Economía

Empresas en problemas: por mes van 10 a concurso de acreedores

El sector agropecuario es de los más complicados por endeudamiento

Pili: la más complicada en cuanto a deudas impagas: US$ 42,2 millones solo a bancos; además su concurso fue rechazado a nivel judicial. Foto: Daniel Rojas
Pili: la más complicada en cuanto a deudas impagas: US$ 42,2 millones solo a bancos. Foto: Daniel Rojas

El más reciente y resonado caso fue el de la empresa láctea Pili, que la semana pasada se presentó a concurso de acreedores —el miércoles la Justicia lo rechazó— tras acumular deudas impagas por unos US$ 42,2 millones en un sector que se encuentra en plena crisis. Pero no es la única y no será la última: desde enero de 2017 hasta los primeros días de agosto de 2018, 176 firmas fueron a concurso, a un promedio de casi 10 por mes.

Según comentaron diversas fuentes a El País, el sector agropecuario (tanto a nivel de productores como de venta de insumos) es el que presenta mayores problemas y la mayoría de las empresas que solicitaron el concurso son del interior.

Según los datos aportados por la Liga de Defensa Comercial (Lideco) a El País, en lo que va de 2018 (hasta el 10 de agosto) se contabilizan 59 pedidos de concurso por parte de empresas, siendo 42 voluntarios (solicitado por el propio deudor) y 17 necesarios (solicitado por un acreedor).

Entre las firmas en esta situación, hay varias "agroindustrias como las del sector lácteo, otras que venden insumos (al agro) y también empresas netamente agrícolas", dijo a El País el presidente de la Federación Rural, Miguel Sanguinetti.

El año pasado se presentaron a concurso 117 empresas (93 voluntarios y 24 necesarios), el mayor número desde el 2002 y casi un 50% más que en 2016. Según publicó El Observador, entre las compañías en problemas en 2017 había agencias de viajes, constructoras, bodegas y viñedos, importadoras, firmas de venta de celulares e insumos informáticos y empresas del rubro agroindustrial como los molinos Dolores, Florida y Cosechas del Uruguay.

Los últimos datos que divulgó el Banco Central (primer trimestre de 2018) están en línea a esa situación complicada: el agro tiene el mayor endeudamiento en relación a lo que produce, con un ratio crédito-producto bruto cercano al 80% y por encima del último trimestre de 2017.

En el Banco República informaron a El País que "la morosidad en el segmento corporativo" está "estable en los últimos meses, en el entorno del 7,5%" mientras que la morosidad general es de "cerca del 6%".

"Una importante proporción de la morosidad" del segmento empresarial "se explica por la situación de pocos clientes", se agregó. Uno de esos casos es el de Pili.

Más allá que "el fracaso" en la cosecha de soja "precipitó" la situación de muchos productores y firmas que vendían insumos, Sanguinetti señaló que por las características del sector "el deterioro se va dando de a poco y la clave es si tenés un país que te acompaña o no, que quiere decir tomar medidas en la medida que va habiendo problemas con las empresas y los gobiernos del Frente Amplio no lo han hecho".

Para el presidente del Pit-Cnt, Fernando Pereira, el número de empresas en concurso es "un tema serio" ya que implica "que hay trabajadores que se quedan sin empleo y eso no tiene vuelta". Además, señaló que "no siempre cuando una empresa se funde, se funde el empresario, pero siempre pierden el trabajo los empleados y no siempre logran cobrar".

La central sindical pidió un informe para conocer la lista de las firmas que solicitaron el concurso y "analizar en qué rubros" se concentra este fenómeno, "cuáles son las dificultades de esos sectores" y arribar a una conclusión. "Algunas (firmas que cerraron) están vinculadas a la apuesta a la exportación a países que luego no lograron concretarse, como Pili, y otras tienen otro tipo de problemas", indicó Pereira.

También subrayó que frente a estos casos "cobra importancia" la concreción del fondo de garantía laboral que reclama hace tiempo el Pit y que el gobierno aún continúa elaborando (pese a tener el rechazo de las cámaras empresariales), que consistiría en destinar un porcentaje de los aportes para que puedan cobrarse de allí los créditos laborales que dejan las compañías que cierran.

Interior.

Los problemas de las firmas agrícolas impactan directamente en varios departamentos. El presidente de la Federación Rural expresó que "cuando al campo le va mal, le empieza a ir mal primero a los pueblos del interior, después a las ciudades cuya economía depende del campo, y al final le va mal a Montevideo".

Para Pereira, del Pit, "cualquier empresa (del interior) que cierra provoca un impacto grande, porque si se pierden 50 puestos de trabajo en Montevideo es importante pero se licua con otros que surgen, pero en el interior los emprendimientos importantes (que cierran) claramente afectan las economías de los departamentos y tienen un impacto muy grande".

Cuentas.

En los 12 meses a junio de 2018 se suspendieron 1.465 cuentas bancarias por emisión de cheques sin fondo, y 478 cuentas fueron clausuradas.

Frente a un año atrás hubo una disminución de 5,48% y de 10,82% respectivamente, aunque se trata del período con mayor registro de los últimos cuatro años. La suspensión por seis meses es determinada por los bancos cuando luego de cinco días en que se notificó el rechazo del pago de algún cheque por falta de fondos, no hubiera recibido acreditación de que el mismo haya sido pago. La clausura dura de uno a dos años y es impuesta por el Banco Central en los casos en que se den los motivos de suspensión en más de un banco o se libraran cheques contra cuentas ya sancionadas.

Agro a Concurso

Pili. La láctea es de las que tiene mayor endeudamiento impago. Solo con bancos tenía deudas en mora por US$ 42,2 millones a fin de junio, según los datos del Banco Central. De ese monto, US$ 41,4 millones son con el Banco República (BROU).

Bascou
. El intendente de Soriano, Agustín Bascou, tiene una explotación agropecuaria que también tuvo problemas y se presentó a concurso de acreedores. La deuda impaga con bancos ascendía a US$ 8,5 millones a fin de junio. De ese monto, la mayor parte es con el banco Itaú: US$ 6,1 millones.

Modiluz SA. Otra empresa del rubro agropecuario acumula deudas en mora con bancos por US$ 7,1 millones, de los que US$ 5,2 millones son con el BROU.

Agritec SA.
La firma de químicos agropecuarios tiene una "colocación vencida" por US$ 1,5 millones y "vencido en gestión" por US$ 1,7 millones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º