Impactos regionales e internacionales

Empeoran proyecciones de actividad, déficit e inflación

Analistas prevén crecimiento de 2,7% en 2018 y que se incumpla meta fiscal.

La actividad industrial verificó una baja en el décimo mes del año.
Foto: Archivo El País

Los acontecimientos en el panorama regional e internacional (con impactos en Uruguay) sumados a las novedades internas del último tiempo llevaron a analistas y bancos a empeorar sus pronósticos sobre todas las variables económicas de cara al final del año: menor crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), mayor déficit fiscal e inflación.

También esperan un dólar más alto al cierre del 2018 que el relevamiento anterior. Esto se desprende de la edición de junio de la encuesta FocusEconomics Consensus Forecast LatinFocus —a la que accedió El País— que elabora Focus-Economics y respondieron 18 bancos y consultoras.

Se trata de la primera edición luego de conocido el dato del PIB del primer trimestre del año —que marcó una expansión de 2,2% respecto al mismo período del 2017 y de 1,1% frente al trimestre anterior— y de que el gobierno enviara al Parlamento la última Rendición de Cuentas de la actual gestión.

Gráficas apertura Economía LatinFocus

"La economía cambió a una marcha ligeramente superior al comienzo del año, pero el crecimiento, sin embargo, se mantuvo moderado. La actividad estuvo impulsada por un consumo privado fuerte, aunque desacelerado, que se enfrió en el primer trimestre en un contexto de intensificación de las presiones inflacionarias y aumento del desempleo", fue el análisis que realizó FocusEconomics.

Actividad.

Hace un mes los analistas preveían que el PIB local se expandiera al 2,9% en 2018, pero revisaron a la baja esa proyección y para esta edición el consenso de las respuestas se ubicó en 2,7%. Es incluso mayor la corrección si se toma en cuenta el pronóstico relevado en abril, cuando se estimaba un crecimiento del PIB de 3,1%.

El más optimista entre los consultados fue Capital Economics que indicó una expansión de 3,5% de la economía uruguaya, y el peor vaticinio lo realizó República AFAP con 2%.

Gráfica economía 2

FocusEconomics repasó que la actividad puede fortalecerse en los próximos trimestres por "la sólida demanda interna, el repunte de la inversión y el crecimiento sostenido del consumo", así como por el efecto rebote por la reapertura de la refinería de Ancap (permaneció cerrada entre mediados de febrero y octubre de 2017).

Aunque también marcó riesgos como "la disminución de la producción agrícola debido a factores relacionados con el clima" y los impactos por "la turbulencia económica en curso en Argentina", ya que Uruguay continúa "siendo algo vulnerable a los shocks externos".

En tanto, para 2019 los analistas y bancos promediaron una previsión de crecimiento del PIB de 2,8%, con respuestas que variaron entre 2,2% (Citigroup) y 3,5% (BBVA Research).

La proyección del gobierno en la Rendición de Cuentas es que la economía se expanda 2,5% este año y 3,3% en 2019.

Déficit.

El resultado de las cuentas públicas es la mayor preocupación macroeconómica hoy día, ya que el último registro (12 meses cerrados a mayo) ubicó el déficit en 4% del PIB, el mayor nivel desde fines de 2016. Inicialmente el objetivo del gobierno era bajar el rojo del sector público a 2,9% este año y culminar el período con 2,5%, pero esas previsiones cambiaron: ahora aspira a cerrar el 2018 con un déficit de 3,3%, el año siguiente con 2,9% y alcanzar el 2,5% en 2020.

El CEF se relaciona con el Poder Ejecutivo a través de él. Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

Pese a la "tensión" de las cuentas fiscales que reconoce el Ejecutivo en la Rendición de Cuentas, se acordó un aumento del gasto de US$ 150 millones para los próximos dos años (en 2019 no es posible cambiar la asignación presupuestal).

Estas novedades hicieron que los analistas revisaran sus pronósticos, pasando de esperar el mes pasado un déficit de 3,3% a prever ahora un rojo de 3,4% en el resultado del sector público al finalizar el año. El mejor escenario lo proyectó el Citigroup al indicar un déficit de 3,2% y la peor situación la planteó el Santander con 3,6%.

Para dimensionar el cambio de situación, tres meses atrás los consultados por FocusEconomics estimaban un déficit de 3% al finalizar el 2018.

