SUMINISTRO DE COMBUSTIBLES

Evalúan esencialidad ante paro de estaciones

La ministra de Industria se mostró molesta con los dueños de los comercios

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hay posibilidades que el gobierno declare esencial el suministro de naftas. Foto: archivo El País

El Gobierno analizará declarar esencial el suministro de combustibles si los propietarios de las estaciones de servicio efectúan la paralización de actividades prevista a nivel nacional para el lunes 21 y el martes 22.

Ayer, la ministra de Industria, Carolina Cosse, se refirió al diferendo con la Unvenu. Luego de ser la oradora en un almuerzo organizado por la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM), la jerarca indicó: “Me pareció raro que algunos actores (refiriéndose a los propietarios de las estaciones de servicio) salieran a plantear un conflicto con declaraciones realmente fuertes, antes de que tuvieran una reunión con el directorio de Ancap o con el ministerio. La verdad es que me duele que alguien salga a hablar así antes de tener una reunión”.

Y entonces, consultada sobre una posible declaración de esencialidad de mantenerse el paro, Cosse señaló: “Tenemos que analizarlo. Hay contratos vigentes. Esta es una relación entre estación y distribuidoras y distribuidoras y Ancap”.

La Unvenu había fijado el paro en el suministro de combustibles por mantener diferencias con la paramétrica con la cual Ancap le fija las ganancias. Pero la semana pasada, la empresa pública anunció que llevará a cabo un nuevo sistema de distribución de combustibles a partir del año próximo y eso aumentó el malestar en la Unvenu. Ayer por la noche una asamblea de la gremial de estacioneros discutía si mantenía las medidas previstas.

Antes, Cosse dijo que con el cambio en el modelo de distribución de Ancap se favorecerá a las estaciones de servicio más pequeñas, y dijo que un eventual paro de estacioneros supondría que no se cumplirían contratos. La jerarca señaló que “habrá una distribución por franjas que va a beneficiar a más de 240 estaciones de un total de 470 y pico”.

“La pregunta es esta. Tenemos que bajar US$ 320 millones de dólares. Tenemos que bajarlos. Es así. Es un impacto muy grande. Tenemos que emprolijar Ancap. El primer paso en este sentido es bajar la parte de distribución. Tenemos que hacer todos un esfuerzo y lo que tenemos que hacer es no perjudicar a los más pequeños. Hemos planteado este esquema por el cual las estaciones que venden menos van a ganar igual o más”, argumentó.

Cosse ejemplificó que una estación que cobraba como bonificación $ 1.590 millones por mes va a pasar a recibir $ 1.509 millones. Otras pasarán de cobrar $ 293.000 a $ 308.000.

Una paralización ya fue levantada en 2014

En 2014, la Unvenu había fijado un paro de dos días en el suministro de combustibles. La fecha prevista fue el lunes 29 y el martes 30 de septiembre. La no inclusión de costos por parte de Ancap en la paramétrica con la que le fija las ganancias a las estaciones de servicio que eran reclamados por la Unvenu, fue el disparador de la medida decidida.

Sin embargo, el domingo 28 de septiembre, la gremial de estacioneros decidió levantar la medida y retomar las negociaciones con el gobierno.

Durante los días anteriores se establecieron contactos entre jerarcas y directivos de la Unvenu. Pero el determinante para el levantamiento del paro fue una comunicación entre Roberto Kreimerman, en ese momento ministro de Industria, con la Unvenu que desactivó la medida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)