MERCADO LABORAL

Efectos de la pandemia: creció cantidad de jóvenes y mujeres en seguro de paro

Según un informe del BPS con datos a abril, es mayor el porcentaje de jóvenes y mujeres que cobran el subsidio por desempleo que un año atrás.

Fachada del BPS. Foto: Francisco FLores.
Banco de Previsión Social. Foto: Francisco Flores.

Los indicadores del mercado laboral, que reflejan los impactos del COVID-19 en distintos sectores y grupo de trabajadores, vienen saliendo con atraso. Días atrás se conoció el nivel de desempleo de marzo, pero según dijeron analistas a El País, el indicador más relevante para observar este fenómeno son los datos del subsidio por desempleo del Banco de Previsión Social (BPS).

Si bien el número global de beneficiarios es reportado a diario, los informes con detalles sobre los trabajadores abarcados llevan más tiempo y recién se divulgó el correspondiente a abril. A ese mes, había 185.588 beneficiarios. Respecto a la evolución de la cantidad de abarcados por el subsidio por desempleo, ayer el presidente del BPS, Hugo Odizzio, dijo que se observó “en junio en descenso en la cantidad de beneficiarios”. Según recogió Subrayado, el jerarca dijo que hay “entre 10% y 15%” de caída del número de trabajadores que cobran este subsidio o el correspondiente por enfermedad. “Pone en evidencia un proceso lento, pero de ya iniciada reactivación”, declaró.

Según un reporte en base a esos datos de la representación de los empresarios en el BPS -al que accedió El País-, del total de 185.588 beneficiarios del subsidio hay un 28% -unos 52.000 trabajadores- que tienen entre 20 y 29 años.

En abril de 2019, cuando la cantidad de beneficiarios era notoriamente inferior, la franja etaria con mayor cantidad de trabajadores abarcados era entre 30 y 39 años.

A su vez, las solicitudes durante abril para que nuevos trabajadores cobren el subsidio -una señal hacia los próximos meses- se concentraron en mayor medida en la franja de entre 30 y 39 años (27,3% del total).

Otro cambio de tendencia que se observó producto de los efectos de la pandemia en el mercado de trabajo tiene relación con el género de los beneficiarios. En el cuarto mes del año pasado el 37% del total eran mujeres, guarismo que creció en 2020 al 48,2% -esto son cerca de 89.500 personas-.

En el caso de las solicitudes, hubo un leve descenso respecto a marzo de la representación femenina -del 51% del total pasó a 50,3%-.

El salto en el número total de beneficiarios respecto a abril del año anterior fue del 330%, unos 142.500 trabajadores más.

Según el reporte, la actividad que más incidió en ese crecimiento fue “comercio al por mayor y al por menor, con 38.148 beneficiarios más (506,1%)”, seguido por la industria manufacturera que sumó “21.646 beneficiarios, equivalente a una variación de 288,4%”. Además, el rubro “alojamiento y servicios de comida presentó un crecimiento de 14.567 beneficiarios, una variación de 733,1%”.

Por otra parte, el reporte consignó que el importe promedio que recibieron quienes cobraron el subsidio por desempleo en abril fue $ 17.700. Frente a marzo subió notoriamente el promedio de dinero percibido por los beneficiarios porque al haber comenzado las medidas de aislamiento social a mitad de mes, esto hizo que muchos trabajadores cobraron medio mes de subsidio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados