ESTADOS UNIDOS

Empresas piden cese de guerra comercial

Más de 600 compañías de Estados Unidos le solicitaron a Donald Trump resolver la “guerra comercial” con China

Donald Trump. Foto: Reuters
Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Foto: Reuters.

Más de 600 compañías de Estados Unidos pidieron al presidente Donald Trump resolver la “guerra comercial” con China. Empresas como Walmart Inc, Target Corp y más de 600 otras compañías instaron en una carta al presidente de Estados Unidos a que resuelva la disputa comercial con China, asegurando que los aranceles dañan a las empresas y consumidores estadounidenses.

La misiva es la última de muchas enviadas al gobierno estadounidense por parte de Tariffs Hurt the Heartland, la campaña nacional contra los gravámenes respaldada por más de 150 grupos de comercio representantes de la agricultura, la manufactura, el comercio minorista y la industria tecnológica.

La carta es significativa en momentos en que escalan las tensiones entre Washington y Pekín y llega antes de una posible reunión entre Trump y su par chino, Xi Jinping, en la cumbre del G-20 a fines de mes en Osaka, Japón. Trump ha dicho que quiere reunirse con Xi y decidirá si extiende los aranceles a casi todas las importaciones desde China tras eso.

Con menos de tres semanas para las conversaciones entre los líderes de ambos países, son bajas las expectativas de progresos hacia finalizar la guerra comercial. Fuentes han dicho a Reuters que hay pocos preparativos para una reunión, incluso cuando la salud de la economía mundial está en juego.

“Seguimos preocupados por la escalada de aranceles recíprocos”, afirma la nueva carta enviada a Trump. “Los aranceles aplicados en general no son una herramienta efectiva para cambiar las injustas prácticas comerciales de China. Las tarifas son aranceles pagados directamente por las compañías estadounidenses (...) no por China”.La Casa Blanca no respondió inmediatamente un pedido de comentarios.

Aranceles adicionales sobre bienes chinos importados por valor de US$ 300.000 millones, que se suman a los gravámenes ya impuestos, eliminarían más de dos millones de empleo en EE.UU.

También sumarían más de US$ 2.000 en costos para la familia estadounidense promedio y reducirán el valor del Producto Interno Bruto en un 1%, agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados