TALENTOS PARA DELOITTE

Empresas priorizan la agenda ética, revisando el impacto de las tecnologías en colaboradores y sociedad

La integración de personas y tecnología impone una nueva forma de trabajo con grandes desafíos éticos que los líderes deben gestionar. 

Ética y el futuro del trabajo: del “podríamos” al “deberíamos”. Foto: Deloitte.
Ética y el futuro del trabajo: del “podríamos” al “deberíamos”. Foto: Deloitte.

El futuro del trabajo evoluciona y las organizaciones se encuentran integrando personas, tecnología, fuerzas de trabajo alternativas y nuevas formas de trabajo. Por lo tanto, los líderes luchan con una creciente gama de desafíos éticos.

Los retos están en la interacción entre las personas y la tecnología. Allí surgieron nuevas preguntas dentro de la agenda ética como, por ejemplo, el impacto de las tecnologías emergentes en los colaboradores y en la sociedad.

Las organizaciones que abordan estos problemas de manera directa —cambiando su perspectiva para considerar no solo el “¿podríamos?” sino también el “¿deberíamos?”— estarán bien posicionadas para tomar decisiones audaces que ayuden a generar confianza a todas las partes interesadas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados