UN DIAGNÓSTICO COMPLEJO

La economía sin rápida reactivación, según informe

Un persistente déficit fiscal y alto desempleo, algunos de los impedimentos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Uruguay tiene el desafío de mejorar su competitividad, dijo informe. Foto: archivo El País

Un informe de la Universidad Católica indicó que la economía ha perdido competitividad y por ese motivo no se debe esperar una rápida reactivación. Como principales aspectos negativos señaló al déficit fiscal, un excesivo gasto público y alto desempleo. También marcó falencias en infraestructura.

El documento elaborado por el Instituto de Competitividad de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Católica expresó que Uruguay, ya sea por aspectos provenientes del entorno internacional o como consecuencia de situaciones complejas a nivel interno, se enfrenta a un claro desafío de competitividad, que debe resolver para retomar la senda de crecimiento.

Como consideración general, marcó que a nivel del entorno macroeconómico lo importante radica en lograr una adecuada consistencia entre la política fiscal y monetaria o cambiaria.

Además, se necesita mantener una inflación reducida y estable, equilibrio en las cuentas fiscales o déficits financiables, como algunos de los aspectos principales.

Y sin embargo esas características no se observan en la economía local. En ese sentido, el escrito indicó que "parecería que no cabe esperar una reactivación rápida de la economía".

La percepción se sustenta en que "la economía ha perdido competitividad debido al excesivo gasto público, aunado a un incremento de las tarifas de servicios como son la energía y las telecomunicaciones que afectan directamente los costos de las empresas y que puede reflejarse en una todavía mayor inflación".

El último dato de inflación anualizada a octubre se ubicó en 8,45 y se desaceleró por quinto mes consecutivo. A pesar del dato positivo, lleva igualmente 70 meses fuera de a meta del Banco Central (BCU) de entre 3% y 7%.

El escrito enumeró además —como aspectos que no contribuyen a una mejora de la economía— a "un déficit fiscal persistente y al aumento concomitantemente de la deuda pública. Todo esto sumado a un escenario externo adverso, un consumo doméstico estancado en un contexto de bajas expectativas, salarios reales que ya no crecerán como antes y un nivel de desempleo alto".

El documento indicó que si bien la economía presentó un crecimiento significativo en la última década, mantiene diversas debilidades y vulnerabilidad en un contexto internacional adverso, que se han manifestado en un fuerte enlentecimiento de la actividad.

"Todo ello plantea un grado de urgencia significativa en abordar procesos de construcción competitiva reales y efectivos", dijo.

Sostuvo que para incrementar la productividad y por ende la competitividad, un aspecto importante es una "institucionalidad que "garantice un adecuado ambiente para el desarrollo de los negocios, pues es en la interacción de las empresas con su entorno micro y sectorial donde se juega la productividad y el crecimiento".

Una posible agenda competitiva, añadió, además de fijar una institucionalidad adecuada y consolidar la estabilidad macroeconómica, debería solucionar los "cuellos de botella" que en materia competitiva presenta el país.

En otra parte del estudio, indicó que "hay que tener en cuenta que consolidar la estabilidad macroeconómica a mediano y largo plazo es una condición de base para poder avanzar en mejoras competitivas. Tener bajo control la inflación y niveles razonables de déficit fiscal, entre otras medidas, ayudan a que el ambiente de negocios mejore e incentive a empresas a invertir y a su vez a atraer creciente inversión extranjera directa".

Mejoras y obras.

Otro elemento a priorizar en una agenda competitiva, según el documento de la Universidad Católica, es el de la infraestructura, donde se debe incluir tanto la física, como la administrativa y de información y la científica y tecnológica.

El escrito expuso que es en la infraestructura física —en el estado y disponibilidad de carreteras, puertos, aeropuertos y ferrocarril— donde se presentan las principales deficiencias.

"Si bien se ha anunciado que los problemas de infraestructura física se podrían solucionar a través de financiamiento bajo el esquema de Participación Público Privada (PPP), a la fecha no se han concretado inversiones significativas en ese sentido", manifestó.

Agregó que dado la restricción de recursos en el sector público, con un alto déficit fiscal y con limitadas opciones de aumentar la carga impositiva para generar nuevos recursos genuinos, la posibilidad de incorporar inversión privada mediante este mecanismo se muestra como una buena opción.

Es por eso que "debería incorporarse a la agenda competitiva un proceso en el cual las PPP se conviertan en un instrumento adecuado y eficiente para mejorar la infraestructura física del país y adaptarla a las necesidades de la producción, permitiendo bajar costos tan básicos como son los de transporte y logística", dijo el documento.

Además, manifestó que las políticas públicas "pueden y deben apoyar con acciones específicas a determinadas actividades que son críticas para mejorar la competitividad de las empresas. En particular, los procesos de innovación e internacionalización son considerados claves para la mejora de la productividad y de una mejor inserción internacional".

Los acuerdos y el Mercosur

El informe también dedicó un capítulo a la inserción internacional. Expuso que esa inserción "está condicionada a la posibilidad de firmar acuerdos que mejoren el comercio entre las partes. En este sentido, hay dos temas que determinan la inserción internacional: el Mercosur y la posibilidad de lograr acuerdos de libre comercio con terceros países". Sobre el Mercosur afirmó que el bloque ha perdido dinamismo desde hace varios años y ante ello el gobierno uruguayo sostuvo su postura de que se le permita a los países que lo integran a firmar tratados de libre comercio. Sobre este aspecto, destacó el TLC de Uruguay con Chile y la posibilidad de alcanzar otro con China. También resaltó la reanudación de las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea (UE).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)