SALIDA

La empresa de monopatines Lime sigue los pasos de Movo y anuncia su retiro de Uruguay

Tras el reciente alejamiento de la española Movo -que pertenece a Cabify- solamente funcionará en Montevideo la mexicana Grin.

La empresa había desembarcado en el país a fines de abril de 2019 con 300 monopatines. Se está retirando de 12 ciudades. Foto: Gerardo Pérez
La empresa había desembarcado en el país a fines de abril de 2019 con 300 monopatines. Se está retirando de 12 ciudades. Foto: Gerardo Pérez

La compañía estadounidense de monopatines Lime (financiada por Google y Uber) anunció a través de un comunicado que se retira del país. Tras el reciente alejamiento de la española Movo -que pertenece a Cabify- solamente funcionará en Montevideo la mexicana Grin.

“Desafortunadamente, tomamos la difícil decisión de cerrar las operaciones de Lime en Montevideo y cerrar el mercado en las próximas semanas. Esto significa que los scooters Lime ya no estarán disponibles para alquilar en los próximos días”, señala el comunicado de la empresa californiana. La compañía había desembarcado en el país a fines de abril de 2019 con 300 monopatines.

“Cualquier saldo restante en su billetera Lime se puede usar en cualquier ciudad donde operamos”, agrega el comunicado. El reembolso también se puede solicitar a través del sitio web de la compañía, llenando un formulario.

“Pedimos disculpas por cualquier inconveniente que esto le pueda causar, y apreciamos la asociación que tuvimos con usted en Montevideo”, agrega la empresa, que se encuentra atravesando dificultades económicas a nivel global y también se retirará de otras ciudades sudamericanas, entre ellas Buenos Aires.

El retiro de Lime y de Movo coincide con la decisión de la Intendencia de Montevideo de prohibir la circulación de bicicletas y monopatines por la vereda de la rambla, que esta semana generó un cruce de acusaciones entre el director de Movilidad Urbana de la IMM, Pablo Inthamoussu, el alcalde del Municipio CH Andrés Abt, y el edil nacionalista Javier Barrios Bove, quien consideró que el decreto municipal tiene “una pésima redacción”.

La empresa Movo.

La empresa española Movo, que desembarcó en Uruguay a mediados del año pasado, también resolvió irse de Montevideo. La compañía había sumado unas 300 unidades al parque de monopatines.

El director global de Asuntos Públicos de Movo, Miguel Abad, dijo el viernes pasado desde Méjico a El País que la decisión de la empresa, que pertenece a la multinacional Cabify, obedece a “distintos factores”.

Movo. La empresa española, parte de Cabify, funcionará en los barrios Centro, Cordón y Punta Carretas. (Foto: Gentileza Movo)
La empresa pertenece a la multinacional Cabify. Foto: Gentileza Movo.

“Creemos que las regulaciones de por sí son necesarias, pero que tienen que considerar también cosas mucho más flexibles. Romper un modelo de operación es complicado, sobre todo cuando esas ventajas eran las que facilitaban el uso de estas nuevas tecnologías, que se ven muy limitadas. Creemos que valía la pena estar regulados, pero sin tantas restricciones. Hasta el momento habíamos trabajado en una comunicación muy sana con la Intendencia, esperemos que lo que siga de aquí en adelante sea de común acuerdo con las empresas. Más que obligar a los usuarios, es un tema de enseñanza, de cultura y de ir generando conciencia”, indicó.

Abad también descartó que se hayan retirado del mercado por el robo y las roturas de sus monopatines. “Siendo honestos, nuestras tasas de robo fueron significativamente inferiores que las de los demás jugadores”, anotó.

El empresario dijo que los monopatines se utilizarán en otras ciudades. Y destacó que “el hecho de haberlos importado significó costos relativamente altos en comparación a otros mercados. Las tasas son muy considerables”.

La empresa Grin.

En tanto, la empresa Grin, que tiene unos 700 monopatines en las calles de Montevideo, entiende que el decreto aprobado por la Junta Departamental va en consonancia con las regulaciones que se han hecho en otras ciudades del mundo, aunque aguardará la reglamentación que hará la Intendencia para ver cómo se terminan de ajustar las disposiciones para estos vehículos.

“Es la regla general que se prohíba andar por las veredas, lo digo con respecto a los monopatines, no me quiero meter con las bicicletas. Entiendo que la rambla tiene otro concepto y que ustedes la usan de otra manera también”, declaró a El País desde Argentina la responsable de Asuntos Públicos de Grin, Melisa Cabo.

Los números no le cierran a la firma

Lime dejará de operar en 12 ciudades alrededor del mundo, incluidas siete de América Latina: Buenos Aires, Bogotá, Montevideo, Lima, San Pablo, Río de Janeiro y Puerto Vallarta.

El anuncio fue confirmado por la empresa en su sitio web y el cierre implica el despido de unas 100 personas, cerca del 14% de su plantilla de trabajadores.

El motivo es que el negocio no le es rentable en varios países, por el costo de los monopatines y la vida útil de los mismos, que necesitan tener un alto nivel de arrendamiento para que el negocio sea viable.

Lime opera en más de 120 ciudades en todo el mundo y sus pérdidas se acercaron a los 300 millones de dólares en 2019, con más de 420 millones de dólares en ingresos brutos, según indicó el portal internacional The Information.

En la página oficial de la compañía, Brad Bao, co-fundador y CEO de Lime, escribió: “Si bien la gran mayoría de nuestros más de 120 mercados han adoptado soluciones de transporte de micromovibilidad rápidamente y son rentables, hay comunidades seleccionadas en todo el mundo donde la micromovibilidad ha evolucionado más lentamente”.

“Estos cierres del mercado tienen un efecto no solo en los pasajeros, sino en toda nuestra comunidad de Lime”, agregó el empresario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados