenamiento y comunicaciones como principal "motor" desde el lado de la oferta y con el consumo y las exportaciones con un rol similar desde el lado de la demanda. En la medición interanual, fue el octavo trimestre consecutivo en que la actividad sube.

El Producto Interno Bruto (PIB) de enero-marzo de 2018 también tuvo la sorpresa positiva del crecimiento de la Construcción.

Según el informe trimestral de Cuentas Nacionales divulgado ayer por el Banco Central, la economía se expandió 2,2% en enero-marzo frente al mismo período de 2017 y 1,1% respecto a octubre-diciembre del año pasado.

Según cálculos de El País con el crecimiento de este trimestre, y aún si el Producto Interno Bruto (PIB) se mantuviera estancado en lo que resta del año, ya se aseguró un piso de expansión de 1,4% (por un efecto de arrastre estadístico).

Evaluación.

"Con estas cifras mantenemos nuestro diagnóstico de que la actividad económica está creciendo a un ritmo moderado, habiendo dejado atrás las tasas de expansión de 4% anual que observamos a fines de 2016 y principios de 2017, cuando la economía rebotó tras dos años de relativo estancamiento (entre mitad de 2014 y mitad de 2016)", dijo a El País el socio de la consultora Deloitte, Pablo Rosselli.

Agregó que "los datos del primer trimestre fueron algo mejor a los que proyectábamos. Cuando se analiza el crecimiento frente al cuarto trimestre, observamos cifras mayores a las proyectadas en la Construcción y en sectores cuyas cifras trimestrales desestacionalizadas son muy volátiles (Electricidad, Gas y Agua y y Actividades Primarias)".

El economista jefe de KPMG, Marcelo Sibille dijo a El País que "a nivel agregado siempre es positivo crecer. El mal verano que tuvimos por la sequía y que afectó negativamente la producción primaria, fue más que compensado por el aumento del consumo".

"También hubo un crecimiento de la producción industrial por efecto estadístico dado que la Refinería de Ancap en La Teja permaneció parada en 2017" y ahora no, añadió.

A su vez, "hay un elemento de diagnóstico muy preocupante que no cambia, y es la caída de la inversión privada. Hasta 2017 tuvimos cuatro años de caída sostenida, y en el arranque de 2018 se mantiene la tendencia a la baja. Esta es la razón de fondo de por qué nuestro crecimiento no viene acompañado de generación de empleo", apuntó Sibille.

La gerente senior en Consultoría Económica de PwC, Mercedes Comas dijo a El País que "desde la perspectiva sectorial, continúa destacándose como en los últimos años el impacto de las telecomunicaciones: del 2,2% de crecimiento del PIB en el primer trimestre, 1,3 puntos, más de la mitad, lo explican las telecomuni- caciones" y agre- gó que ese sector junto a electricidad, gas y agua, y la industria —por el efecto Ancap— explican "prácti-camente todo el aumento del PIB del primer trimestre. Un elemento positivo fue que volvió a crecer la construcción, después de prácticamente tres años de registrar bajas".

Comas apuntó que "en los últimos tres años (2015-2017) el PIB creció 1,6% promedio anual, y la mayor parte de este crecimiento lo explicó el dinamismo de las comunicaciones. Si sacamos este efecto, podemos hablar de una relativa estabilidad en la actividad, de un crecimiento muy leve".

Mientras que Germán Deagosto de CPA Ferrere dijo a El País que "el dato fue un poco mejor del que teníamos previsto, pero no introduce innovaciones en términos de la composición del crecimiento. La buena noticia es que la inversión está cayendo menos y que el crecimiento parece extenderse hacia más sectores (aunque sigue fuertemente concentrado en unos pocos). En el mismo sentido, nuestra estimación de tendencia-ciclo (señal más estable) pauta una aceleración del crecimiento trimestral en relación a los últimos datos".

Sectores.

"En el primer trimestre del año la mayor parte de los sectores incrementaron su nivel de actividad, con excepción de Suministro de electricidad, gas y agua y Actividades primarias que se vieron afectadas por factores climáticos. Dentro de las Actividades primarias, el efecto negativo de la sequía se concentró en el sector agrícola con particular incidencia en los cultivos de soja", señaló el Centro de Investigaciones Económicas (Cinve) en un análisis divulgado ayer.

"Las actividades que tuvieron una mayor incidencia positiva en el crecimiento fueron Transporte, almacenamiento y comunicaciones y Comercio, restaurantes y hoteles con crecimientos respectivos de 6,7% y 4%" e incidencias de 1,3 y 0,5 puntos porcentuales respectivamente, explicó el Cinve.

"Es de destacar el crecimiento de 2,1% de la Construcción, actividad que no registraba aumentos significativos desde comienzos de 2013, habiendo mostrado desde entonces solo cinco variaciones positivas cercanas al 1%", agregó.

