Por caso Petrobras

Empresa que construía regasificadora se ampara a ley de quiebras en Brasil

La constructora OAS, una de las mayores de Brasil, solicitó ayer acogerse a la ley de protección de quiebras por la "intensa restricción de crédito" que sufre por ser investigada en el marco del escándalo de corrupción de Petrobras y anunció que venderá numerosos activos.

La medida afecta a nueve empresas del Grupo OAS y permitirá al conglomerado renegociar sus deudas con los acreedores y proveedores con la mediación de la Justicia, para intentar evitar la quiebra definitiva y con el objetivo de "continuar operando y preservando miles de empleos", según un comunicado.

OAS es la segunda gran constructora de Brasil que se acoge a la ley de quiebras por el caso Petrobras, después de que Galvão Engenharia hiciera lo mismo la semana pasada.

En el marco del proceso, OAS realizará una fuerte desinversión y pondrá a la venta numerosos activos en empresas que no están dedicadas a la construcción pesada, el negocio central del grupo. La constructora se encarga en Uruguay de las obras del gasoducto de la regasificadora. Para eso fue contratada por Gas Sayago.

Sin embargo, fue desvinculada de la otra parte del proyecto la construcción de dos muelles y una escollera- por GNLS (consorcio local conformado por GDF Suez y la japonesa Marubeni), luego de producirse diferencias técnicas entre ambas empresas.

La constructora, entre otros activos, venderá el 24,44% del capital de la empresa de infraestructuras Invepar, que gestiona el aeropuerto internacional de San Pablo (Guarulhos).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)