Situación tras la crisis

Economía de EE.UU., ¿está bien o está mal?

El chiste común es que la mejor respuesta que puede dar un economista es siempre "depende". Y algo de eso hay cuando sale a relucir el debate sobre el estado de la economía de EE.UU., especialmente en un año electoral como el actual y tras la aguda crisis de 2008-09.

A comienzos de febrero, tras conocerse el dato de la tasa de desempleo de enero que se ubicó en el 4,9%, el presidente Barack Obama compareció de forma no anunciada en la sala de prensa de la Casa Blanca para recalcar que se trataba de la cifra más baja "en ocho años" y se había reducido a la mitad tras superar el 10% en 2010.

EE.UU. se ha recuperado "más rápido, mejor, y de manera más duradera" que otros países desde la "dolorosa" crisis financiera de 2008-09, agregó el presidente. En una línea similar se explicó el multimillonario inversor Warren Buffett, consejero delegado de Berkshire Hathaway, en su habitual carta anual a sus accionistas.

"Muchos estadounidenses creen ahora que sus hijos no vivirán tan bien como ellos. Esa visión está completamente equivocada: los bebés nacidos en EE.UU. hoy serán la cosecha más afortunada en la historia", afirmó.

Buffett, de 85 años y considerado la segunda persona más rica del país con una fortuna estimada de US$ 62.000 millones, recordó que "durante 240 años ha sido un error terrible apostar contra EE.UU.", y subrayó que "ahora no es el momento de comenzar".

Más allá de las peleas políticas, en los últimos meses y dados los recientes episodios de volatilidad financiera y debilidad global, el debate acerca de la amenaza de un nuevo periodo recesivo ha vuelto a emerger también en círculos académicos sobre la economía estadounidense, que ha venido creciendo a un ritmo anual del 2,4% en los pasados dos años.

"No estamos en recesión, pero sí que creo que tenemos un riesgo de caer en recesión. Mi estimación es que tenemos unas probabilidades de una entre tres este año, y de una entre dos en los próximos dos años", aseguró Larry Summers, exsecretario del Tesoro y profesor de Economía de la Universidad de Harvard en un reciente artículo.

Summers precisó que todo dependerá de si la Reserva Federal (Fed) lleva a cabo un ajuste monetario apresurado, y no es capaz de reconocer que la economía "aún necesita respaldo".

También matizada es la opinión de otro de los grandes economistas estadounidenses, el nobel Paul Krugman, un gran defensor del presidente Obama.

"La actual es una economía que no está mal, pero de ninguna manera es una gran economía", afirmó en una de sus recientes columnas en el diario The New York Times.

Para Krugman, "el desempleo es bajo, pero eso tiene mucho que ver con el declive en la fracción de la población que busca trabajo; y la debilidad de los salarios asegura que eso no parezca algo cercano a prosperidad".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)