ECONOMÍA DEL VECINO PAÍS

Empresas prevén que Argentina se desinfle

Una de las más importantes compañías de producción de acero de la Argentina ya lo tiene escrito en sus balances como una precisa anticipación de lo que le ocurrirá a la economía local en los próximos meses.

Mauricio Macri durante un discurso en su reciente visita a España. Foto: EFE
Mauricio Macri. Foto: EFE

Mientras en la actualidad reflejan ventas con un aumento anual de 10% en el primer semestre —un efecto que se condice con los números oficiales que muestra el Indec—, las colocaciones a futuro de ese bien pronostican una caída del mismo porcentaje en el segundo. De esta manera, el año terminaría —creen— empatado, en el mejor de los escenarios esperados.

La venta de acero no es un tema menor para la actividad. Es el principal insumo de los sectores que se convirtieron en motores de la economía en los últimos meses: la construcción y la industria automotriz. "Ese segundo semestre se compara con un avance de 20% del mismo semestre de 2017", contaron en esa empresa para minimizar el efecto de desaceleración que vivirá la actividad económica en los próximos seis meses, algo de lo que los analistas privados vienen hablando desde hace tiempo.

Los datos de abril publicados por el Índice Sintético de la Actividad de la Construcción incluyen un número que vaticina ese freno: la superficie cubierta autorizada por los permisos de edificación, un indicador del avance de la actividad privada en ese sector, cayó 19,6%. Es la baja más importante desde febrero de 2017. La actividad privada representa el 75% del total del rubro de la construcción. El resto es obra pública, una de las variables que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne , aseguró que recortará para reducir el déficit fiscal.

"El cimbronazo cambiario trajo una serie de efectos no deseados", estimó a La Nación Gustavo Weiss, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco). "El primero es una tasa de interés al 40%. Pero también el aumento de los inmuebles en dólares. Aquellos que tenían un préstamo en UVA no llegan ahora a comprar con los pesos que les da el banco. Hay una menor demanda de viviendas terminadas y mayor retracción del mercado. Por otro lado, la obra pública y la reducción de 30.000 millones anunciada impactará en las obras futuras", señaló. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º