BANCO CENTRAL

Economistas prevén que retracción en Brasil superará el 5% por coronavirus

Para la proyección se consultó a analistas y economistas de un centenar de entidades bancarias y financieras y los datos los divulgó el Banco Central este lunes. 

Jair Bolsonaro
Jair Bolsonaro pidió insistentemente a los brasileños que vuelvan al trabajo. Foto: AFP.

La economía brasileña sufrirá este año una retracción del 5,12% como consecuencia de la paralización de actividades adoptada por los gobiernos regionales para hacer frente al COVID-19, según una nueva previsión de los economistas.

La nueva proyección refleja una consulta hecha la semana pasada a analistas y economistas de un centenar de entidades bancarias y financieras y divulgada este lunes por el Banco Central.

Los analistas del mercado siguieron empeorando su previsión, ya que hasta la semana pasada esperaban una caída del Producto Interior Bruto (PIB) del 4,11% en la mayor economía sudamericana, a finales de abril calculaban una retracción del 3,76% y a finales de marzo una bajada del 0,48%.

La previsión ha sido reducida durante 14 semanas consecutivas.

En enero, antes de que el COVID-19 llegara a Brasil, de que el país se convirtiera en el cuarto del mundo con más contagios y de que los gobiernos regionales extendieran sus medidas de distanciamiento social, los economistas preveían que la economía de Brasil cerraría 2020 con un crecimiento del 2,3%.

La nueva previsión es más pesimista que la del propio Gobierno, que la semana pasada revisó hacia abajo su proyección y pasó a prever una retracción del 4,7 % este año, cercana a la del Fondo Monetario Internacional (FMI), que calcula una caída del PIB en Brasil del 5,3%.

Tanto el Gobierno como el FMI esperaban para este año un crecimiento en Brasil cercano al 2,5% antes de la pandemia.

De cumplirse cualquiera de los nuevos pronósticos, Brasil sufrirá en 2020 la mayor retracción del PIB en las últimas décadas.

La retracción impactará una economía que venía recuperándose lentamente de la histórica recesión que sufrió en 2015 y 2016, cuando su economía encogió cerca de 7 puntos porcentuales. El PIB brasileño creció un 1,3% en 2017 y en 2018, y un 1,1 % en 2019.

La consulta del Banco Central, sin embargo, mostró que los economistas prevén que el PIB brasileño se recuperará rápidamente y que crecerá un 3,20% en 2021 y un 2,50% tanto en 2022 como en 2023.

La pandemia, sin embargo, tendrá serios efectos económicos inmediatos en Brasil este año, incluyendo la destrucción de millones de empleos y el salto de la tasa de desempleo a niveles históricos, de acuerdo con los analistas.

El Gobierno, por lo mismo, ha aprobado una serie de medidas económicas para paliar los efectos negativos de la pandemia, como un subsidio de 600 reales (unos US$ 100) durante tres meses para los trabajadores informales, que en Brasil llegan a ser casi el 40% de la población económicamente activa.

Preocupado con la economía y los empleos, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, uno de los más escépticos sobre la gravedad de la COVID-19, ha criticado las medidas de restricción impuestas por la mayoría de los gobernadores y ha pedido insistentemente a los brasileños que vuelvan al trabajo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados