COMERCIO INTERNACIONAL 

EE.UU. y China alcanzaron un principio de un acuerdo luego de meses de guerra comercial

Una primera fase del acuerdo entre China y Estados Unidos se concretó hoy luego de meses de negociación en los que se vieron fuertemente implicadas ambas economías. 

Donald Trump y Xi Jinping. Foto: Reuters
La guerra comercial entre Donald Trump y Xi Jinping tuvo repercusiones en la economía mundial. Foto: Reuters

El presidente Donald Trump firmó ayer jueves un acuerdo comercial con China que impedirá la entrada en vigor de una nueva ronda de aranceles el 15 de diciembre, reportó la agencia Bloomberg. Más temprano la agencia Reuters había adelantado que el acuerdo estaba por oficializarse. “El acuerdo escrito aún está siendo formulando, pero en principio han llegado a un acuerdo”, dijo una fuente de las negociaciones.

Los negociadores estadounidenses ofrecieron reducir los aranceles existentes sobre los productos chinos hasta en un 50% y suspender las nuevas tarifas programadas para entrar en vigencia el domingo en un intento de asegurar un acuerdo comercial de “Fase 1”, habían adelantado más temprano el jueves dos fuentes familiarizadas con las negociaciones.

El representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, también había adelantado a los senadores durante una sesión informativa ayer jueves que los anuncios sobre los aranceles posiblemente eran “inminentes”, informó el legislador John Cornyn a periodistas.

El presidente Trump sostuvo más temprano que Estados Unidos está “muy cerca” de alcanzar un acuerdo comercial con China. “Estamos MUY CERCA de un GRAN ACUERDO con China”, publicó Trump en Twitter. “Ellos lo quieren, nosotros también”.

Trump iba a reunirse con altos asesores comerciales el jueves por la tarde para discutir el proceso, informo la agencia Reuters.

Estados Unidos tenía previsto imponer desde el 15 de diciembre aranceles a importaciones por un valor de casi 160.000 millones de dólares sobre bienes chinos que incluyan videoconsolas de juegos, pantallas de computadoras y juguetes.

Ambas potencias habían acordaron en octubre concluir un pacto comercial preliminar, pero las negociaciones no han dado resultados concretos hasta el momento sobre compras de productos agrícolas por parte de China y una reversión de las tarifas ya impuestas por Estados Unidos.

Wall Street reaccionó ayer jueves con euforia. Los indicadores de la bolsa neoyorquina tocaron máximos históricos tras las noticias de que Estados Unidos alcanzó “un principio de acuerdo” con China para resolver una guerra comercial que ha sacudido los mercados por cerca de dos años.

Las acciones fueron impulsadas en la mañana después de que el presidente Trump tuiteó que estaba “muy cerca” un acuerdo comercial con China y por un reporte de que Washington ofreció cancelar una nueva ronda de aranceles a los productos chinos.

“Ha sido un proceso largo y doloroso llegar a un acuerdo, si esto es así”, dijo Rick Meckler, socio de Cherry Lane Investments en New Vernon, Nueva Jersey. “Ciertamente es algo que el mercado ha estado buscando ya que es tal vez el último inconveniente real a corto plazo para el mercado”.

El Promedio Industrial Dow Jones subió 220,75 puntos, o un 0,79%, a 28.132,05 unidades; mientras que el S&P 500 ganó 26,94 puntos, o un 0,86%, a 3.168,57 unidades. El Nasdaq Composite, en tanto, agregó 63,27 puntos, o un 0,73%, a 8.717,32 unidades.

Los tres índices alcanzaron récords intradiarios, mientras que el S&P 500 y el Nasdaq cerraron en niveles récord.

Las bolsas reaccionaron en forma positiva al anuncio de Trump. Foto: Reuters
Las bolsas reaccionaron en forma positiva al anuncio de Trump. Foto: Reuters

El índice de referencia S&P ha ganado un 26% en lo que va de 2019, impulsado por los recortes de tasas de interés de la Reserva Federal, ganancias corporativas mejores a lo esperado y el optimismo en torno a las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China.

Este miércoles los mercados ya habían subido en reacción a la decisión de la Reserva Federal de mantener sin cambios los tipos de interés después de tres rebajas, y a los inversores solo les faltaban buenas noticias sobre la guerra comercial.

Ya con la campaña para su reelección en las elecciones de noviembre de 2020 tomando fuerza, Trump tiende a tomar la iniciativa política y busca mostrar a sus votantes que su agresiva postura ante China genera resultados.

Pero de momento no está muy claro qué obtendrá Estados Unidos a cambio de reducir la presión arancelaria sobre China.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error