Seguridad social

El envejecimiento y lo “ridículo” de jubilarse a los 60

A futuro habrá "serios problemas" si no se hace una reforma.

Jubilación. Foto: Pixabay
Jubilación. Foto: Pixabay

Uruguay atraviesa actualmente por lo que se conoce como “bono demográfico” -crecimiento de la Población Económicamente Activa (PEA)- que se extenderá entre 10 y 19 años más. Esta etapa se debe aprovechar para generar un crecimiento de la actividad.

Luego, se revertirá el proceso y cambiará la estructura etaria del país, con un mayor porcentaje de jubilados y menor cantidad de nacimientos. “En los próximos 80 años se necesitarán 7,5% más del PIB (US$ 4.520 millones en la actualidad) para pagar jubilaciones y pensiones, 4% más del PIB (US$ 2.411 millones) en el sector público”, indicó la administradora estatal República AFAP que cita trabajos de la Cepal y el Banco Mundial.

El presidente de esta AFAP, Luis Costa relanzó el debate de una reforma de la seguridad social, ya que dijo que es necesaria y que habrá que elevar la edad de retiro de 60 a 65 años y la cantidad de años de cotización requeridos de 30 a 35.

El ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori había dicho en entrevista con El País a fines del año pasado que “si el país no hace una profunda reforma de su seguridad social va a tener serios problemas en el futuro” y que “el próximo gobierno tendrá serios problemas para equilibrar sus cuentas públicas, porque el gasto endógeno es tremendo por la forma en que está evolucionando, y lo más importante del gasto endógeno son la seguridad social y la salud”.

Los serios problemas que ve Astori en el futuro, quedan graficados según un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) publicado días atrás por El País. Allí, se señaló que en el caso de Uruguay “la tasa de dependencia (el cociente entre la población de 65 años o más y la población entre 15-64 años) más que se duplicará en 80 años”. La tasa de dependencia pasó de 12,9% en 1950 a 22,5% en 2015 y se proyecta que será 35,3% en 2050 y a 55,7% en 2100.

El líder de Programa en el Banco Mundial (BM), que supervisa los proyectos de Salud, Protección Social, Educación, Pobreza y Empleo en Argentina, Paraguay y Uruguay, Rafael Rofman había dicho en entrevista con El País en 2016 que “lo que parece central es darle al sistema previsional mucha más flexibilidad.

Hoy que alguien se jubile a los 60 años es ridículo. Un modelo que te genera un contexto en el cual te saca de la fuerza de trabajo a los 60 años a tipos que tienen productividad, es suicida. Hay que invitarlo a que se quede, facilitarle que se quede y hay que promover que se quede” por lo que a su juicio, “el tipo de modelo al cual hay que converger” es el de la jubilación parcial (por ejemplo, trabajar la mitad del horario y cobrar la mitad de la jubilación).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º