EL DESPERTAR AFRICANO

La economía de mayor crecimiento en este año

Basado en el petróleo, el cacao y el oro, Ghana se proyecta para conquistar ese galardón en 2018.

Hasta la década de 1980 estaba en crisis, pero descubrió petróleo y todo parece cambiar. Foto: Pixabay
Hasta la década de 1980 estaba en crisis, pero descubrió petróleo y todo parece cambiar. Foto: Pixabay

Hasta apenas la década de 1980, Ghana, la nación del oeste africano, estaba en crisis, deteriorada por la hambruna después de una serie de golpes de Estado. Sin embargo, ha logrado tener elecciones pacíficas desde 1992, y su futuro económico se volvió mucho más claro hace más o menos una década, cuando se descubrieron yacimientos de petróleo en sus litorales.

Ahora, conforme los precios del petróleo suben de nuevo y la producción nacional de crudo se expande con rapidez, Ghana está en proceso de levantar a un país sumido en la pobreza hace no mucho tiempo: es probable que cuente con una de las economías con mayor crecimiento del mundo, según el Banco Mundial, el Banco de Desarrollo Africano, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Brookings Institution.

El pronóstico para su crecimiento en 2018 es de 8,3% y 8,9%, lo cual podría sobrepasar incluso a la India y su rampante sector tecnológico, así como a Etiopía, que durante la última década ha sido una de las economías de mayor crecimiento en África gracias a su producción agrícola en expansión y a la exportación de café.

Según las predicciones del FMI, solo Bután, con su pequeña economía, y Libia, cuya economía devastada por la guerra apenas arrancó en años recientes, podrían tener un mayor índice de crecimiento este año.

En enero, el índice bursátil de Ghana alcanzó el índice de crecimiento más alto del mundo, 19%, según Bloomberg.

El petróleo no es el único recurso que está ayudando a la economía de Ghana. El cacao es la otra dádiva de la naturaleza, y los productores se sumaron al auge del petróleo.

Edmund Poku, el director ejecutivo de Niche Cocoa, dijo que su fábrica en Tema, un suburbio industrial de la capital, Accra, tiene contratos para vender todo el polvo, la manteca y las barras de chocolate que planea hacer en 2018. "Este es el primer año que lo hemos logrado", dijo Poku, mientras los empleados de bata blanca se metían a su oficina desde la planta de producción para recibir sus asignaciones del día.

Dentro de la ruidosa fábrica de chocolate de Poku, equipos de técnicos están sentados detrás de sus computadoras, operando las máquinas que tuestan, muelen, cuecen, prensan y mezclan cientos de kilogramos de semillas de cacao cada día.

Su fábrica personifica los objetivos de los economistas y tecnócratas a lo largo y ancho de África: una empresa local que ofrece cientos de trabajos bien pagados y calificados, y que hace uso de tecnología de punta.

Poku ha duplicado la capacidad de su fábrica en los últimos dos años y planea contratar otros 100 trabajadores este año. Predijo que otros sectores de la industria podrían también expandirse.

"Una vez que la gente vea que la economía está creciendo, los bancos y los inversionistas estarán más dispuestos a ver a Ghana como un buen lugar para invertir", dijo.

Evitar la maldición.

Mientras el país atraviesa una buena racha, economistas y otros expertos han exhortado a Ghana para que evite la maldición que ha plagado a otros países que dependen demasiado en la extracción de petróleo y minerales, pues son industrias que se asocian muchas veces con tejemanejes y corrupción.

El presidente Nana Akufo-Addo, electo a finales de 2016 durante una ola de descontento por la economía, ha jurado tomar en consideración el consejo y dirigir las ganancias del petróleo hacia la educación, la agricultura y la manufactura, para diversificar la economía.

En su último informe de gobierno, Akufo-Addo llamó a la industria de la agricultura "la columna vertebral" de su agenda de desarrollo y dijo que las fábricas como la de Poku han sido "el punto de partida para la industrialización en sociedades más desarrolladas". Dijo que también planea aumentar los incentivos para los procesadores de cacao.

Las ventas de cacao están ayudando a levantar el sector agrícola de Ghana, que al final del año pasado registró su mejor período de crecimiento desde 2010, motivado por una extraordinaria cosecha de cacao. Los precios del cacao, junto con los precios de otras exportaciones de Ghana —el oro— están creciendo de nuevo.

La industria para procesar el cacao se está expandiendo para aprovechar el flujo de semillas verdes, dijo Eric Amengor, subgerente de investigación en el Consejo del Cacao de Ghana. Las solicitudes para obtener permisos con el fin de abrir nuevas fábricas están llegando a raudales, añadió.

Sin embargo, los críticos di-cen que un programa para establecer nuevas fábricas que abarquen varias industrias —una en cada uno de los 216 distritos de Ghana— ha tenido un comienzo lento.

El crecimiento en industrias como finanzas y salud pública también se ha retrasado, en parte, porque la inversión gubernamental se ha restringido durante los últimos años para subsanar los años de gasto inmoderado. Después del auge inicial de petróleo en 2011, la nómina pública desbordada, y el aumento de deuda del pago de intereses condujo al país hacia un déficit fiscal profundo cuando los precios del petróleo cayeron.

Sin embargo, hoy Ghana parece estar pisando suelo presupuestario estable de nuevo, dicen los analistas.

A pesar de que el objetivo a largo plazo es diversificar la economía, la mayor causa detrás de todo el optimismo actual en Ghana aún es el petróleo.

Durante los últimos 18 meses, dos grandes yacimientos petroleros en el litoral de Ghana han comenzado sus operaciones.

En 2017, la producción alcanzó casi los 60 millones de barriles, lo que provocó ganancias por exportaciones petroleras 124 veces mayores que el año anterior, según estadísticas del banco central.

En septiembre, Ghana ven- ció en una disputa fronteriza de litoral con su vecino Costa de Marfil, que se espera deje el camino libre para poder hacer más exploración petrolera. Exxon Mobil firmó un acuerdo de exploración con el gobierno en enero. El auge preocupa a algunos expertos.

"Si de pronto ves que se aproxima una abundancia de recursos, hay una tendencia a gastar el dinero que no tienes, y eso ha sido el caso en Ghana", dijo John Page, un miembro con experiencia en economía global y programas de desarrollo en el Brookings Institution.

Aún no se siente que sea un país petrolero

Aunque Ghana tenga la oportunidad de conquistar el título de la nación cuya economía crecerá más rápido en este año, aún tiene que probar que puede aprovechar su auge petrolero para crear empleos calificados y una expansión sostenible en el tiempo. "Tenemos esperanza en que nuestros líderes puedan utilizar estos recursos de manera estratégica", señaló Alhassan Atta-Quayson, economista de la Universidad de Educación en Winneba, en la región costera occidental de Ghana, cerca de los pozos petroleros en alta mar. "Hasta ahora, no se ha hecho mucho. No se sienten los efectos de que Ghana sea un país petrolero", aseguró el economista. Un factor a cuidar es la inflación, que en los 12 meses a febrero era de 10,6%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)