Medidas de ahorro

Empresarios argentinos muestran descontento tras endurecimiento fiscal

Las principales agrupaciones empresariales de Argentina mostraron ayer su descontento tras el anuncio del Gobierno de un endurecimiento de la política fiscal hacia las exportaciones, aunque la diferenciación por sectores ha hecho que las medidas sean bien recibidas en algunos rubros.

Mauricio Macri. Foto: Reuters
Mauricio Macri. Foto: Reuters

Como parte de un paquete de medidas que pretende ahorrar 12.500 millones de pesos argentinos, (US$ 422,36 millones) este año y $53.000 millones de pesos argentinos en 2019 (US$ 1.790 millones), el Ejecutivo redujo un 66% los reintegros a la exportación y congeló durante seis meses la bajada de las retenciones a la exportación de derivados de soja.

Tras estas decisiones, la Unión Industrial Argentina (UIA), una de las patronales con más peso del país, manifestó en un comunicado su "preocupación por el impacto negativo que tendrán para el conjunto del sector productivo".

Para la UIA, los problemas de Argentina tienen en común la "necesidad de generación de dólares genuinos", y medidas como estas "no hacen otra cosa que incrementar las dificultades para revertir el saldo negativo" de su balanza comercial.

"Si se dificulta el desarrollo de la economía productiva, el país profundizará los problemas de corto, mediano y largo plazo", señaló la patronal industrial, que pidió "reglas de juego claras, previsibles y estables en el tiempo".

Una de las medidas que ha tenido un mayor impacto político ha sido la suspensión de las retenciones a la exportación de aceite y harina de soja, un cultivo que supone con diferencia el principal complejo exportador de la nación sudamericana.

La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) expresó "sorpresa" y "preocupación" por este decreto y los "perjuicios" que ocasionará este decreto, que revierte temporalmente una de las mayores promesas del presidente Mauricio Macri hacia el campo y que le sirvió para acercarse a este sector, que mantuvo importantes enfrentamientos con el kirchnerismo.

Cuando Macri llegó al poder, las retenciones a la exportación de grano de soja y de sus derivados se encontraban en el 35% y el 32%, respectivamente, se redujeron progresivamente hasta el 26% y el 23% actuales, y con las disposiciones de hoy ambas quedarán en el 18% en diciembre de 2019.

El presidente de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria, Carlos Iannizzotto, lamentó que el paquete fiscal del Gobierno genera "incertidumbre" a las economías regionales", y opinó que "el Gobierno puede recaudar más apostando de otra manera, que es promocionando las exportaciones y teniendo un perfil exportador más agresivo que con estas medidas que reducen la competitividad".

Sin embargo, sobre la medida que equipara la fiscalidad del grano de soja y sus derivados aseveró que "parece razonable", aunque trasladó su preocupación por si "como sucede habitualmente, los costes terminan recayendo sobre los productores".

Por parte de la Sociedad Rural Argentina, el presidente de la entidad, Daniel Pelegrina, recordó que igualar las retenciones del grano de soja a las de la harina y el aceite es un "reclamo histórico de la producción que finalmente fue escuchado".

"Hay que ser cautelosos del impacto que la medida tendrá en el mercado a corto plazo, a la larga, creemos que generará mejores precios para productores y menos reclamos de 'dumping' (competencia desleal) a nivel internacional, dando nuevos mercados y oportunidades comerciales para el país", concluyó el dirigente de la Rural.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º