Un debate que se repite

Economía critica que haya ley para deudores en UR

Costaría al menos US$ 200 millones; se inclina por una solución “caso a caso”.

Protesta. Grupo de deudores en UR se han venido movilizando al sentirse perjudicados; pero para el gobierno no todos lo fueron. Foto: archivo El País.
Grupo de deudores en UR se han venido movilizando al sentirse perjudicados. Foto: Archivo

El reclamo de los deudores del Banco Hipotecario (BHU) que tomaron créditos en Unidades Reajustables (UR) y entienden son perjudicados ya que pagarán por su inmueble más de lo que vale —por el fuerte crecimiento de los salarios en los últimos años (la UR ajusta por el Índice Medio de Salarios) y por haber refinanciado la deuda— lleva varios años. Ahora el Parlamento analiza un proyecto del senador blanco Luis Alberto Heber que plantea que quienes estén al día puedan convertir sus deudas a Unidades Indexadas (UI) e incluso acceder a descuentos.

Para dar su opinión respecto a dicha solución acudieron a la Comisión de Hacienda del Senado autoridades del BHU y el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Previamente había comparecido el grupo de deudores en UR y en esa instancia el expresidente José Mujica había dicho que era necesario "una solución legal, pero requiere voluntad política".

El asesor del MEF, Martín Vallcorba, dijo que "a la hora de ver cuál es la solución debemos identificar el problema y, a mi modo de ver, no hay un problema generalizado en la cartera de deudores en UR y si ese es el diagnóstico, la solución no puede ser generalizada".

Recordó anteriores refinanciaciones en épocas poscrisis (1982 y 2002) que "generaron consecuencias que no siempre estuvieron alineadas con los objetivos loables y compartibles que perseguían".

Explicó que "cuando existen medidas generalizadas que implican algún tipo de alivio para los deudores —como más plazo, menores tasas, quitas de capital—" se genera un "problema de riesgo moral" (comportamiento oportunista) al brindar "incentivos" que podrían derivar en "comportamientos negativos de los deudores"; y además trae "problemas a las propias instituciones que dan crédito porque por vía legislativa ven alterados los términos contractuales que las partes acordaron originalmente".

Para justificar la posición de que existe "un problema de interpretación", el vicepresidente del BHU, Darío Burstin, expresó: "Si se toma en cuenta la evolución de la UI y la UR en períodos largos, el diferencial de tasas y el distinto mecanismo de reajuste que existe en estos tipos de créditos, se puede concluir que no siempre el deudor en UR paga más. En los últimos años los deudores en UR han visto evolucionar sus cuotas por encima de la UI, por lo que interpretan que el factor de actualización los perjudica. Sin embargo, si se tomara en cuenta todo el panorama, la interpretación debería ser diferente".

En línea con esto, el jerarca afirmó que "la gran mayoría de los deudores en realidad no se vieron perjudicados por la suba de la UR durante todo el período del crédito". También sostuvo que una solución como la que está a estudio "inevitablemente beneficiaría a deudores que no se vieron perjudicados" y "estaría generando una señal de castigo a buenos pagadores" que ya saldaron su deuda.

El gobierno apunta "a la búsqueda de mecanismos que permitan analizar esas diferencias" entre cada deudor, estudiando "caso a caso" la situación y definiendo "la solución más adecuada que contemple la realidad" de ese crédito.

Proyecto.

Vallcorba dijo a los legisladores que el artículo 1 del texto propuesto por Heber (que los deudores en UR puedan pasar el saldo restante a UI con las mismas tasas de interés) "ya se está implementando e inclusive es más abarcativo de lo que se plantea porque incluye a los deudores con cuotas vencidas, cuando antes incluía exclusivamente a los que estaban al día".

Sobre el siguiente artículo que faculta al BHU a establecer un régimen especial de descuentos para este colectivo, el asesor del MEF indicó que ese poder "ya lo tiene" el banco y "ha venido implementando algún tratamiento de carácter general para los buenos pagadores, así como también mecanismos especiales sobre los conjuntos de deudores".

