"Qué sigue mal y qué hacer"

¿Qué estrategias podrían mejorar la gestión de Ancap?

Especialistas sugieren reformas en pos de una mejor gestión del ente.

Cambios: definir portafolio, mejorar división de roles entre gobierno, Ancap y regulador y definir estructura de precios de combustibles. Foto: Fernando Ponzetto.
Cambios: definir portafolio, mejorar división de roles entre gobierno, Ancap y regulador y definir estructura de precios de combustibles. Foto: F. Ponzetto.

Los malos resultados de Ancap en el período comprendido entre 2010 y 2015, sumados a algunos conflictos de nivel político, y a la última suba del precio de los combustibles, han hecho que la lupa de los diversos sectores de la sociedad uruguaya estén puestos sobre la gestión de la empresa pública.

A partir de esta situación, El País consultó a especialistas sobre cuáles consideraban que deberían ser las principales estrategias a implementar para lograr una gestión más eficiente de Ancap.

En este sentido, un artículo escrito por el economista Sebastián Fleitas en su blog "Razones y Personas: Repensando Uruguay", ofició como disparador del tema.

En su artículo "Ancap: qué sigue mal y qué hacer", Fleitas advierte que hay tres ejes principales en los que el ente debería trabajar.

En primer lugar, mejorar la división de roles entre el gobierno, Ancap y el regulador (en este caso la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua - Ursea).

En segundo lugar, "reorganizar y regular de mejor forma los mercados en los cuales Ancap participa como proveedor final o como parte de la cadena de producción".

Y el tercer punto, plantea la discusión sobre cuáles deberían ser los bienes y servicios que integran el portafolio de Ancap, como también "ser explícito en las políticas de subsidios sobre estos productos", señala en el análisis.

Bajo la consigna propuesta por El País, el contador y socio de CPA Ferrere, Bruno Gili, analizó cuáles deberían ser las principales reformas de Ancap y manifestó que en la nueva dirección y gerencia del ente, hay "una comprensión cabal de las lógicas y conceptos del management (técnica de dirección de empresas) que se había perdido".

No obstante, dijo que "más allá de los esfuerzos que se persiguen para encauzar la gestión del ente", hay aspectos que resolver.

En este sentido, Gili presentó distintas ideas a ser desarrolladas y las clasificó según los diferentes niveles de la cadena de mando: "por encima de Ancap", "a nivel interno" y "por debajo de Ancap".

Sobre el primer nivel, el socio de CPA Ferrere sostiene que "el accionista (el Estado) debería definir con más claridad un mandato y exigir una tasa de retorno".

Eso implicaría una mayor claridad en las líneas del negocio, libertad en inversiones que le permitan cumplir con ese mandato y cumplir con su tasa de retorno.

"Esto supone también que cuando a la empresa se le pide que ejecute actividades que suponen un subsidio, el mismo sea explícito y financiado por rentas generales", explicó.

Para que las empresas públicas —y en este caso Ancap— puedan cumplir con su objetivo específico de proveer bienes y servicios definidos, en forma eficiente para el cliente final y para el accionista, Gili indicó que debe "necesariamente" crear valor.

"Que el resultado de Ancap dé ganancias no significa que esté bien, pues esa ganancia debe ser capaz de superar el costo de oportunidad de ese dinero. Solo puede crear valor si sus resultados superan el costo de capital, es decir el costo de oportunidad de los recursos invertidos", explicó.

Ahora bien, ¿qué es el costo de capital y cómo se calcula? Es uno de los elementos que determina el valor de una empresa, en concreto, es el rendimiento mínimo que debería ofrecer una inversión para que valga la pena realizarla. Según indicó Gili, el modelo teórico indica que debería calcularse la tasa de costo de capital que asume el riesgo que tiene un proyecto.

"Si miramos las tasas que obtienen las empresas de la misma industria en el resto del mundo, se puede estimar que su rentabilidad rondaría entre el 11 y el 13%", calculó de forma aproximada el socio de CPA Ferrere. En ese sentido, ¿cuál es la rentabilidad de Ancap hoy?

"Para saber eso, se puede medir la rentabilidad financiera (ROE, por sus siglas en inglés), que se calcula con la ganancia neta del año dividido el patrimonio de la empresa", explicó Gili, pero advirtió que la medida no es del todo eficiente ya que es una medida contable y lo ideal sería conocer la rentabilidad que obtiene en un mercado financiero.