Analistas corrigen estimación a la baja

Los analistas consultados por El País prevén modificar a la baja sus proyecciones de crecimiento de la economía, pero más que nada por cambios negativos en el contexto internacional.

Sibille, de KPMG, indicó que "ya antes de la publicación de estos datos habíamos corregido las proyecciones de crecimiento a la baja para 2018 (a 1,8%), por efecto de los shocks externos negativos de mayor magnitud a lo originalmente previsto. Al aumento de la tasa de interés internacional y del petróleo, se suman la crisis en Argentina y la incertidumbre en Brasil. El tipo de cambio tuvo un repunte muy fuerte, lo cual debería afectar al consumo privado fundamentalmente durante el segundo semestre del año".

Rosselli, de Deloitte, dijo que se revisarán "las proyecciones en los próximos días pero pensamos que no cambiarán de un modo significativo. Hasta ahora veníamos proyectando un aumento del PIB de 2,7% en 2018, que descontado el efecto de reapertura de la refinería implicaría una expansión de la actividad económica en torno de 2% anual".

Comas de PwC señaló que "el año pasado la economía creció más de lo que preveíamos, pero en el actual contexto el sesgo es a la baja en los pronósticos. La previsión que teníamos para este año era de un aumento del PIB de 2,5%, aun considerando el efecto positivo de Ancap. Sin embargo, el contexto regional está bastante más complicado en el último trimestre. Tanto Argentina como Brasil están reduciendo sus proyecciones de crecimiento y esto configura un escenario más complejo, que seguramente incida en una revisión a la baja de las perspectivas de crecimiento".

Deagosto, de CPA Ferrere, explicó que "si bien el dato fue levemente mejor de lo esperado, las innovaciones recientes han sido todas negativas", donde mencionó los efectos externos y el hecho de que "a nivel local, la sequía va a continuar impactando en el crecimiento del segundo trimestre" y la suba del dólar "enfriaría el consumo". "En ese sentido, ya corregimos el crecimiento 2018 de 3% a 2,3% y podríamos continuar recortando a la luz del cambio del escenario externo".

Del lado de la demanda
Consumo y ventas al exterior, los "motores"
El consumo de las familias brasileñas aumentó 1% en el último año. Foto: EFE

Al evaluar el PIB desde el lado de la demanda, el consumo registró un incremento de 2,4% en el tercer trimestre frente a igual período del 2017, inferior al 3,7% alcanzado en el último cuatrimestre del 2017 frente a igual período del 2016.

En efecto, el crecimiento en el Gasto en Consumo Final se vio impulsado principalmente por una expansión en el gasto de los hogares (+2,8%), que registró una mayor incidencia en el incremento total. Este aumento fue en parte contrarrestado por el descenso en el gasto del gobierno (-0,3%).

Por su parte las exportaciones de bienes y servicios aumentaron 4,6% en el primer trimestre del año frente a igual período de 2017, un ritmo inferior al 7% que habían crecido en octubre-diciembre de 2017 respecto a igual período del 2016.

"El incremento registrado en las exportaciones de bienes, de 6,2%, se debió a las mayores ventas al exterior de Productos del procesamiento y conservación de la carne, de Madera y productos de la silvicultura, y de Vehículos automotores, entre otras y en servicios, el aumento en las ventas al exterior de Otros servicios, compensó la leve caída en las ventas asociadas al turismo receptivo provocada por un menor gasto en todos los rubros en términos constantes", indicó el Banco Central.

Un motor apagado
La inversión cae otra vez y es 16,6% del PIB
En caída: el informe detalla que la actividad de la industria de la construcción se redujo 6% en 2017. Foto: EEE

La inversión volvió a caer, ya que bajó 2,2% en el primer trimestre del año respecto al mismo período de 2017. "El descenso de la Formación bruta de capital fijo desde el punto de vista del tipo de activos, se condice con una disminución en la exploración minera, por menor actividad de las empresas que exploran mayoritariamente en tierra, y también en las maquinarias y equipos importados, contrarrestadas por un crecimiento leve en la inversión en obras de construcción", señaló el informe del Banco Central.

"Dentro de la inversión en construcción se destaca el crecimiento del sector privado, contrarrestado parcialmente por el descenso de las obras de infraestructura pública", agregó.

De acuerdo a los datos del Central, la inversión privada "se redujo con respecto a igual período del año anterior, en tanto la realizada por el sector público fue mayor".

Finalmente, las inversiones como porcentaje del PIB descendieron nuevamente y representan en los últimos 12 meses un 16,63%, siendo un 13,68% correspondiente al sector privado.

El gobierno ha implementado medidas para recuperar la inversión y de esa forma además generar puestos de trabajo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)