Comercio exterior

Efecto soja: ¿cómo le fue a Uruguay en exportación?

Informe del BID muestra las ventas por país en América.

Foto: AFP
Foto: AFP

Las exportaciones de América Latina y el Caribe crecieron a un ritmo interanual estimado de 9,9% en 2018, una desaceleración con respecto al 12,2% de 2017. Pero hay que tener en cuenta que en ese año se puso fin a cuatro años consecutivos de contracción. Uruguay fue el único país sudamericano y uno de los cuatro de América Latina y el Caribe que vio caer sus ventas al exterior en 2018, según un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

"La desaceleración ganó intensidad a lo largo del año y fue principalmente el resultado del deterioro del desempeño exportador sudamericano, y en menor medida centroamericano, que no fue compensado por la mejora observada en México y el Caribe", afirmó el BID.

Señaló que "Uruguay fue el único país de la subregión en el que las exportaciones se contrajeron en 2018 (-4,4% al combinar volumen y precio), debido a la fuerte caída de los volúmenes (-12%). La contracción de las exportaciones se replicó en la mayoría de los principales socios y Sudamérica fue el destino que más contribuyó a la caída, en particular Brasil. La sequía, que afectó a la producción agropecuaria, especialmente a la soja, explicó en gran parte la retracción de las exportaciones uruguayas".

Los otros países de América Latina y el Caribe que tuvieron menos exportaciones en 2018 respecto a 2017, fueron Guatemala (-2,6%), Guyana (-4,1%) y Belice (-14,2%).

A su vez, Venezuela vio estancar sus ventas al exterior (apenas subieron 0,5%) debido a una gran caída del volumen exportado (de 29%). En el total, el estancamiento se explica porque aumentó el precio de lo exportado.

Los países que más incrementaron sus exportaciones fueron Trinidad y Tobago (+32,7%), Jamaica (+28,5%), Ecuador (+16%), Colombia (+14%) y Bolivia (+12,9%).

Destinos.

En el caso de Uruguay, las exportaciones cayeron a todos sus destinos salvo Asia (excluido China) donde aumentaron 10,2%. Precisamente a China, las ventas se mostraron en el mismo nivel que 2019 (apenas variaron 0,1%).

Las ventas a Unión Europea (siempre al combinar precio y volumen) disminuyeron 3% respecto a 2017, mientras que las exportaciones a Estados Unidos lo hicieron 3,8%.

Las ventas a América Latina y el Caribe se retrajeron 4,6% y particularmente a Sudamérica 5,5%, según el estudio del BID.

Al tomar en cuenta lo sucedido en América Latina y el Caribe en su conjunto, "China fue el socio más dinámico mientras que Estados Unidos, principal destino de las exportaciones regionales, incrementó sus importaciones por debajo del promedio", explicó el organismo.

"Aun así, la economía norteamericana fue la que más contribuyó a la expansión total de las ventas externas de América Latina y el Caribe. En conjunto, ambos países explicaron dos tercios del aumento. Las compras de la Unión Europea y la propia región registraron tasas positivas, pero con tendencias decrecientes a lo largo del año", agregó.

El informe expresó que "la ralentización de las ventas externas latinoamericanas y caribeñas obedeció principalmente al deterioro de los precios de los principales productos de exportación. Sin embargo, se registró también una notable desaceleración de los volúmenes exportados en la mayoría de los países de la región".

A su vez, "el desempeño comercial de Sudamérica padeció fuertemente la dinámica de los precios de los productos básicos que componen la canasta exportadora. Desde principios de 2018 se observó una sustancial retracción de las cotizaciones de los productos básicos agrícolas y minerales, solo parcialmente compensada por la tendencia alcista, pero volátil, del mercado del petróleo", afirmó el BID.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)