"Entendemos que esta solución, que implica una quita en lo adeudado con carácter general para todos los deudores, no es conveniente, potencialmente tiene un impacto económico muy significativo sobre el banco y compromete la capacidad de generar nuevos créditos en el futuro", sentenció Vallcorba.

Costo.

El gerente del Área de Riesgos del BHU, Álvaro Carella, presentó "un análisis primario" sobre el dinero que costaría la solución planteada en el proyecto de ley: "el impacto no sería menor a unos US$ 200 millones". Es una proyección "solo enfocando en este universo (de deudores) y sin tomar en cuenta lo que pudieran llegar a plantear los miles de clientes que tenían deudas entre el 2007 y la semana pasada, pero la cancelaron", aclaró.

Al senador Heber le sorprendió la cifra y sostuvo que si en 2007 "se hubieran inscripto todas las personas que tenían posibilidad de pasar su deuda de UR a UI, el banco hubiera perdido" esos US$ 200 millones.

Vallcorba le respondió que "no es que se reconvierta lo que se pagó cambiando simplemente la unidad y la moneda", ya que quienes se pasaran de UR a UI "hubieran empezado a pagar un nuevo crédito, con una nueva cadencia en términos de amortización de intereses, y los resultados para el BHU hubieran sido diferentes".

En tanto, Burstin indicó que los US$ 200 millones representan "aproximadamente un 20% o un 25% de la cartera" de deudores en UR, es decir que la quita que se efectivizaría estaría en promedio en cada crédito en torno a dicho porcentaje.

Proyecto no es "perdona tutti" según Heber

Luego de las autoridades, el senador del Partido Nacional, Luis Alberto Heber, que presentó el proyecto de ley en debate dio sus argumentos. Aclaró que el texto "no habla de condonación de deudas, no habla de perdona tutti", sino que va en el mismo sentido del pasaje de UR a UI que propuso el BHU en el 2007. También señaló que quiere saber el costo que tendría la solución, para "ver si le estamos generando una dificultad al banco, cosa que no pretendemos". Al respecto, subrayó que como se busca "atender un tema social", el monto no debiera salir del BHU "porque estaríamos afectando a los nuevos deudores, es un tema del Estado en su conjunto".

Más de 15.000 clientes en UR han cancelado sus deudas

El vicepresidente del BHU informó en la Comisión de Hacienda que "en los últimos años más de 13.715 clientes de la cartera en UR han cancelado sus créditos; y en los últimos tres años lo hicieron 5.000". Agregó que en los próximos cinco años "hay otros 4.000 clientes que estarán cancelando" sus deudas.

En tanto, el director del BHU en representación de la oposición (Partido Colorado), Gustavo Cersósimo, explicó que "el 63 % de los clientes en UR mantiene la tasa de interés de buen pagador que es del 4,5% (la tasa contractual es del 6,5%), lo que significa que se le aplica una tasa 17% más baja". A su vez, detalló que la composición de la cartera general del BHU "en montos es 46% en UR y 54% en UI", con un total de deudores de 35.084.

También comunicó que al momento hay "solo 70 casos en proceso de ejecución (remate)". Respecto a esto, Burstin indicó que "mucho se ha venido hablando en los últimos tiempos acerca de cuánta gente está en riesgo inminente de perder su casa —o están a punto de hacerlo— con este aumento de la UR", pero señaló que "el banco realiza muy pocos remates" ya que se trata de "una instancia realmente excepcional" e "inusual".

Asimismo, el vicepresidente del BHU se refirió a la comparación de la cuota promedio de la cartera en UR y en UI: "Si la UR se ha venido despegando de esta manera de la UI, ¿cómo es posible que el monto promedio de la cuota en UR sea $ 12.944? Estas cifras son a febrero pero como los créditos en UR reajustan una vez al año, hoy sigue igual y las cuotas en UI hoy son un poco más porque reajustan todos los meses".

Por otra parte, Burstin dijo que en el último tiempo se ha constatado un "leve ascenso de la morosidad" producto del debate en el Parlamento de una solución para los deudores. "Este es un riesgo que siempre miramos, nos preocupa como los deudores reciben este tipo de señales", concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º