"Como Ancap no cotiza en el mercado de valores, esos datos no se conocen", explicó.

Por lo tanto, si se toma en cuenta el ROE, en 2016 el ente tuvo una rentabilidad de 1,47%, mientras que en 2017 mejoró y fue de 4,54% aproximadamente. Si encima se le agregan riesgos que pueda tener el negocio, Gili señaló que la tasa de costo de oportunidad podría ubicarse en el entorno del 7 al 8%.

"Esos cálculos son estimativos pero sirven para valorar que la rentabilidad es baja, que apenas paga la deuda pero que no cubre el riesgo empresa y que mucho menos cumple con el nivel de rentabilidad internacional que obtienen las empresas de la industria", explicó.

Fijar una práctica de gobierno corporativo que le exija al ente determinada tasa de retorno es, según Gili, una de las principales sugerencias sumado a la libertad en la fijación de los precios de combustible.

"El Poder Ejecutivo (PE) debería revisar la política de impuestos y subsidios cruzados que inciden en el precio final. Además, el regulador debería definir topes de precios para proteger abusos del monopolio pero el PE no debería incidir en la fijación de precios", sentenció.

Además, en lo que respecta al nivel interno, Gili recomendó que se sigan revisando las unidades de negocio que generan pérdidas, tal y como sucedió con el reciente cierre de CABA. Consideró también que "se debe revisar la estructura general de costos con el objetivo de operar como un proveedor eficiente" y "analizar en qué medida el sistema de distribución primario y secundario es eficiente y está bien regulado".

Para el economista Leandro Zipitría, Ancap debería decidir en qué líneas de negocio quiere concentrarse. "En principio, deberían privilegiar el negocio de los combustibles que es donde tiene el monopolio", indicó.

Por otra parte, Zipitría señaló que la discusión debería estar centrada en el eje principal que debería ser replantearse la estructura del mercado de distribución y ventas minoristas de los combustibles.

"Asimismo, creo que Ursea como regulador tendría que tener muchas más competencias de las que tiene, pero el sistema político en general ha demostrado falta de interés en darle mayor grado de libertad. No sé por qué", concluyó.

Economista
Leandro Zipitría - Economista
Leandro Zipitría

"Lo primero que debería tener claro Ancap es a qué quiere dedicarse, ver en qué negocio se quiere centrar. Si los manejara a todos bien no pasaría nada, pero la evidencia parece que no muestra una eficiencia en el manejo de los recursos. Creo que la gestión actual está intentando ver qué línea de negocio va a priorizar. El cierre de Caba lo debería de haber hecho hace años, no tenía ningún sentido".

Presidenta de Ancap
Marta Jara - Presidenta de Ancap
Marta Jara

"Hace falta un cambio de cultura radical que nos permita ser más ágiles y centrados en los clientes (...) La tarea fundamental debería ser profundizar en la gobernanza de las empresas públicas para que adopten mejores prácticas de gestión y que estén sujetas a un control eficaz. También ahondar en la regulación de los monopolios", señaló la presidenta Jara en diálogo con Empresas & Negocios.

Socio de CPA Ferrere
Bruno Gili - Socio de CPA Ferrere
Bruno Gili

"Ancap debería revisar sus unidades de negocio, cerrar o reestructurar las que generen pérdidas, como ya hizo con Caba, ahora está pendiente con Ancap. A corto plazo, debería revisar la estructura general de costos para poder definir un plan de convergencia de los precios frente a la Paridad de Precios de Importación (PPI), con el objetivo de operar como un proveedor eficiente".

Elogios sobre análisis Ancap

La presidenta de Ancap, Marta Jara, elogió a través de su cuenta de Twitter al economista Sebastián Fleitas, a raíz de un análisis que publicó en su blog "Razones y Personas: Repensando Uruguay". El artículo se centró en la evaluación de la situación actual de Ancap y en la presentación de propuestas para mejorar la actual gestión del ente. Las principales sugerencias fueron: mejorar la división de roles entre el gobierno, Ancap y el regulador; reorganizar los mercados en los que el ente participa y discutir su portafolio de bienes y servicios. "No nos conocemos pero felicito el nivel de tu análisis. Enfoque que reconoce complejidad de los temas y contexto. Para una conversación seria y constructiva, no simplista", expresó la presidenta quien agregó que "Ancap se esfuerza por aportar información de calidad".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)