FERRERI, CLARITO

Economía rechaza cambio a proyecto de ley de zona franca

“Horada” la base fiscal lo que es “imposible de llevar adelante”, dijo Ferreri.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: archivo El País

Un artículo del proyecto de ley de zonas francas que brinda la posibilidad a los exclaves del interior de tener una oficina en Montevideo, genera polémica entre el Ministerio de Economía y Finanzas y la comisión de Hacienda del Senado.

En la sesión del jueves, la comisión aprobó un cambio al proyecto original en el artículo 9. Allí, la modificación permite a las zonas francas del interior del país tener oficinas para exhibición en Montevideo.

Ahora el proyecto pasa al plenario del Senado que debe votarlo y en caso de aprobarlo pasará a la Cámara de Diputados.

Sin embargo, el Ministerio de Economía y Finanzas —MEF— (donde se redactó el proyecto original) no está de acuerdo con esa modificación.

"Es un cambio que tenemos que ver (cómo queda finalmente)", dijo el subsecretario de Economía y Finanzas, Pablo Ferreri. Así como fue aprobado en la comisión "es un horadamiento de la base fiscal que es imposible de llevar adelante", afirmó Ferreri a El País.

Es que la actividad dentro de las zonas francas está exonerada de impuestos y el temor del MEF es que usuarios de los exclaves del interior utilicen las oficinas en Montevideo como lugar para desarrollar actividades y verse exonerados de tributos que deberían pagar si no estuviera ese artículo.

En una reunión de la comisión la semana pasada, el senador del MPP (Frente Amplio), Rubén Martínez Huelmo había dicho que había que "mejorar la redacción del artículo 9° porque algunas de las actividades que no son sustantivas se permiten en forma excepcional y, por lo tanto, habría que hacerlas de manera permanente. A mi modo de ver, si puede hacerse algo en forma excepcional, debería examinarse la posibilidad de darle carácter permanente".

El senador de Todos (Partido Nacional), Álvaro Delgado dijo a El País que su partido votó el proyecto en la comisión porque "como quedó, creo que es un proyecto más moderno" y algo que "da garantía para el funcionamiento e igualdad de oportunidades para zonas francas del interior" al permitirles "tener oficinas en Montevideo lo que para nosotros era muy importante porque era un desequilibrio en contra de lo que pasa en el mundo que es la descentralización del sistema de zonas francas que Uruguay estaba concentrado en la zona metropolitana las zonas francas del país".

"viva el fascismo".

La semana pasada, el presidente de la zona franca Florida, Luis Calachi compareció ante la comisión de Hacienda y se quejó de las inspecciones de la Dirección General Impositiva (DGI), al tiempo que defendió la posibilidad de tener oficinas en Montevideo.

"Se trabajó siempre de determinada manera, pero del día a la noche volvieron delincuentes a empresas importantes. Los inspectores (de la DGI) les decían: Te mato. Te mato. Sos un delincuente. Un inspector no puede matar. Acaso mata James Bond que tiene licencia para matar", afirmó.

"El comportamiento de los inspectores vistió de vergüenza a la patria", añadió.

A su juicio, "esto es la muerte de emprendimientos de empresarios nacionales en beneficio de grandísimos empresarios extranjeros y la concentración más brutal de este trabajo en la capital".

Calachi dijo que el gobierno no quiere dar esa posibilidad de tener una oficina en Montevideo y los acusó de fascistas.

"La desgracia de este país es que no hay diálogos sino monólogos y, desde el poder, los monólogos son facilísimos" dijo y señaló: "pero en plan fascista: va y va. ¡Viva el fascismo, entonces! ¡Así serán las cosas!".

Ante los legisladores, Calachi siguió con los insultos. "¡Díganme qué carajo, por qué no atienden! ¡Se cierran en la fortaleza del poder! Eso no fue lo que se dijo. ¡Den las razones! Hacemos lo que quieran; si hemos estado dispuestos a dar la vida, no vamos a andar jodiendo por una zonita franca. ¡Por favor! ¡Mañana cantan los pajaritos! ", expresó según la versión taquigráfica del cónclave.

Después se sinceró: "No puedo decir que en la zona franca que yo dirijo no haya relajo, pero puedo aseverar que es en la que hay menos relajo en el país".

En julio de 2011 la DGI reliquidó impuestos a usuarios de zonas francas y Calachi se opuso. En septiembre de ese año, en un encuentro en Impositiva por ese tema, Calachi se desnudó (ante Ferreri, entonces director general de Rentas y otros funcionarios para dejar en claro que no tenía micrófonos ocultos, según consignó el semanario Búsqueda en dicha ocasión.

Elogio de EE.UU. a control de la Aduana.

Por segundo año consecutivo, el United States Trade Representative (USTR, oficina de comercio de Estados Unidos) dejó fuera a Uruguay una lista de mercados de bienes pirateados y falsificados.

Ese listado anual (denominado The Notorious Market List) había generado polémica en 2014 y empresas que aparecían mencionadas lo rechazaron ya que en los últimos años no tuvieron procedimientos de ningún tipo.

En el informe 2016, el USTR dice que "Uruguay ha continuado aumentando las actividades de control en las zonas francas que estaban en la lista en 2014 y luego fueron quitadas (de la lista) en 2015".

En la edición 2014 del informe que elabora el USTR (que depende directamente del presidente estadounidense) se mencionaba que "a pesar de la reputación positiva de Uruguay en el respeto de los derechos de propiedad intelectual, se ha producido un aumento de las denuncias de falsificación y piratería en sus zonas francas, incluyendo (las de) Florida Sur y Libertad". Ambas, cuestionaron el informe. En el caso de Libertad, en los últimos ocho años no tuvieron un procedimiento, sea judicial o aduanero por cuestiones de propiedad intelectual o marcaria, lo que se llama piratería. En Florida Sur en 22 años la Aduana jamás incautó un artículo falso. La única denuncia que tuvo en 2007, fue desestimada por la Justicia.

El reporte del USTR, señala que "de enero a septiembre de 2016, la División de Propiedad Intelectual, Narcotráfico y Lavado de Activos de la Dirección Nacional de Aduanas llevó a cabo 36 incautaciones de bienes en infracción valuados en casi US$ 10 millones". Por eso, "los Estados Unidos elogian estos esfuerzos y alientan a sus interlocutores a que continúen sus esfuerzos individuales y cooperativos para combatir la piratería y la falsificación".

Al igual que en los anteriores, el reporte 2016 incluyó de la región a Ciudad del Este (Paraguay) y la feria La Salada (Argentina) con problemas de piratería.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)