CONCURSOS

Empresas en problemas: segundo dato más alto en últimos 11 años

En siete meses del año, la cantidad de compañías que se presentaron a concurso de acreedores es la segunda más alta en 11 años.

Caputto acordó con el comprador del campo brindar el servicio de envasado de la fruta. Foto: AFP
Citrícola salteña. Foto: Archivo El País

En siete meses del año se solicitó el concurso de acreedores para 53 empresas, según datos divulgados ayer por la Liga de Defensa Comercial (Lideco). En 2018 se habían presentado 52 entidades en enero-julio y en 2017 fueron 64 en ese período, siendo el más alto desde que está vigente la nueva ley de Concursos (2009). Así, los 53 en lo que va de este año, constituyen el segundo registro más alto en 11 años.

De los 53 concursos de acreedores, “45 fueron concursos voluntarios (es decir presentados por el propio deudor concursado) y ocho fueron concursos necesarios (es decir solicitados por un tercero legitimado)”, explicó Lideco.

Una de las empresas emblemáticas que entró a concurso de acreedores este año fue Citrícola Salteña S.A. (Caputto).

“En cuanto a las cuentas corrientes bancarias sancionadas, tal como venimos analizando desde el 2017, luego de años de crecimiento en las cantidades anuales que observábamos hasta finales del año 2015, la tendencia cambió manteniéndose estables, aunque con oscilaciones, hasta agosto del 2017, para luego comenzar una baja que continúa hasta estos días”, indicó Lideco.

“El último dato disponible es a junio de 2019, en donde las cuentas corrientes sancionadas en los últimos 12 meses fueron 1.756 en total, representando una caída de un 9,62 % respecto a igual período del año anterior. De esta cantidad, 1.307 fueron las cuentas suspendidas, representando una disminución de un 10,78 % respecto a igual período del año anterior y 449 las clausuradas, representando una disminución de 6,07 % respecto al período julio de 2017 - junio de 2018”, agregó.

Según Lideco, esta caída en los últimos años de las cuentas sancionadas puede “explicarse en parte” porque “la cantidad total de cheques compensados y no compensados en todo el sistema uruguayo viene disminuyendo más de un 10% en los períodos interanuales, tanto en cantidades como en montos”.

Los infractores que pueden ser sancionados son los firmantes del cheque y los titulares de la cuenta, sean estos una persona o una empresa. La suspensión es por seis meses y la realiza cada banco. La clausura puede ser por uno o dos años y la realiza el Banco Central.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)