DGI

Escribanos obligados a controlar el pago del Impuesto de Primaria desde setiembre

El director de Rentas, Joaquín Serra, informó a principio de año que habían detectado unos 8.000 morosos con deudas superiores a los $ 50.000.

IRPF:  DGI embolsó por este concepto $ 30.558 millones en 6 meses, esto es 4,4% más interanual. Foto: Ariel  Colmegna.
Foto: archivo El País

Desde el próximo 4 de septiembre "los escribanos no podrán autorizar ninguna enajenación de bienes inmuebles sin que se les justifique el pago de la totalidad" del Impuesto de Primaria del ejercicio en curso o su correspondiente exoneración, informó ayer la Dirección General Impositiva (DGI).

Para tales efectos, el fisco comunicó que "emitirá una constancia de estar al día con el impuesto o de estar exonerado", que estará disponible en su web. "Se deberá tener en cuenta para su obtención, que la presentación de las declaraciones y/o los pagos correspondientes, deberán haberse efectuado, con una antelación de 10 días hábiles", aclaró la DGI.

Fue este año que la DGI asumió el cobro del Impuesto de Primaria, que antes era gestionado por la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP). El fisco ya anunció que saldría a fiscalizar los padrones obligados a pagar el tributo y que también utilizará esa información para controlar el Impuesto al Patrimonio.

El director de Rentas, Joaquín Serra, informó a principio de año que habían detectado unos 8.000 morosos con deudas superiores a los $ 50.000.

El Impuesto de Primaria debe ser abonado por los propietarios, prominentes compradoras (con promesa de compraventa), poseedores y usufructuarios de bienes inmuebles urbanos, suburbanos y rurales de todo el país, siempre que el valor imponible en la cédula catastral sea superior al monto exonerado ($ 163.587). Los contribuyentes asumen la obligación de pagar el tributo al año siguiente de adquirir un inmueble.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º