INFORME

El efecto en la diferencia de precios entre supermercados en el Este y Montevideo, ¿qué pasó?

Para una mayor parte de los productos seleccionados, las cadenas cobran precios más altos en Punta del Este que en Montevideo durante la temporada de verano.

Fuera de la meta: inflación sigue por encima del rango meta del Banco Central, de entre 3% y 7%. Foto: Fernando Ponzetto
Supermercados: diferentes precios para sus locales en Montevideo respecto a aquellos ubicados en Atlántida, Piriápolis y Punta. Foto: Fernando Ponzetto

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Durante la temporada de verano, al recorrer las góndolas de las cadenas de supermercados en el este se reconocen algunos precios más altos en relación a los mismos establecimientos en Montevideo. Pero, la particularidad que se vivió en la primera quincena de enero 2021, es que el sobreprecio fue menor en relación a 2020. .

Veamos lo que sucedió en Punta del Este. En los primeros 15 días de enero, los precios en las cadenas de supermercado estaban en promedio 3,09% por encima de esas mismas cadenas en Montevideo.

Sin embargo, el año pasado el sobreprecio en el mismo periodo fue de 11,79%. Los datos pertenecen al informe Precios en el Este 2021 del Área de Defensa del Consumidor de la Dirección General de Comercio del Ministerio de Economía y Finanzas. Cabe recordar que los promedios pueden esconder grandes diferencias por detrás.

Al clasificar las presentaciones según el grupo de productos a las que pertenecen, para la primera quincena de enero “los mayores sobreprecios promedio en Punta del Este se observan en el grupo limpieza del hogar (3,76%), y alimentos y bebidas (3,69%). Le sigue el grupo frutas y verduras (2,40%). Las presentaciones de cuidado personal son las que en promedio tienen un sobreprecio menor (1,30%)”, indicó el informe.

¿Qué pasó? Daniel Menéndez, gerente general de la Asociación de Supermercados (ASU), atribuyó el fenómeno a una reducción de la demanda. La pandemia de COVID-19 golpeó al turismo, sobre todo por el repunte de casos que se vivió desde mediados de noviembre. En los balnearios del este, donde suelen veranear parte de los uruguayos y extranjeros, no hubo tanta afluencia de gente.

El economista, asesor en temas de defensa de la competencia, Leandro Zipitría dijo a El País que una “explicación plausible” de la diferencia de sobreprecio entre un año y el otro es la caída en el nivel de demanda. A eso se le suma que hubo un “cambio en la composición” de los turistas en esa zona. Por el cierre de fronteras, fue prácticamente nula la cantidad de argentinos que visitaron los balnearios.

Menéndez contó que la venta estuvo, en promedio, entre un 30% y 35% por debajo del año pasado en términos generales. La retracción era “previsible” por la menor cantidad de personas.

No obstante, destacó que hubo un mayor consumo de hogar “porque la gente se cuida” por la pandemia. Si eso no sucedía, la reducción en la facturación podría haber sido peor. En referencia a febrero, espera que sea “más o menos igual”.

En el caso de Devoto y Disco el nivel de ventas fue un 30% menor en la primera quincena de enero en relación al mismo periodo de 2020, según informó Grupo Disco (propietario de Disco y Devoto) a El País. Sobre febrero, indicó que se espera la misma tendencia.

“Nunca vimos una caída de esta magnitud. Compensar con el gran Montevideo será muy difícil”, dijo.

Góndola de supermercado en Uruguay. Foto: Fernando Ponzetto
Góndola de supermercado en Uruguay. Foto: Fernando Ponzetto

La otra cadena de supermercados que toma el informe es Tienda Inglesa. Su director comercial, Santiago Barbeito, dijo a El País sobre febrero: “Si bien aún estamos en los primeros días, nos permite ser optimistas para lo que ocurra en las próximas semanas, apostando a la semana de carnaval”. El segundo mes del año “siempre cobra más importancia el turismo interno, y en este año particular sabemos que su relevancia será aún mayor”, agregó.

Los costos de los locales.

Por otra parte, Menéndez destacó que los “costos altos” que implica tener un local en una zona turística fueron absorbidos, en parte, por las empresas. Es decir, hubo una parte que se pudo trasladar a precios y otra que no.

El empresario recordó que los costos que enfrentan los locales ubicados en el este son anuales. Pero, claramente, el tráfico de personas por algunas zonas varía de acuerdo al momento del año. Algunas empresas tienen una ventana de 90 días para facturar lo suficiente para sostenerse los 365 días, señaló.

Además del costo de tener un local, por ejemplo, también marcó que se realiza una inversión para trasladar personal capacitado de Montevideo a los supermercados del este.

El economista especializado en temas de competencia, Sebastián Fleitas, por su parte, señaló a El País que los precios tienen dos componentes: un costo marginal del producto y el margen de las firmas. Entonces, ¿qué pudo haber pasado en 2021?

Una de las opciones es que los costos fueron más bajos que otros años y, por lo tanto, se redujeron los gastos que enfrentan las grandes superficies. Por ejemplo, si hubo una disminución de la demanda de productos, puede que los distribuidores los tengan a un precio más bajo.

Otra cosa que pudo haber sucedido es que los márgenes de las empresas sean menores al año pasado. Lo explicaría, según Fleitas, una temporada turística “peor” y un cambio en el público.

El economista entiende que el informe es “interesante”, pero no concluyente. Para tener un mejor panorama de qué sucede con los precios se podrían hacer dos cosas. Una es que los supermercados reporten los costos que tienen, saber “cuál es el precio al que compran”. De esa manera, se podría distinguir entre el costo marginal del producto y el margen de las firmas.

La segunda sería realizar una comparación de las estructuras de mercados en las diferentes regiones. Fleitas explicó que eso permitiría comparar lo que sucede, por ejemplo, entre una ciudad donde “hay muchas cadenas de supermercado” contra otra que tenga menos.

Algunos ejemplos

El informe del Ministerio de Economía presenta las diferencias de precio de algunos artículos por supermercado (Devoto, Disco y Tienda Inglesa) en Montevideo, Atlántida, Piriápolis y Punta del Este n la primera quincena de enero. Por ejemplo, el repelente Off Family Crema de 200 gramos valía en Devoto en Montevideo $ 315, en Piriápolis y Punta del Este en $ 328. En Disco en Montevideo y en Atlántida el precio era de $ 315 y en Punta del Este es de $ 328. En Tienda Inglesa el precio en Montevideo era de $ 275, en Atlántida de $ 289 y en Punta del Este de $ 307. La sal fina yodada fluorada Sek de 500 gramos tenía un precio de $ 53 en Devoto en Montevideo y de $ 54 en Piriápolis y Punta del Este. en Disco valía $ 52 en Montevideo y Atlántida y $ 54 en Punta del Este. En Tienda Inglesa en Montevideo era de $ 54, en Atlántida de $ 56 y en Punta del Este de $ 60.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados