¿Atraso cambiario?

El efecto del dólar en el turismo y qué se prevé para la temporada

“Lo que más nos preocupa y ocupa en estos momentos es la situación económica de nuestros vecinos y su impacto en nuestra actividad de cara a una nueva temporada de verano”, señaló el presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo, Juan Martínez.

El desafío para la próxima temporada de verano es mayor. Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo

"Lo que más nos preocupa y ocupa en estos momentos es la situación económica de nuestros vecinos y su impacto en nuestra actividad de cara a una nueva temporada de verano. El mapa del sector turismo en la actualidad está complicado, y el panorama del futuro inmediato no es alentador", escribió en un editorial web el presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo, Juan Martínez.

En efecto, los números de actividad y empleo divulgados por la gremial así como un estudio del banco BCP Securities (especializado en inversiones en mercados emergentes) que demuestra el atraso cambiario en Uruguay respecto a un "dólar en equilibrio" —sumado a la mejor situación de Argentina—, presentan una realidad poco alentadora para el sector turístico por diversos factores.

Los últimos datos del Ministerio de Turismo, correspondientes al tercer trimestre del año, marcan que ingresaron al país un 12% menos de extranjeros que en igual período del año pasado —unas 82.000 personas menos— y gastaron US$ 50 millones menos en la comparación interanual. Se trató del segundo trimestre consecutivo de caída, tras una baja de similar dimensión entre abril y junio.

En su editorial, Martínez informó que "las tarifas en hotelería así como sus niveles de ocupación, en el último año, vienen cayendo trimestre tras trimestre". Como ejemplo, detalló que en Montevideo en julio-septiembre, el RevPar —indicador que mide el rendimiento financiero de un establecimiento hotelero; ingreso por habitación disponible en inglés— cayó 21,5% en los hoteles cuatro estrellas en relación al trimestre previo.

Otro dato que "preocupa" al presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo es que los cotizantes, según datos del Banco de Previsión Social (BPS), disminuyeron 23,4% en el primer semestre del año en hotelería y gastronomía.

Sumado a esto, el sector alojamiento tuvo un incremento interanual de 16,9% en junio de la cantidad de personas en seguro de desempleo, mientras que la suba en el rubro gastronomía es de 20,7% y llega en promedio al 90% en las rentadoras de autos sin chofer y agencias de viaje.

Por otra parte, Martínez indicó que la desaceleración "importante" que se prevé de la economía en su conjunto hacia 2019 "avecina una caída en el consumo interno, donde sin duda la actividad turística será la que más sufra" por el menor gasto de los uruguayos.

Además, mencionó "la fuerte competencia desleal del informalismo y el crecimiento de la inseguridad" como temas que "afectan nuestra actividad". Respecto a lo primero, El País dio cuenta días atrás que la Dirección General Impositiva (DGI) ya instrumentó un sistema para que paguen IVA e Impuesto a la Renta las plataformas digitales, entre las que está la popular web de alquileres Airbnb.

Competitividad.

"El cambio sufrido en la relación de competitividad con nuestros vecinos, ha venido impactando en la actividad turística, más que en ninguna otra actividad productiva del país, aguardándose una fuerte retracción en lo que resta del 2018 y en 2019", manifestó Martínez.

De acuerdo al índice elaborado por BCP Securities —al que accedió El País—, la moneda uruguaya está 51% por encima respecto al dólar de su valor de equilibrio (es decir el dólar debería estar más caro de lo que está).

El indicador se basa en una metodología bilateral de paridad de precios de compra que ajusta por devaluación e inflación tomando como punto de partida el primer día de 2009 —en plena crisis financiera—, cuando "la mayoría de las monedas de los mercados emergentes estaban bien valoradas", explica el informe

De los seis emergentes que analiza el informe, Uruguay es el que tiene la moneda más sobrevaluada. En México está 6% arriba del equilibrio, mientras que en el resto está subvaluada (por debajo del equilibrio): Argentina 2%, Brasil 4%, Rusia 13% y Turquía 43%.

A modo de comparación, en lo que va del año el dólar en Uruguay se incrementó un 13,47%; bastante por debajo del aumento en Argentina (93,31%) y algo menos que en Brasil (15,60%).

Esto lleva a que el país sea más caro para los argentinos. De hecho, en el tercer trimestre del año cayó 27% la llegada de visitantes del vecino país y un 25% el gasto en términos reales, que se suma a una reducción de 21% y 9% respectivamente en abril-junio.

Por todo esto, Martínez cerró su editorial expresando que para la temporada esperan una baja de 30% de los visitantes extranjeros (similar previsión hizo Cinve hace unos días ) y un ingreso por divisas en términos reales 13% menor.

El plan promocional y una señal de "optimismo"

La Cámara de Turismo instrumentó un "gran plan promocional" en palabras de Martínez, que otorgando descuentos en alojamientos y compras provocó una "gran afluencia de turistas" el fin de semana largo del 12 al 14 de octubre. "Nos dio un cierto optimismo (ese resultado) si cuidamos nuestros destinos y continuamos con esta política de cuidado de precios", dijo el presidente de la gremial. Informó que habrá junto al Ministerio una "presentación promocional en Buenos Aires" en los próximos días.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)