INFORME ANUAL DE CALIFICADORA

Economía "más resistente" a shocks de los vecinos

Lo ve Moody’s, que alertó por “inconvenientes” en lo fiscal.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Dependencia de Argentina y Brasil se redujo, sin estar aislado. Foto: Archivo

Uruguay será "más resistente" en el futuro a los efectos indirectos de los problemas que puedan tener sus vecinos. El arreglo institucional de tener un Presupuesto cada cinco años con Rendiciones de Cuenta anuales si bien ha "ayudado a anclar la política fiscal después de la crisis de 2002", tiene "inconvenientes".

Estos conceptos son parte del informe anual de la calificadora de riesgo Moodys, publicado ayer, luego que la semana pasada mantuviera la nota de la deuda uruguaya en Baa2 —un escalón por encima del mínimo del grado inversor— y pasara de "negativa" a "estable" la perspectiva de la misma.

La integración económica de Uruguay ha significado que "su desempeño de crecimiento haya seguido el de sus vecinos en el pasado. Sin embargo, ahora pensamos que si bien Uruguay no estará totalmente aislado de los efectos indirectos derivados de Argentina y Bra-sil, el país probablemente será más resistente a este tipo de shocks externos en el futuro", indicó el reporte al que accedió El País.

"Esto se ha hecho más evidente en los últimos años, cuando tanto Argentina como Brasil han enfrentado mayores desafíos macroeconómicos. Como estas economías parecen haber tocado el fondo de sus ciclos económicos, sus recuperaciones probablemente reforzarán la de Uruguay en los próximos años", añadió.

Según la calificadora, el riesgo de vulnerabilidad externa del país es "muy bajo" debido a los "considerables amortiguadores externos" que posee.

La agencia evaluó que Uruguay "ha fortalecido sus amortiguadores externos durante la última década". Como ejemplo, señaló que "la cobertura proporcionada por las reservas mantenidas en el Banco Central ha mejorado hasta 1,2 veces el pago del servicio de la deuda externa desde 2012, comparado con 0,8 veces en el período 2007-2011". Si bien destacó que esto es una "mejora", Moodys indicó que "la mayoría de los pares con calificación Baa tienen una cobertura ligeramente más fuerte de aproximadamente 1,4 veces".

Fiscal.

Entre otros aspectos, el informe analizó el marco y la política fiscal. Recordó que cada nueva administración que entra en funciones debe enviar al Poder Legislativo un proyecto de presupuesto quinquenal dentro de los primeros seis meses de su mandato y que el mismo se revisa anualmente en un proceso conocido como Rendición de Cuentas.

A juicio de la calificadora, este arreglo institucional "ha ayudado a anclar la política fiscal después de la crisis de 2002", pero "tiene algunos inconvenientes".

Dentro de los tres inconvenientes que identificó Moodys, el primero es que "el marco no se actualiza sobre una base móvil plurianual, sino que orienta el desempeño solo durante el mandato de la administración". Otro de ellos responde a que el marco "carece de reglas fiscales claras con fuertes mecanismos sancionatorios" y finalmente "a pesar de las revisiones ex-post anuales, hay pocas directrices para ahorrar ingresos excesivos de un crecimiento económico superior al potencial, lo que fomenta un comportamiento procíclico".

Recordó que "dado el debilitamiento de los resultados económicos de los últimos años y el deterioro del equilibrio fiscal estructural, la administración actual ha utilizado las rendiciones de cuenta de 2016 y 2017 para impulsar medidas para reducir el déficit fiscal".

"Reconociendo que las nuevas medidas de ingresos tendrán un rendimiento decreciente, las autoridades también han tratado de contener el crecimiento del gasto discrecional en 2017 y 2018", añadió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º