DIRECCIÓN GENERAL IMPOSITIVA

El efecto del ajuste fiscal en suba de ingresos de DGI

Recaudó netos US$ 1.729 millones más, en parte por más IRPF.

DGI: En 2017 obtuvo ingresos netos por US$ 11.005 millones. Foto: archivo El País
DGI: En 2017 obtuvo ingresos netos por US$ 11.005 millones. Foto: archivo El País

En parte por el ajuste fiscal —suba del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y del Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE) principalmente— y en parte por un mayor crecimiento económico, la Dirección General Impositiva (DGI) incrementó su recaudación de tributos, que superó los US$ 12.000 millones en 2017.

El aumento de la recaudación neta de la DGI —una vez descontadas las devoluciones de tributos— fue de 6,2% real en 2017 respecto a 2016, según el informe divulgado ayer por el organismo. En 2016, el crecimiento había sido de 2% respecto a 2015.

Así, la DGI obtuvo $ 350.938 millones (unos US$ 12.249 millones) por tributos, devolvió impuestos por $ 35.643 millones (US$ 1.244 millones), por lo que obtuvo neto $ 315.295 millones (US$ 11.005 millones).

Respecto a 2016, el organismo recaudó neto US$ 1.729 millones más. Si se deja de lado el efecto cambiario (el dólar bajó en 2017), son US$ 1.195 millones más.

El gran responsable de ese aumento fue el IRPF. Este tributo que grava rentas del trabajo y del capital, recaudó $ 62.574 millones (US$ 2.184 millones) en 2017, un 26,3% más en términos reales que en 2016. En plata, significó que el IRPF aportó US$ 637 millones más. Si se quita el efecto cambiario, son US$ 531 millones, casi la mitad del aumento de ingresos netos que tuvo la DGI.

A su vez, en el total recaudado por el organismo, el IRPF fue el segundo impuesto en importancia al explicar $ 17,80 de cada $ 100 que entraron al organismo.

Dentro de este tributo, la recaudación de la categoría I (rentas del capital) aumentó 18% real, y la de categoría II (rentas del trabajo) se incrementó 27,7%. De todas maneras, la categoría II explica el 86,4% de los ingresos del IRPF.

Por su parte el Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social (IASS) vio elevar 21% real los ingresos en 2017 (fue el segundo que más creció detrás del IRPF) y totalizó $ 8.450 millones (US$ 295 millones). Este tributo también fue parte del ajuste fiscal que rige desde enero de 2017 y explicó $ 2,40 de cada $ 100 que entraron al organismo el año pasado.

IRAE, IVA e Imesi.

El IRAE elevó 5,6% real su recaudación en 2017 y alcanzó a $ 50.479 millones (US$ 1.762 millones). Este fue el tercer tributo en importancia recaudadora y explicó $ 14,40 de cada $ 100 que entraron a las arcas de DGI en 2017.

Los ingresos por IVA crecieron 3% en términos reales y totalizaron $ 160.890 millones (US$ 5.616 millones). En 2016 la recaudación de IVA había caído 1,9% real. Este impuesto es el principal que recauda la DGI y en 2017 aportó $ 45,80 de cada $ 100 que ingresaron.

Dentro del IVA, el que se cobra internamente generó 4% más ingresos en términos reales, el que pagan las importaciones generó 1,2% más y el mínimo a pequeñas empresas aumentó 2,3%.

El otro impuesto al consumo, el Imesi aumentó 10% real la recaudación y totalizó $ 35.367 millones (US$ 1.234 millones). Este tributo también había disminuido en sus ingresos en 2016.

Por combustibles, los ingresos de Imesi aumentaron 11,2%; por tabacos y cigarrillos subieron 7,1%; por automotores se elevaron 7,5%, y por el resto de los bienes gravados crecieron 11,8%.

Dos recaudaron menos en 2017.

Solo dos tributos vieron caer sus ingresos en 2017, el Impuesto a la Enajenación de Bienes Agropecuarios (Imeba) que bajó 3,2% en términos reales y totalizó $ 1.543 millones (US$ 53,8 millones) y el Impuesto al Patrimonio que cayó 2,8% real y alcanzó a $ 19.063 millones (US$ 665 millones). La recaudación del ITP subió 5,3% hasta $ 1.926 millones (US$ 67 millones) y la del Impuesto a la Renta de No Residentes creció 3,9% a $ 5.000 millones (US$ 174 millones).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)