De cara a 2019 los analistas pronostican un rojo de 3,2% de las cuentas públicas, es decir 0,4 puntos porcentuales por encima del nuevo objetivo oficial.

Inflación.

Hace dos meses que el Índice de Precios del Consumo (IPC) salió del rango meta del Banco Central (BCU) —entre 3% y 7%— mostrando una aceleración de la inflación tras casi un año dentro del objetivo. Los analistas prevén que la situación se mantenga y se cierre el año con un IPC en 7,4% —igualmente sería inferior al 8,11% que alcanzó en los 12 meses a junio.

BCU paga tasas de 5.45% en pesos ajustados a la inflación. Foto: AFP
Foto: AFP

Los pronósticos de los 18 consultados variaron entre 6,7% (HSBC) y 8,8% (BMI Research). Para el año próximo el consenso marcó una inflación de 7,2%, con respuestas que oscilaron entre 6,1% (Moodys) y 8,7% (Equipos Consultores).

Las previsiones de inflación se ubicaban en 7,2% en los dos relevamientos previos, y en 7,3% tres meses atrás.

tipo de cambio

Dólar.

El escenario cambiario viene sufriendo variaciones ya que la divisa se fortalece a nivel internacional, haciendo que tras un 2017 con el "dólar planchado" en Uruguay ya haya subido 11,2% desde el 20 de abril.

Hace dos meses, el consenso entre los analistas era un dólar a $ 30 al final del año, pero ahora corrigieron las expectativas y prevén que esté a $ 31,8. La cotización más baja para el cierre del 2018 la planteó Oxford Economics con $ 29 y la mayor fue $ 33, hecha por el Instituto de Economía de la Universidad de la República y el Citigroup.

Al culminar el próximo año, el promedio de predicciones ubica al dólar en $ 33,9 con respuestas que varían entre $ 29,8 (Oxford Economics) y $ 35,7 (Equipos Consultores).

Vecinos también están en baja

Tres meses atrás los analistas que responden el FocusEconomics preveían que Argentina crezca al 2,6%, pero ahora estiman que se expanda solamente 0,9%, con algunos que incluso pronosticas una caída del PIB en el país vecino. La revisión a la baja también ocurrió, aunque en menor medida, en Brasil: se esperaba que la actividad aumentara 2,5% hace tres meses, y ahora la proyección de consenso es 1,9%.

Mal escenario por región, dólar y salarios
Salarios: Primera baja desde 2003.

Las consultoras económicas han estado revisando a la baja en el último tiempo sus previsiones sobre PIB por el nuevo escenario regional y local.

La economista Florencia Carriquiry, de Deloitte, dijo a El País que rebajaron tres décimas la proyección del PIB para 2018 —desde 2,7% a 2,4%— por "el fuerte deterioro del panorama regional que ha generado una mayor suba del dólar, una inflación más alta y una marcada moderación de los salarios reales" que llevará a que "el consumo privado tenga un marcado enfriamiento". Aparte mencionó la merma en la producción sojera que "pegará fuerte en las exportaciones", y la baja del turismo por las peores condiciones económicas de los vecinos.

Al tiempo que PwC ajustó a 2% (desde 2,5%) su previsión de expansión de la economía. La analista Matilde Morales sumó a los factores, la baja en la ocupación y el deterioro del mercado laboral, además de que los precios internacionales de los productos exportados "no vuelan" y "la gran limitante para las ventas externas que es la competitividad" —destacó que el Índice de Tipo de Cambio Real está "en el nivel más bajo de los últimos 35 años".

Mientras que CPA proyecta un crecimiento de la actividad de 2,3% para este año, cuando hace unos meses manejaba un pronóstico de 3%. "Se consolidó un escenario financiero más desafiante por el fortalecimiento global el dólar, el aumento de las tasas de interés y la disminución de los flujos de capitales hacia países emergentes", que hace que Uruguay reciba "un shock internacional negativo amplificado por la frágil situación regional", comentó el economista Germán Deagosto.

Si bien las consultoras no manejan proyecciones puntuales sobre el resultado del sector público, Carriquiry dijo "que en las circunstancias actuales y con la dinámica que vemos del gasto, existe un riesgo elevado de deterioro adicional del déficit". En la misma línea, Morales expresó que es "difícil su reducción en un contexto de menor crecimiento económico".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º