EN RELACIÓN AL INGRESO

El endeudamiento de las familias está en el mayor nivel en tres años

En relación al ingreso anual que perciben, el endeudamiento de las familias con bancos y empresas administradoras de crédito alcanzó un máximo en casi tres años. El Banco Central afirma que pese a esa suba, todavía el endeudamiento “se mantiene en niveles reducidos”.

Entre enero y marzo el BCU había comprado US$ 500,8 millones para ponerle un “piso” al dólar. Foto: Darwin Borrelli
El del Banco Central muestra una caída en la morosidad. Foto: Darwin Borrelli

El endeudamiento de las familias con el sistema bancario y las empresas administradoras de crédito aumentó en relación al ingreso que perciben y llegó a fin de marzo a un máximo en tres años, según el Reporte del Sistema Financiero del primer trimestre del Banco Central (BCU) divulgado ayer.

De todas maneras, el BCU remarcó que “el endeudamiento de las familias con el sistema bancario y las empresas administradoras de créditos se mantiene en niveles reducidos (27,3% del ingreso anual)”.

La anterior vez en que ese relación (endeudamiento frente a ingreso anual) estuvo más alta fue en junio de 2016 cuando rondaba el 28%.

El endeudamiento por crédito al consumo con bancos representaba a fin de marzo de este año el 12,6% del ingreso anual de las familias. Al sumar los créditos con las financieras, ese ratio sube a 16,7% del ingreso anual y al agregar el crédito hipotecario llega al 27,3% mencionado.

A diferencia de lo ocurrido en la crisis de 2002, el endeudamiento de las familias está casi totalmente (95% del total) en moneda nacional.

Respecto a un año atrás, la morosidad de los préstamos a familias ha bajado. En el caso de los créditos para vivienda, los vencidos (es decir a la fecha de pago no se abonaron) eran el 1,3% del total frente al 1,6% de fin de marzo de 2018. Para los préstamos al consumo, la morosidad era de 4,2% respecto al 4,6% de marzo de 2018.

En el primer trimestre del año, las familias pagaron por créditos al consumo en Unidades tasas de interés de 11,16% anual en promedio, en tanto en préstamos para vivienda las tasas fueron de 6,24% anual. En ambos casos tuvieron leves subas respecto a fin de 2018.

En tanto, por créditos en pesos con autorización de descuento de la cuota en el sueldo, las tasas pagadas fueron de 34% anual, mientras que en los casos que el préstamo fue sin descuento de la cuota en sueldo, las tasas treparon a 99% (estaban en menos de 80% a fin de 2018).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados