INFORME

La estrategia para la deuda que plantea el gobierno y la emisión global en pesos que se vendrá

“Una piedra angular de la política de gestión de la deuda será continuar mitigando los riesgos de refinanciamiento mediante operaciones proactivas de gestión de pasivos", indicó el MEF.

Ministerio de Economía y Finanzas. Foto: Archivo El País
El MEF tiene planteada su estrategia de deuda para el actual período.. Foto: Archivo El País

El nivel de la deuda pública uruguaya en relación al Producto Interno Bruto (PIB) está 20 puntos por encima del de sus pares de calificación de riesgo (BBB, un escalón por encima del mínimo del grado inversor), “un punto de partida muy malo en el nivel de deuda”, que es “un diagnóstico de las calificadoras de riesgo que nos lo muestran permanentemente e insisten con ese punto permanentemente”, dijo en entrevista con El País publicada ayer, la coordinadora de Política Económica del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Marcela Bensión.

Ese nivel no va a cambiar a mediano plazo (de hecho hacia fin de 2024 el gobierno prevé que la deuda neta sea de 63,9% del PIB), por lo que el manejo del endeudamiento es un factor clave para mantener la calificación.

¿Cuál es la estrategia del gobierno? ¿Cómo están valorando la deuda uruguaya los inversores? ¿Qué opciones se abren?

“Una piedra angular de la política de gestión de la deuda será continuar mitigando los riesgos de refinanciamiento mediante operaciones proactivas de gestión de pasivos tanto en los mercados nacionales como internacionales, manteniendo un enfoque conservador de prefinanciamiento y líneas de crédito de contingencia de instituciones multilaterales”, indicó la Unidad de Gestión de Deuda del MEF en su reporte trimestral divulgado ayer.

Este enfoque viene de gobiernos anteriores e implica por un lado realizar operaciones de emisión, canje y recompra de deuda. Así, emite bonos a plazos medianos y largos y ofrece a inversores que tienen bonos con vencimiento a corto plazo canjearlos por nuevos o recomprárselos. De esa forma estira los vencimientos de deuda.

Por otro lado, prefinanciarse implica tener “en caja” en todo momento el monto suficiente para hacer frente a vencimientos de deuda de los siguientes 12 meses. Las líneas de crédito de contingencia, son préstamos que los organismos tienen aprobados para Uruguay y es el gobierno el que decide cuándo desembolsarlos. Fueron utilizados apenas estalló la pandemia del coronavirus en Uruguay, cuando el acceso a los mercados internacionales estaba cerrado o a un costo elevado.

A esto se suma que el gobierno “también reforzó su compromiso de seguir reduciendo el riesgo de tipo de cambio de su cartera de deuda, al apuntar a una participación del 50% del total de la deuda denominada en moneda local para 2024”, indicó el reporte. Actualmente el 44,2% de la deuda está en moneda local.

Dólar. Foto: Archivo El País
Dólar. Foto: Archivo El País

“Para lograr este objetivo, el gobierno buscará continuar” con el desarrollo de “curvas de rendimiento sólidas y líquidas en moneda local” y la promoción de los mercados de derivados para cubrir la exposición cambiaria”, explicó la Unidad de Gestión de Deuda.

“En este sentido, a fines de octubre, el gobierno convirtió un préstamo del Banco Mundial por US$ 40 millones a pesos nominales a tasa fija con un horizonte de 11 años, fijando una tasa total anual de 7,85%”, informó el reporte.

La posibilidad de que el próximo año el gobierno emita un bono en pesos nominales está latente. A fines de junio el gobierno colocó en el mercado global un bono en Unidades Indexadas (UI) con vencimiento en 2040 por el equivalente a US$ 1.600 millones y otro en dólares con vencimiento en 2031 por US$ 400 millones.

Pero, en esa ocasión, el gobierno tuvo la posibilidad de emitir en pesos nominales. “Había demanda, la vimos, conversamos con los inversores por pesos nominales”, había revelado a El País el director de Tesorería del banco Itaú (uno de los organizadores de la emisión) Agustín Tafernaberry.

Teniendo en cuenta que la demanda está (los bonos uruguayos cotizan a valores históricos, ver aparte) y teniendo en cuenta que en junio de 2022 vence uno de los dos títulos globales en pesos nominales de Uruguay, es casi un hecho que el gobierno buscará emitir un nuevo título en pesos.

La otra forma de lograr el objetivo de desdolarizar la deuda, es a través de “profundizar la internacionalización de los mercados nacionales de bonos soberanos en un esfuerzo por diversificar la base de inversionistas y ampliar el acceso al financiamiento en moneda nacional”, explicó la unidad del MEF. Esto es, facilitar el proceso para que inversores del exterior (fondos principalmente) participen en las emisiones de deuda locales que realiza el gobierno.

De hecho, el informe del MEF resaltó que “los mercados de deuda doméstica en Uruguay han estado funcionando de manera ordenada desde el punto de inflexión del mercado global el 19 de febrero, y el gobierno ha podido completar todas las subastas programadas de bonos del Tesoro vinculados a la inflación (UI) y al salario (Unidades Previsionales)”.

A su vez, “en lo que va del año, las emisiones en el mercado local ascendieron a más de US$ 2.000 millones equivalentes, muy por encima de años anteriores, representando más de la mitad de la emisión total de deuda durante el año”, agregó.

Monitorean la evolución del SiGa por riegos

Ante la pandemia del coronavirus y para evitar la falta de liquidez en las empresas, el gobierno reforzó al Sistema de Garantías (SiGa) que hasta fin de septiembre había avalado US$ 373 millones, lo que supone prèstamos de bancos por US$ 493 millones. “Si bien este apoyo de política anticíclica no tiene un costo fiscal inicial inmediato, sí acumula pasivos contingentes públicos, con el gobierno expuesto a futuras solicitudes de efectivo de algunas de estas garantías. Por esta razón, el gobierno está monitoreando de cerca y divulgando estos pasivos contingentes fiscales. En coordinación con las autoridades de supervisión bancaria, el gobierno está revisando periódicamente el potencial de realización del riesgo a medida que se dispone de nueva información”, indicó el reporte oficial. “Las autoridades volverán a calibrar el diseño específico del SiGa según sea necesario, para evitar efectos secundarios no deseados (como incentivos por endeudamiento excesivo o asignación imprudente de riesgos)”, añadió.

Retorno de bonos uruguayos en nivel histórico.

El reporte trimestral de la Unidad de Gestión de Deuda del MEF señaló que “el exceso de liquidez global y las medidas de estímulo han impulsado a los inversores a buscar rendimiento de la deuda externa en los mercados emergentes, lo que ha contribuido a la apreciación de estos mercados de bonos. Los flujos de capital hacia los mercados emergentes han mostrado signos de una lenta recuperación en los últimos meses, en medio de las importantes salidas registradas durante marzo-abril”.

En ese contexto, “Uruguay no ha sido una excepción a esta tendencia”, afirmó la Unidad de Gestión de Deuda. Así, “sus curvas (de rendimiento), tanto en moneda extranjera como en moneda local, experimentaron un repunte impresionante, con rendimientos actualmente por debajo de los promedios históricos”, agregó.

“En el caso del mercado global del dólar, los bonos soberanos de Uruguay han mostrado el desempeño de retorno total más alto en los mercados emergentes a la fecha, mostrando un fuerte impulso en el crédito (Uruguay) debido a la estabilidad institucional del país y el apoyo general a la nueva administración por su manejo de la pandemia y su agenda política”, aseguró el reporte. “Con la mejora en el tono del mercado global y el sentimiento general de (apetito por) riesgo hacia los activos en moneda local, los rendimientos de los bonos globales en peso nominal y vinculados a la inflación (UI) también se han ajustado desde los máximos de la pandemia y actualmente se negocian en los mínimos del año hasta la fecha”, explicó.

Ayer el riesgo país que mide el diferencial entre los bonos de un país (en este caso Uruguay) y los de Estados Unidos (considerados libres de riesgo) bajó una unidad y se ubicó en 137 puntos básicos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados