ESCENARIO EXTERNO ES “DESAFIANTE” 

Economía estancada en 2° trimestre dice el Banco Central

Indicadores parciales muestran “escaso dinamismo”, afirma.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
BCU evaluó que la economía "habría mostrado un escaso dinamismo". Foto: F. Ponzetto

La actividad en Uruguay siguió estancada en el segundo trimestre, según afirmó el Banco Central (BCU) en su Informe de Política Monetaria correspondiente al segundo trimestre del año. "La economía uruguaya se mantuvo prácticamente sin crecimiento en el primer trimestre del año y se presume que esta situación ha continuado en el segundo", afirmó. Los datos de la evolución del Producto Interno Bruto (PIB) de abril-junio se conocerán en septiembre.

El BCU expresó que "de acuerdo con la evolución de algunos indicadores parciales de actividad, la economía habría continuado registrando un escaso dinamismo en el segundo trimestre de 2016".

En ese sentido, señaló que "si bien las importaciones de bienes de consumo sin automóviles mostraron un repunte en tendencia-ciclo considerando datos a abril, en términos interanuales continuaron contrayéndose. De forma similar, las ventas de automóviles 0 kilómetro estabilizaron en el margen la caída que venían registrando en el último año en términos de tendencia-ciclo, pero aún continúan mostrando fuertes caídas interanuales. Esta evolución resulta consistente con el deterioro de algunos fundamentos del consumo privado, como el mercado laboral y las expectativas de los consumidores".

Agregó que "el crédito a las familias en moneda nacional exhibió una fuerte desaceleración durante el primer semestre del año, registrando una variación casi nula en términos de tendencia-ciclo con datos a abril".

"En cuanto a la demanda externa —explicó el informe—, en el promedio de abril y mayo las exportaciones de bienes medidas en volumen cayeron 17% en términos interanuales (sin incluir zonas francas). El componente de tendencia-ciclo continuó mostrando una trayectoria a la baja, al igual que los precios de exportación".

A nivel externo se presenta un escenario "desafiante" para la economía uruguaya, afirmó el BCU.

"Si bien en 2015 en promedio los socios comerciales de Uruguay experimentaron deflación en dólares, se espera que en 2016 y 2017 tengan inflación en dólares" y eso "constituiría cierta presión sobre la inflación doméstica".

Aún así, "este proceso podría verse amortiguado por la menor apreciación esperada del dólar y por mejores condiciones financieras internacionales", añadió. "En materia de actividad, el crecimiento esperado de los principales socios comerciales impulsaría a la economía uruguaya en forma moderada", concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)