CONTROLES

“El mismo esquema antilavado se viene para la corrupción”, advirtió presidente de la Jutep

Ricardo Gil Iribarne dijo que es una tendencia internacional que lidera la OCDE, como ocurrió en el pasado con la transparencia en temas de lavado de activos.

Ricardo Gil Iribarne, presidente de la Jutep. Foto: Gerardo Pérez
Ricardo Gil Iribarne, presidente de la Jutep. Foto: Gerardo Pérez

“En un plazo de tres a cinco años veo que el tema anticorrupción va a tomar una fuerza parecida al antilavado en cuanto a las exigencias internacionales y los controles. La mano viene pesada por el lado de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE)”, dijo Ricardo Gil Iribarne, presidente de la Junta de Ética y Transparencia Pública (Jutep).

El funcionario explicó que hoy día son escasos los controles internacionales por el tema corrupción. En la Organización de Estados Americanos (OEA) y Naciones Unidas se hacen evaluaciones “que comparadas con las de lavado son un jardín de infantes”, señaló Gil Iribarne al participar el martes de un evento en el Colegio de Contadores.

“La OCDE va por una línea totalmente distinta (a estos otros organismos). La convención sobre sobornos de OCDE incluye responsabilidad penal de las personas jurídicas, se sanciona a las empresas que favorecen el soborno y se incluyen beneficios para las que hacen las cosas bien”, repasó el presidente de la Jutep.

Aclaró que Uruguay no firmó aún esa convención, pero son exigencias que “progresivamente” llegarán, como ocurrió con los controles antilavado en el pasado. “Así nació el GAFI (Grupo de Acción Financiera Internacional), que es primo hermano de la OCDE”, remarcó.

En otras partes de su disertación, Gil Iribarne fue crítico con la postura de la clase política y el Estado respecto a la transparencia. “No es bueno hacer como que hacemos. Si prohibimos cosas que después nadie controla ni castiga es eso”, subrayó.

Como ejemplo, mencionó lo que ocurre con las declaraciones juradas que presentan los funcionarios públicos: “Dan mucho trabajo y sirven para poco, en 20 años el resultado es casi cero. Hay 55.000 funcionarios que la presentan pero no hay mucho control”, señaló.

Al respecto, sostuvo que se aprobó una nueva ley que en principio planteaba sumar a “actores privados como los adjudicatarios de licitaciones públicos y todos los integrantes del sistema de salud”, pero la Jutep pidió que no porque “ya tenemos problemas y hay miles de omisos, no sirve para nada” más cantidad. Sí se acordó que la Jutep presente el año próximo “un anteproyecto sobre corrupción privada”.

También Gil Iribarne cuestionó que se perfore el secreto bancario y tributario para enviar información al exterior, pero no para que la Jutep controle las declaraciones juradas. “Si me dicen tengo $ 100 en el banco le tengo que creer, no puedo pedirle datos al sistema financiero a ver si es cierto”, concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados