EL VIRUS EN URUGUAY

Efecto coronavirus: la demanda de alimentos superó a la zafra navideña

La demanda en supermercados, almacenes y carnicerías en el último fin de semana debido a la llegada del coronavirus en Uruguay, superó a la de la zafra navideña.

Consumidores salieron a comprar en exceso a los supermercados, complicando la logística de reposición de los productos. Foto: Marcelo Bonjour
Consumidores salieron a comprar en exceso a los supermercados, complicando la logística de reposición de los productos. Foto: Marcelo Bonjour

Desde que el pasado viernes se anunciaron los primeros dos casos de infectados en Uruguay por coronavirus hasta este lunes inclusive, las ventas realizadas por supermercados y almacenes en todo el país superaron a las de la zafra navideña.

Así lo informó a El País el gerente general de la Asociación de Supermercados (ASU), Daniel Menéndez, quien calificó de “exagerado” el comportamiento de las personas que realizaron compras durante los últimos cinco días. Sin embargo, indicó que la demanda en supermercados “bajó un poco el domingo” y aún más el lunes pero no descartó que ante un nuevo comunicado “drástico” por parte del gobierno se vuelvan a dar estos comportamientos.

“Las ventas de esos días fueron demasiadas, exageradas, mucho más que en Navidad, una locura. Ahora está volviendo todo de a poco a la normalidad lo que nos permite una correcta reposición porque el problema era que se podía cortar la cadena logística y que no dieran los tiempos para reponer (los productos), ahora está todo un poco más tranquilo”, explicó Menéndez.

En línea con esto, Daniel Fernández, expresidente y actual asesor del Centro de Almaceneros Minoristas, Baristas, Autoservicistas y Afines (Cambadu), dijo a El País que “en 72 horas se vendió más de lo que se vende siempre en Navidad” pero aclaró que a partir de ahora esas ventas van a bajar cada vez más.

“Ya no vamos a vender más nada porque todos tenemos en nuestras casas hasta tres paquetes de arroz, lo único que falta es alcohol en gel”, indicó Fernández.

Algo similar ocurrió en la industria frigorífica cuando el pasado fin de semana las ventas de carne bovina se dispararon. “Viernes y sábado se vendió como si fuera un feriado”, afirmó Jorge López, director del abasto Santa Clara quien indicó que “se comienza a notar la menor demanda” en el ámbito gastronómico.

“Hay muchos restaurantes cerrando y rechazando los pedidos que habían concertado, porque permanecerán cerrados y mandarán a su personal al seguro de paro”, confirmó López.

Mirando hacia adelante y negando cualquier posible desabastecimiento de carne, López consideró que ahora, “las ventas van a estar por debajo de lo normal” a la espera de qué pasará con la enfermedad. “La gente que tenía dinero para gastar y hacer el surtido de carne, ya lo hizo”, agregó.

Supermercado tras anuncio de coronavirus en Uruguay. Foto: Marcelo Bonjour
Supermercado tras anuncio de coronavirus en Uruguay. Foto: Marcelo Bonjour

Por otro lado, desde el sector se está previendo una menor oferta de carne nacional en el abasto, ya no solo por la paralización de las faenas en parte de la industria (algunas plantas suspendieron de un día para el otro), sino por la repercusión del coronavirus en los mercados. Según fuentes del sector consultadas por El País, hay importadores que piden a la industria uruguaya que no carguen sus pedidos o directamente, que no produzcan la carne que tenían previsto importar.

A su vez, los equipos de las faenas kosher ya se retiraron de Uruguay y la región por temor al coronavirus, repercutiendo en menores faenas.

Situación laboral.

Hoy habrá una reunión entre autoridades del Ministerio de Trabajo (MTSS), ASU, Cambadu y la Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios (Fuecys) para analizar qué medidas tomar en relación a la situación laboral de los empleados del sector y qué medidas sanitarias emplear. Desde Fuecys, uno de los planteos realizados fue la posibilidad de reducir el horario de atención al público en supermercados pero desde ASU no confirmaron aún si tomarán esa medida.

“Vamos a evaluar qué medidas sanitarias se pueden tomar en los lugares donde se tiene que seguir trabajando. Tenemos que ponernos de acuerdo sobre los cuidados para que los funcionarios no se sientan desprotegidos”, dijo Menéndez y sobre la posibilidad de enviar a colaboradores al seguro de paro dijo que “va a depender de la empresa y de los funcionarios”.

Para Fuecys la situación laboral actual es “caótica” dado que “no hay medidas preventivas claras”. Según indicó a El País el secretario de la organización, Favio Riverón, el objetivo principal de la reunión es “resolver un protocolo de acción”. Algunas de las medidas que se podrían llegar a tomar incluyen: limitar la cantidad de personas que ingresan a los comercios, crear mayor distancia entre los cajeros, emitir anuncios sanitarios de forma constante por los parlantes y brindar a los trabajadores los implementos para cuidarse.

Cesación de pagos.

Tanto Cambadu como Fuecys advirtieron por una “probable” cesación de pagos en lo que refiere a las obligaciones de las empresas con el Banco de Previsión Social (BPS) y la Dirección General Impositiva (DGI).

“Creemos que la cesación de pagos se va a dar. Por eso una buena medida sería que el gobierno postergue el aumento de las tarifas que tenía previsto para el 1° de abril” indicó Riverón.

Por su parte, desde Cambadu Fernández dijo que solicitarán que tanto BPS y DGI “den más tiempo y aire para que las empresas puedan pagar” y hacer frente a las obligaciones dado que en el sector gastronómico “los envíos a seguro de paro y los cierres van a ser masivos”.

Aumentan los envíos al seguro de paro

Cada vez son más las empresas que envían a sus colaboradores a seguro de paro. Según informó Favio Riverón, secretario de Fuecys, a El País “la situación es complicada y desordenada” porque las empresas “no conversan los criterios (de envío al seguro de desempleo) con los sindicatos”. De acuerdo con la información de Fuecys, hay más de seis empresas (todas de indumentaria) que “están enviando al seguro de paro entre el 50% y 70% de su plantilla laboral”. Sumado a las empresas anunciadas ayer (Chic Parisien, Lolita, Rotunda, SiSi y Los Cuatro Ases), Riverón confirmó que también están en esta situación Daniel Cassin y Urban. “Ya notificamos de esto al MTSS para que intenten frenarlo”, indicó Riverón.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados